Sociedad

Menores de 10 años se lucen con sus robots en Olimpiada

Creatividad. Más del 50% de los participantes llegó del área rural

La Razón (Edición Impresa) / Aleja Cuevas / La Paz

01:55 / 11 de agosto de 2015

Niños cada vez más pequeños participan en el área de Robótica de la Olimpiada Científica. Este año destacaron los participantes de entre seis y diez años con prototipos de robots hechos con material desechable. Los colegios rurales duplicaron su presencia. “Mi sueño es construir un robot que fabrique juguetes para niños”, dijo Cristian Quispe, de diez años. Este alumno de 5º de primaria del colegio Don Bosco (Achacachi) hizo dos robots: uno con 12 mouses desechados y otro de madera, al que le puso los ojos de una muñeca y un motor para que ande.

Al igual que Cristian, más de 20 alumnos menores de diez años participaron con sus proyectos de robótica en la V Olimpiada Científica Estudiantil, cuya tercera fase se realizó ayer en la Universidad Católica Boliviana (UCB).

El evento es realizado en el ámbito nacional y ayer fue el turno de La Paz, donde se juntó a 150 equipos en tres categorías: Constructores, con la temática de dinosaurios con capacidad de movimientos; Hardware libre, en el que el robot es construido con sensores y circuitos para cumplir ciertos retos.  La tercera es el Lego robot, pieza prefabricada al que se le asigna funciones, explicó Roberto Sánchez, director de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación.

Dentro de las 150, 42 (Constructores) destacaron por el uso de botellas Pet, plásticos de radio y celular, cartón, cables, papel, lana, clavos, tornillos, globos, palos de helado y otros materiales desechables que fueron aprovechados por la creatividad de estudiantes. A diferencia de 2014, la presencia de escolares de seis, ocho, nueve, diez años fue masiva y sobresaliente. El Director de Ciencia y Tecnología consideró que las olimpiadas deben empezar en primaria.

Provincias. “Hemos visto que la capacidad de los niños es impresionante, ellos no ven obstáculos sino retos, usan toda su creatividad, lo único que les hace falta es apoyo en materiales”, señaló. La mayoría de los participantes tuvo que ver videos y luego hacer bocetos para tener las primeras ideas de cómo hacer su proyecto. Cristian, por ejemplo, trajo varios bocetos al encuentro, al igual que otra de sus compañeras de colegio, Jessica Apaza, de 4º de primaria, quien vio varias imágenes para hacer el dinosaurio rex.

Según Juan Pablo Crespo, coordinador de esta área, la presencia de alumnos de colegios rurales se duplicó. “Vienen de Ancoraimes, Achacachi, Los Andes, Patacamaya, Irupana y Sorata. Más del 50% de los participantes de este año llegó desde las provincias”.

Los alumnos utilizaron en más de un proyecto de robótica las jeringas y sondas de suero. Estos materiales fueron usados en el brazo hidráulico, un proyecto con el que ganaron en 2014 las niñas Erika y Esmeralda, de Ancoraimes. Esta vez ellas presentaron un dinosaurio rex con capacidad de levantar objetos con la boca y hecho con sondas y jeringas.

Para Pablo Zamora, jurado del área de Constructores, fue “fantástica” la participación, pues los alumnos se dieron modos de hacer sus robots con desechos. En el país, este año se inscribieron 1.500 equipos, a diferencia de 2014, cuando participaron 600.

Sorata se llevó medalla oro con el velociraptor

El dinosaurio velociraptor, que mueve la cabeza, el cuello y extremidades con la manipulación de 12 jeringas, fue el robot ganador del primer lugar en la categoría Constructores de la V Olimpiada Científica Estudiantil. “Estamos felices, es la primera vez que participamos y ganamos”, expresó Gregorio Chura, uno de los siete alumnos del grupo que fue acreedor de la medalla de oro.  Los estudiantes son de 6º de secundaria de la unidad educativa General Enrique Peñaranda del Castillo, del municipio de Sorata, provincia Larecaja. 

El robot que construyeron mide 90 centímetros de altura y 150 centímetros de largo. Para dar forma al velociraptor, los alumnos, tal como manda la convocatoria, tuvieron que usar material reciclado.  “Los alumnos fueron a buscar retazos de trupán al taller de un carpintero y reciclaron discos compactos”, contó Saúl Siles, tutor y maestro de Informática. Según Chura, la construcción del velociraptor demandó dos meses.

El principal material para dar movimiento a la cabeza, la mandíbula, el cuello, el cuerpo y patas fueron las jeringas, sondas de suero, alambres, un motor de DVD y el uso de la computadora, para dar límites a los movimientos. El segundo lugar fue para Yovana Bautista y Miguel Quispe, del colegio Viloroco “B”, de Viacha, con el dino robot Triceratops. El tercer lugar lo obtuvieron los estudiantes del colegio Karl Alexander.  Los tres grupos participarán en la competencia nacional que se realizará en septiembre, en Sucre.

Oruro ya tiene a sus ganadores

Juan Mejía

Los hermanos Francisco y Emilio Gutiérrez, alumnos de 1º y 3º de secundaria del colegio San Miguel, fueron los ganadores departamentales del área de Robótica en la V Olimpiada Científica estudiantil, realizada el sábado en la Universidad Técnica de Oruro (UTO).

El proyecto ganador fue el robot Oruro 1-9, construido con el material Lego Mindstor EV3 y en más de dos meses.  El robot fue programado para que recoja cinco cubos y los lleve hasta la meta. La familia Gutiérrez manifestó su felicidad y destacó que Francisco y Emilio no solo representarán al colegio sino a Oruro, “una gran responsabilidad”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia