Sociedad

Evo admite error, acepta auditoría pero ratifica resultados del censo

El presidente Evo Morales avaló los resultados del Censo 2012 y anunció que las actividades poscensales continuarán con miras a definir políticas de Estado, aunque abrió la posibilidad de someter el informe final a una auditoría. Admitió que adelantar datos del empadronamiento fue en error.

El gabinete ministerial se reunió el viernes en la noche para analizar, entre otros, el tema censal.  Foto: ABI.

El gabinete ministerial se reunió el viernes en la noche para analizar, entre otros, el tema censal. Foto: ABI.

La Razón (Edición impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:00 / 04 de agosto de 2013

El presidente Evo Morales avaló los resultados del Censo 2012 y anunció que las actividades poscensales continuarán con miras a definir políticas de Estado, aunque abrió la posibilidad de someter el informe final a una auditoría. Admitió que adelantar datos del empadronamiento fue en error.

“Autocríticamente reconocemos que ha sido un error anunciar los datos preliminares del censo. Datos informados de manera preliminar, que no eran oficiales, que vienen del conteo manual y de estimaciones”, dijo el Mandatario en conferencia de prensa realizada ayer en el Palacio de Gobierno.

El 24 de enero, Morales presentó datos preliminares del Censo de Población y Vivienda 2012, según los cuales el país tenía 10.389.913 habitantes y Santa Cruz era el departamento más habitado. Seis meses después, el 31 de julio, la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, informó que de acuerdo con los datos finales, Bolivia posee 10.027.254 pobladores (362.659 menos) y que La Paz es la región con mayor número de moradores, con 2.706.351 empadronados.

El Mandatario justificó la difusión preliminar de las cifras arguyendo presiones de diversos sectores y regiones. “Lo más correcto era procesar todo el censo e informar de manera oficial los datos finales”.

Tras conocer la variación censal, representantes de regiones como Santa Cruz, Cochabamba, Tarija y Chuquisaca rechazaron los resultados finales, y pidieron el desarrollo de encuestas poscensales, auditorías técnicas y hasta la anulación del proceso.

El Jefe de Estado aclaró que desde ayer todos los datos estarán disponibles para que cualquier instancia los pueda verificar. “Quiero decirles que el Gobierno maneja con mucha responsabilidad los datos que hemos presentado. Los datos están disponibles para cualquier auditoría nacional o internacional, no tenemos nada que ocultar. Son datos válidos, oficiales y procesados”, afirmó.

Al ser consultado sobre el futuro de las actividades poscensales, Morales aclaró que “todo se aplica” como estaba planificado, “son resultados finales”. “No hay por qué esperar resultados de auditorías (...) No podemos perjudicarnos como bolivianos, como municipios o departamentos. Son datos que se emplean para (trabajar en) la planificación”, declaró.

Una de las tareas en carpeta es el censo agrario, así como la redistribución de recursos y la redistribución de escaños en la Asamblea Legislativa. Al respecto de esto último, recordó que la definición no le corresponde al Ejecutivo, sino al Órgano Electoral Plurinacional (OEP).

Respecto a los pedidos de renuncia de la ministra Caro, el Mandatario restó importancia a las posiciones de algunas regiones y sectores, y más bien adelantó que la responsable de Planificación, junto a funcionarios del INE, deben entregar y explicar a la población, cada día, nuevos datos de la encuesta realizada en 2012.

Morales está sorprendido por baja cifra de indígenas

El presidente Evo Morales se declaró sorprendido por el hecho de que 58% de los mayores de 15 años de edad empadronados en el censo afirmó no pertenecer a ninguno de los 36 pueblos indígenas que reconoce la Constitución Política del Estado (CPE).

“Me ha sorprendido, los datos anteriores eran muy diferentes, no sé si estamos en una etapa de desclasamiento o en una etapa de mayor mentalidad colonizadora, es debatible; (sin embargo) para mí eso es secundario. Los datos se respetan, así como en el cacho, lo que se ve se anota”, dijo.

Según datos oficiales del proceso, de 6.916.732 personas mayores de 15 años, 4.032.014 (58%) respondieron que no pertenecen a ninguna etnia y 2.806.592 personas (40%) indicaron que sí pertenecen a una de las 36.

En el censo de 2001, seis de cada diez personas declararon pertenecer a un pueblo indígena u originario, pero en el registro de noviembre de 2012 la cifra bajó, sólo cuatro de cada seis dijeron que pertenecen a alguna etnia.

Morales dejó a los analistas y sociólogos la interpretación de este resultado. “Saludo que la gente pueda expresar a qué nacionalidad corresponde. Lo importante para nosotros es saber sobre población, vivienda, servicios básicos, para planificar el desarrollo”.

Oposición insiste en la corrección de las fallas

Luego de que el presidente Evo Morales dijera que los resultados del censo se pueden someter a auditoría, representantes de la oposición coincidieron en que la señal es positiva y pidieron enmendar los errores con dicha auditoría o una encuesta poscensal.

Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional (UN), felicitó a Morales por reconocer que hubo un error en el informe preliminar del conteo y propuso que en caso de realizarse una auditoría se contrate a profesionales bolivianos. “Esperamos que la idea de hacer una auditoría sea de buena fe y estaremos atentos a las soluciones que se puedan dar para salvar al censo”, afirmó en PAT.

El vocero del Movimiento Sin Miedo (MSM), Edwin Herrera, pidió una encuesta poscensal. “Lo que dice el Presidente, lamentablemente, ya no es creíble para los bolivianos. Insistimos en la necesidad urgente de realizar una encuesta poscensal, porque queremos saber cuál es ese margen de error técnico”, recalcó.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo que el Gobierno debe enmendar su error y propuso adelantar el censo de 2020. “No se le puede robar recursos a la gente, no estamos hablando sólo de Santa Cruz, sino de todos los bolivianos. Hemos propuesto que se adelante el censo para 2015”. En la misma línea, Ninoska Lazarte, concejala del frente Todos por Cochabamba, afirmó que no sólo es necesaria la auditoría. “Hay que realizar un nuevo censo, porque (el Mandatario) reconoce que los datos están mal”, manifestó.

En Sucre, el cívico Milton Barón calificó como altamente satisfactoria la posibilidad de revisar los datos del censo. Los comités cívicos de Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca y Beni se reunirán este miércoles para asumir una posición en conjunto. Nota elaborada con datos de corresponsales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia