Sociedad

Padres optan por listas y vigilias en la madrugada

Colegios. La necesidad de cupos causa peleas entre progenitores

Reunión. Padres de familia llaman puntualmente lista todos los días, a las 05.00, en Lindemann.

Reunión. Padres de familia llaman puntualmente lista todos los días, a las 05.00, en Lindemann. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Aleja Cuevas / La Paz

01:20 / 08 de enero de 2016

Ante la prohibición de filas previas para la inscripción escolar, algunos padres y madres de familia optan por organizarse bajo listas desde la madrugada y vigilias disimuladas durante el día, en cercanías al colegio, para conseguir una plaza. En un establecimiento incluso hubo riñas.

“Puntualmente a las 05.00 llaman lista y si no estás presente, te sacan”, contó una mamá que prefirió no identificarse. Ella esperaba, a las 04.45, la lectura de la nómina en las puertas del colegio Enrique Lindemann, en Obrajes, de La Paz.

La Razón realizó ayer un recorrido, desde la madrugada, por seis unidades educativas que cada año presentan alta demanda de postulantes a una plaza: Lindemann y Juan Herschel, de la zona Sur; Macario Pinilla, de Sopocachi; Carlos Beltrán, de Miraflores; Óscar Alfaro, avenida Montes; y Juan Pedro Smetsers, zona Cementerio.

En el primer establecimiento, unos 57 papás se juntaron a las 04.40 y esperaron hasta las 05.00 para llamar la lista. Algunos, que llegaron entre tres y cinco minutos tarde, se molestaron porque fueron eliminados del rol. “Yo vine todos los días, por qué no estoy en la lista”, increpó una mamá.

Tras un amague de enfrentamiento, un papá propuso no pelear e ingresar a un sorteo, teniendo en cuenta que solamente había 20 cupos, de los cuales siete están asegurados porque se trata de hermanos de estudiantes. La norma educativa establece preferencia a hermanos de alumnos ya inscritos, a niños que viven en inmediaciones y para aquellos con progenitores que trabajan en cercanías.

En el kínder Macario Pinilla también se reúnen desde tempranas horas para llamar lista. Pero por temor a los controles del Ministerio de Educación, el grupo se encuentra en unas gradas cercanas a la avenida Arce. Las vigilias son por turnos en el lugar.

Registro. “En el turno de la mañana enseñan mejor, por eso quiero inscribir a mi hijo aquí”, dijo una madre, a quien le toca la vigilia de 06.00 a 07.30. No obstante, otro papá contó que otra lista fue levantada el miércoles en la noche en cercanías al teatro Jaime Laredo. “Por si acaso yo hago fila para ambos, alguna tendrá validez al final. Pero un día antes al 18 voy a venir a dormir”.

La semana pasada, la directora del Macario Pinilla, Yenny Revilla, adelantó que ella misma entregará fichas para evitar la venta de puestos. Precisamente esa es una de las razones del Ministerio de Educación para prohibir filas previas a la inscripción, que este año comenzará el 18 de enero.

El Óscar Alfaro amaneció también con un grupo de padres en cercanías de la puerta. Unas 10 personas esperaban a las 06.30 con listas en mano. Un panorama similar se observó en el kínder Juan Pedro Smetsers, donde los progenitores se llevaron incluso pequeños taburetes para hacer vigilias.

Según un padre de familia, uno de los requisitos que exigirá la dirección del kínder será el certificado de sufragio para verificar que el estudiante viva en la zona. Basilio Pérez, director departamental de Educación de La Paz, reiteró que las vigilias y listas no serán tomadas en cuenta para el día de las inscripciones.

Las normas educativas y controles

Ministerio

Las filas previas al día de inscripciones, 18 de este mes, están prohibidas. Las listas anticipadas serán anuladas para ese día.

Técnicos

Educación de  La Paz desplazó 15 técnicos para los controles.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia