Sociedad

Gobierno organiza el desalojo de dos poblados cercanos a Trinidad

El número de damnificados por las lluvias en el país sube a 33.700

Peligro. Inundación en Rurrenabaque afecta a un parque de diversión.

Peligro. Inundación en Rurrenabaque afecta a un parque de diversión. Foto: gobernación del Beni

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / Trinidad

02:17 / 03 de febrero de 2014

El agua de las lluvias llegará a Trinidad en cuestión de días. Para prevenir problemas futuros, las autoridades gubernamentales organizan la evacuación de los habitantes de Camiaco, Loreto y quienes viven en zonas de riesgo en la capital beniana.

“Lo más importante es salvar vidas y nos estamos preparando para prever cualquier problema producto de las lluvias y por eso pedimos que la gente por su propia voluntad salga de las comunidades durante un tiempo hasta que las aguas bajen”, expresó el capitán de navío Juan Carlos Torrico, director del Plan Mamoré que se propone reducir el impacto del fenómeno natural que llegará a Trinidad a más tardar hasta el fin de semana. Aunque el día clave es el miércoles cuando, se supone, la capital beniana podría recibir el primer golpe de agua.

Se ha previsto la construcción de albergues en la zona de circunvalación en Trinidad para recibir a las personas que sean evacuadas desde Camiaco, Loreto y de otras regiones benianas. También se prevé habilitar escuelas para los necesitados por las riadas.

El capitán de navío se suma de esa manera a la demanda del presidente Evo Morales, que aconsejó a las personas evitar ponerse en riesgo en esta época de lluvias e inundaciones.

Al respecto, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, explicó que entre mañana y el martes podría llegar el primer golpe de agua a las localidades de Camiaco y Loreto. Ambas son la puerta de entrada de una posible inundación en Trinidad.

Torrico no quiere saber de fechas exactas, pero sí dice que la población trinitaria debe estar en alerta. “Estas poblaciones en riesgo se encuentran en la línea del río Mamoré y su crecimiento afectaría también al río Ibare y el agua gateadora (que va ganando espacio lentamente pero de manera continua) llegaría a Trinidad con la intensidad de las aguas del Chapare y de otras regiones”.

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó a Erbol que las inundaciones continúan afectando a más familias en los departamentos de Beni, Cochabamba, La Paz, Pando y parte de Santa Cruz.

“Hasta el momento tenemos el total de 33.700 familias (afligidas); donde más problemas de afectación tenemos es en Beni con 3.957, Cochabamba con 13.200 y Chuquisaca 7.949, el último se refiere más a la granizada en los cultivos”, afirmó.

En La Paz hay 3.200 familias afectadas y Potosí registra el mismo número, además de 14.900 hectáreas de cultivos agrícolas dañadas y 1.500 viviendas deterioradas por los fenómenos naturales.

La Gobernación de Pando informó de la evacuación de seis familias por el desborde del río Madre de Dios.

Las regiones sufren por las lluvias

Tipnis

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, pidió al Gobierno nacional y regional del Beni asistir a 37 comunidades  del TIPNIS.

Inundación

Los ríos Tipuani, Mapiri y Challana inundaron “la mitad de la población de Guanay”, en la provincia Larecaja de La Paz. 

Telefonía

En el municipio de Santa Rosa de Yacuma, provincia Ballivián del Beni, se encuentran preocupados porque el agua está por llegar a los equipos de Entel y así se anularía la telefonía celular e internet.

48 familias abandonan sus casas en Trinidad

Elmer Noe Silva señala con el índice de su diestra el sitio en el que está su casa. A unos 20 metros se ve una vivienda prácticamente inundada. Él dejó su vivienda y con su familia armó una carpa en la carretera que une a Trinidad con el Varador.

Como él, al menos 48 familias de ladrilleros dejaron sus hogares para instalarse en la carretera. Sin embargo, ayer un grupo fue reubicado en un campamento privado del señor Nelson Rocha, gracias a una gestión del alcalde interino Marco Antonio Gutiérrez. Se priorizó la ayuda a las familias con mayor cantidad de hijos. Al menos una decena de familias continúan en las cercanías de la carretera. Allí hay camas rústicas de madera y cajones que sirven de veladores. Las carpas son de plástico y no impiden el paso el viento que en el día es mínimo, pero por la noche es incómodo. La tos y los resfríos son un denominador común, especialmente de los niños en las carpas.

Una mujer, que evita dar a conocer su nombre, cuenta que ellos se dedican a elaborar ladrillos. “Hacemos para las casas y no tenemos una”, bromea mientras coloca sal a una olla caliente que está casi repleta de arroz. Este cereal es el alimento casi diario de los “ladrilleros” de esta región.

3.811 están aislados en 4 municipios del oriente

En Rurrenabaque, Reyes, Santa Rosa y San Borja sufren 54 comunidades

Los habitantes de los municipios de San Borja, Rurrenabaque, Reyes y Santa Rosa están desconectados del resto de Bolivia. En total, según datos de la Gobernación beniana, son 3.811 los damnificados.

En Rurrenabaque hay 1.500 personas aisladas principalmente por los desbordes del río Beni y las constantes lluvias. Allí, según datos de la Gobernación, hay 11 comunidades afectadas.

El río Beni y las lluvias aislaron al municipio de Reyes. Existen 24 comunidades dañadas y hay 1.116 damnificados.

El municipio de San Borja quedó aislado por el desborde del río Maniqui. Son 12 las comunidades con problemas y 707 personas.

El cuarto municipio aislado en Beni es Santa Rosa de Yacuma y sus seis comunidades. En esta región hay 488 personas que sufren por la crecida de los ríos.

Según Luis Antonio Fhillip Muñoz, director de Alerta Temprana de Gestión de Riesgos del Beni, los municipios en cuestión son unas “islas”. “El municipio de Reyes es un ejemplo porque vía aérea es casi imposible y la carretera está tan mal que ni siquiera pueden entrar los tractores”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia