Sociedad

Eureka busca hogares para animales maltratados

Acción. El grupo de voluntarios busca familias para canes y gatos

Agrupación. Eureka está formada por los activistas Guillermo Costa, Nayra Rivero y Keila Pedrino.

Agrupación. Eureka está formada por los activistas Guillermo Costa, Nayra Rivero y Keila Pedrino. Foto: Nicolás Quinteros

La Razón Digital / LILIANA AGUIRRE / La Paz

00:00 / 19 de agosto de 2012

Animales abandonados, maltratados, descuidados o en cualquier otra situación de riesgo, tanto dentro de sus hogares como en las calles, tienen una oportunidad con la organización civil Eureka, que realiza un trabajo voluntario para buscarles un hogar lejos del desamparo.

La organización, creada hace un año, está integrada por Keila Pedrino, estudiante de veterinaria de nacionalidad brasileña; Nayra Rivero, diseñadora gráfica boliviana y estudiante de veterinaria; y Guillermo Costa, diseñador de muebles argentino.

“Este trabajo es puro corazón porque no sabes si los perritos te van a morder o cómo van a reaccionar”, explica Costa. Agrega que “los rescates son como todo, aprendes y tomas experiencia. Tuvimos mucha suerte, lo que nos alimentó y potenció para seguir con mucha energía”.

La agrupación se dedica a luchar en contra de cualquier forma de maltrato contra animales domésticos.

En su año de vida rescataron a decenas de gatos, conejos y cientos de perros. Les consiguieron cobijo, atención veterinaria y un hogar en el que puedan olvidar los malos tratos.

 “Recuerdo a Vito, un perrito que sacamos de la feria de El Alto y que se encontraba muy mal. Tardamos un mes en eliminarle todos los parásitos que tenía. Luchamos contra la gente que quiere lucrar con la vida de los animales y Vito estaba a la venta en la feria”, explica Rivero.

Después de que rescatan a un animal, suelen albergarlo en sus casas, en la morada del algún amigo voluntario o en un hotel de perros hasta lograr su adopción que se gestiona a través de la red social Facebook, donde buscan entre sus contactos a una familia que cuide del animal.  

Antes de la adopción, los miembros de Eureka entrevistan al candidato con un cuestionario básico para constatar de que el animal irá a buenas manos. Tras la adopción, hacen un seguimiento de los casos.

Aunque la organización todavía no cuenta con personería jurídica, espera consolidarse para seguir trabajando en favor de los animales.

Filantropía. Keila Pedrino recuerda un rescate que considera importante: “Un perrito que al parecer lo tenía todo. Su amo contaba con los recursos para darle una buena vida; pero no era así, porque el can estaba muy lastimado física y psicológicamente. Tenía heridas en el cuerpo”.

Por la situación a la que estaba expuesto, unos vecinos del dueño contactaron a la gente de Eureka, que salió al rescate. “Tenía la cola muy lastimada. Debido al estrés al que estaba sometido, se la mordía”.

A Eureka le tomó tres meses rehabilitar al can que en un principio se mostró hostil. Con el tiempo, el cuidado y la dedicación que recibía de parte de Pedrino y de sus compañeros lograron que el animal se recuperara completamente y fue entregado a una familia cariñosa.

“Todo es trabajo voluntario y, como no tenemos presupuesto, gran parte de los gastos sale de nuestros bolsillos, pero suele haber ayuda de alguna persona que quiere adoptar a un animalito o que nos brinda colaboración para medicinas, alimento o alojamiento”, precisa Pedrino.

Tips para el bienestar animal

El buen trato, las caricias y una relación   de afecto entre amos y animales es la clave para el bienestar del animal.

Una mascota  no debe pasar hambre y precisa tener una  nutrición sana.

Así como un ser humano necesita acicalarse, el animalito debe ser bañado y peinado.

Tener vacunas  y atención veterinaria es muy importante.

Se oponen a la muerte inducida

Dentro de la filosofía de su institución, los integrantes de Eureka apuntan a que tanto en el ámbito público como privado se erradique la eutanasia animal.

“Por motivos de viaje, mucha gente no tiene dónde dejar a sus mascotas y, como no poseen conciencia de que son seres, suele ponerlos a dormir”, indica Keila Pedrino. En vez de que los dueños condenen a muerte a sus animales, pueden acudir a Eureka, que se encarga de reubicarlos con una nueva familia.

“También hay hoteles de perros. Si en algún caso, por un tiempo, no se puede cuidar a un animal, se puede acudir allí”, agrega Guillermo Costa.

 Pedrino hace hincapié en que en época de vacaciones aumentan el número de abandonos de animales o muertes inducidas por los amos.

“Encontramos a perros o gatos que vagan sin rumbo, agotados por la sed o el hambre. Es una situación dramática. Si sacas a uno de la calle, le das una oportunidad de vida”, agrega Nayra Rivero.

“Se puede respetar la vida de los animales”, añade Guillermo Costa.

“Una madre no asesina  a su hijo cuando no puede cuidarlo, entonces no hay razón para matar a un animal”, precisa Pedrino. Bajo ese argumento, Eureka apoya que se esterilice a los animales que dan en adopción para que sus crías no sufran maltrato.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia