Sociedad

Funcionaria revela que hay más víctimas

Violencia. Reynaldo Cuadros está acusado de agresión contra una mujer

Imputado. El exembajador ante la OEA tras su aprehensión.

Imputado. El exembajador ante la OEA tras su aprehensión. Fernando Cartagena.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

00:00 / 02 de julio de 2013

En medio de críticas y prejuicios en su contra, la funcionaria de la Gobernación de Cochabamba, quien filmó y denunció las agresiones de su jefe, aclaró su relación con Reynaldo Cuadros y reveló el poder que ejercía sobre ella y otras mujeres. 

“Es el hechizador de mujeres, el que sólo con su imagen y mirada encanta. Él se sentía y se siente así, y está convencido de que tiene el derecho de tener cuanta mujer se le acerque a su disposición. Las mujeres que lo acompañan creen que su mandato divino es aceptar las órdenes del señor”, relató la funcionaria en una misiva pública.

Además de su jefe en la Dirección de Relaciones Internacionales, Cuadros era su guía espiritual. “Un Hare Krishna que predicaba en un templo en su casa, que se vestía de blanco y hablaba e invitaba sobre todo a jovencitas”.

Tras ser filmado por su víctima en una acción agresiva y luego denunciado ante las autoridades, Cuadros fue detenido el sábado y será procesado por la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia.

En la nota, la funcionaria contó cómo otras mujeres fueron presa del jerarca. “Su asistente. Esa chica podía ponerse de cuatro patas si él lo pedía y lo hacía”. Además, se refirió a otro caso. “Ya en la OEA (como embajador de Bolivia) le arruinó la vida a una muchacha que hoy está en la India”, relató.

La víctima aclaró que no era secretaria ni asistente de Cuadros, y que tampoco hubo “situación íntima” en su oficina, como se señaló. “Él creyó que yo le pertenecía y que conmigo podía hacer lo que le diera la gana. Creyó que me había domesticado, al igual que al resto de las mujeres que lo seguían”.

La precisión se refiere a declaraciones del gobernador Edmundo Novillo, en sentido de no permitir “inmoralidades” u “otra actitud reñida con las buenas costumbres y moral”. “Vamos a tomar drásticas decisiones contra funcionarios que hayan realizado estas acciones”, dijo.

Relación. En algunas partes de la carta revela un grado afectivo con el agresor. “Al igual que el resto de las mujeres que lo seguían, yo lo idolatraba como a Dios. Le creí todo, fui ilusa; sí, estaba como hechizada por esa persona”, aseguró.

Al relatar las palizas y agresiones verbales que sufría, tanto en la oficina como en el vehículo oficial de la repartición, la funcionaria escribió: “¿Cómo era que la persona que más admiraba, quería y en quien más creía me estaba haciendo eso? No tengo respuesta para tanta violencia”. Al final de la nota, indicó que con su denuncia salvó a otras mujeres de pasar por esta experiencia traumática.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia