Sociedad

Establecen tres categorías para beneficiarios de trasplante renal

Salud. Estudio socioeconómico determina la cobertura del programa para el paciente

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez, A. Melgarejo / La Paz, Cochabamba

00:00 / 13 de julio de 2014

El programa de trasplante renal gratuito, vigente desde enero a través del Decreto Supremo 1870, tiene tres categorías para el acceso de los pacientes sin un seguro de salud. Las 14 personas beneficiadas a la fecha están dentro de la categoría A.

“La categorización del beneficio es parte del protocolo de trasplante. Una vez que el paciente tiene compatibilidad y se hace los estudios, existe una evaluación psicológica y socioeconómica, esto nos permite clasificar al paciente en las categorías A, B y C. En función de esto se hace el trasplante”, dijo Marcelo Rojas, responsable del Programa de Servicio Renal del Servicio de Salud Cochabamba.

Martín Maturano, exviceministro de Salud, en cuya gestión se encaminó el decreto, corroboró el dato e indicó que con el reglamento se definió la evaluación socioeconómica del paciente.

“La categoría A es para los económicamente inestables, la B para quienes tienen economía regular y la C para los que son solventes. Según la categoría, se financia los exámenes preoperatorios, la cirugía y el restablecimiento postoperatorio”, dijo el ahora director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Chuquisaca.Propósito. El Decreto 1870, vigente desde el 23 de enero, especifica en su único artículo transitorio que el Ministerio de Salud, en un plazo no mayor a 90 días, debe actualizar los manuales, protocolos y elaborar una resolución ministerial que establezca requisitos para acceder al trasplante gratuito.

El objetivo de dicha norma es financiar el 100% de un trasplante renal a los pacientes de escasos recursos. El decreto complementa y modifica la reglamentación de la Ley 1716 de Donación y Trasplante de Órganos, Células y Tejidos, además encamina la transferencia de recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) para beneficiar a personas sin seguro.

De acuerdo con el protocolo de atención, la categoría A brinda una cobertura total a los costos de pruebas preparatorias, cirugía y medicamentos posteriores que debe tomar el paciente de por vida después del trasplante de riñón.

Ramiro Santa Cruz, presidente de la Asociación de Enfermos Renales del Valle, accedió al trasplante de riñón hace un año con el apoyo de la Lotería Nacional.

“El costo total de la cirugía era de $us 15.000, los estudios un promedio de $us 1.000 y para los medicamentos uno debía tener cada mes Bs 6.000. Con el decreto solo se gasta Bs 360 en las tabletas”, dijo.

La categoría B cubre la cirugía y la medicación, pero los exámenes de laboratorio para saber si hay compatibilidad entre el donante y el receptor deben ser pagados por el paciente o su familia.

En la categoría C se toma en cuenta a posibles beneficiarios que tienen los recursos económicos necesarios para financiar parte de la intervención quirúrgica, pero acceden a la medicación de inmunosupresión para toda su vida.

La mayoría de los pacientes que accedieron al trasplante con la nueva normativa están en la categoría A. La B y C aún no tienen ningún beneficiario calificado.

No obstante, la viceministra de Salud, Ariana Campero, negó que haya una categorización para los trasplantes. “Con el decreto, todas las personas que acceden al beneficio lo hacen de manera gratuita. Exámenes, cirugía y medicamentos postoperación no tienen costo”.El programa ya recibió 82 solicitudes para la cirugíaDesde que se aprobó el Decreto Supremo 1870 de gratuidad para realizar los trasplantes de riñón, el Programa Nacional de Salud Renal recibió 82 solicitudes de todo el país para acceder a los beneficios, informó la viceministra de Salud, Ariana Campero.

“A la fecha hay 82 solicitudes, de ellas 51 carpetas ya ingresaron al programa para acceder al trasplante; de este grupo, 36 están en proceso de trasplante, es decir que ya están llenando los requisitos. Se realizan los análisis, exámenes  de laboratorio y otros”, indicó.

La autoridad especificó que desde marzo, mes en el que empezaron a llevarse a cabo los trasplantes gratuitos de riñón, 14 pacientes con insuficiencia renal son los primeros beneficiados, la mayoría fue sometida a la cirugía en hospitales de la ciudad de Cochabamba.

Detalló que todos los pacientes beneficiados recibieron un riñón de algún pariente de primer o segundo grado: hijos, padres, hermanos o su pareja.

Agregó que en el sector privado el trasplante tiene un costo de más de Bs 70 mil, pero con el decreto los pacientes que no tienen un seguro médico no pagan nada.

Pacientes demandan más centros públicos

Médicos piden que se acredite a los hospitales pioneros en trasplantes

Wilma Pérez

La falta de centros adecuados en el sector público para realizar trasplantes de riñón en La Paz es una falencia para que los enfermos de insuficiencia renal accedan al beneficio, como en otras regiones, dijo el dirigente de pacientes renales del Hospital General, Edwin Cutili.

“La Paz y El Alto carecen de infraestructura pública adecuada para poder realizar los trasplantes de riñón que ofrece el Gobierno. Es una buena política de salud, pero mientras no se preocupen de construir, equipar y formar profesionales del área, el decreto no tendrá la respuesta esperada”, declaró el dirigente paceño.

Explicó que en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital General hay más de 70 enfermos renales que esperan por un trasplante y que a la vez “se ven perjudicados” por la falta de condiciones. Por ello, el dirigente demandó infraestructura y equipos para estas cirugías, y advirtió que de no haber cambios serán pocos los que accedan al beneficio.

Agregó que la Unidad de Hemodiálisis también está en malas condiciones y que a causa de ello tuvieron que acudir a un benefactor (Ramiro Durán del bloque folklórico Inti) para que construya un pabellón amplio y adecuado.

Al respecto, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, recordó que el departamento es pionero en el trasplante de riñón, pese a la falta de renovación y modernización de equipos en hospitales, por parte de autoridades.

“El Hospital Obrero de la Caja Nacional realizó el primer trasplante renal en 1971 y en la actualidad lo sigue haciendo, pero es para los asegurados. Lo que se necesita es que se empiece a acreditar a los centros”, mencionó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia