Sociedad

Gobierno reitera que cumplió demandas de discapacitados

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, ratificó ayer que el Ejecutivo cumplió con los compromisos contraídos con las personas con discapacidad, por lo que no modificarán el proyecto de ley para el sector. Los marchistas anuncian medidas radicales.

Prueba. Romero muestra ante las cámaras los documentos que firmó con los dirigentes de la caravana.

Prueba. Romero muestra ante las cámaras los documentos que firmó con los dirigentes de la caravana. Foto: ABI

La Razón / Óscar Ordóñez / La Paz

03:20 / 27 de febrero de 2012

“A los discapacitados, yo los cuestiono, cumplan su palabra, han firmado convenios conmigo, yo los miro de frente y exijo que se cumplan esos convenios”, aseveró durante el programa El pueblo es noticia, emitido ayer por la radio Patria Nueva y Bolivia Tv.

Los convenios a los que Romero se refiere son del 21 de enero y  5 de febrero, que fueron suscritos con la confederación, federaciones y la dirigencia de la Caravana en Silla de Ruedas. En los mismos  se definió un subsidio, estudio para un bono y una  renta anual de Bs 1.000 “a favor de personas con discapacidad grave y muy grave”, explicó el ministro.

La autoridad detalló, con fechas y documentos firmado,s las negociaciones realizadas con la dirigencia de la marcha, conformada por Camilo Bianchi, Jaime Estívariz y Carlos Mariaca, quienes rubricaron todos los acuerdos y luego los negaron, dijo Romero.

“Primero pidieron un subsidio básico y un estudio para la renta. Luego, se retractan y dicen que quieren renta económica. El gabinete aprobó pagar Bs 1.000 sólo a personas con discapacidad muy grave. Después, piden al Gobierno una renta anual de Bs 3.000. Y por último aceptan los Bs 1.000 cuyo pago se amplíe a las personas con discapacidad grave”, detalló.

El 8 de febrero, el Ejecutivo anunció el Decreto Supremo 1133, que reconoce el bono de Bs 1.000 pero la caravana decidió continuar su marcha hacia La Paz exigiendo una renta de Bs 5.000, similar a la de los invidentes.

El ministro reveló que los representantes del sector pidieron que el Gobierno se haga cargo de pagar el retorno a sus lugares de origen. “Como no se aceptó, se enojaron y continuaron la marcha”, indicó. “Lo cierto es que hubo retractación permanente de los discapacitados”, aseguró.

Sin embargo, los dirigentes de la caravana, explicaron que aceptaron este monto (Bs 1.000) con la condición, de que el Gobierno,  se comprometa, a partir de 2013, a cancelar una renta anual de Bs 3.000 a todas las personas con discapacidad del país. “Ése era el compromiso”, afirmó Carlos Mariaca. El ministro Romero mostró los acuerdos y en ninguno de ellos se hace referencia a los Bs 3.000.

Medidas. El dirigente Mariaca afirmó ayer que la vigilia que realizan a una cuadra de la plaza Murillo, sigue de pie y que si el Senado no los toma en cuenta para hacer las modificaciones que han propuesto, asumirán medidas de presión más duras.

“Hemos empezado con una medida extrema de crucificarnos, ahora viene otra más dura que es desangrarnos”, manifestó. En tanto, Germán Antelo, senador de la opositora Convergencia Nacional, señaló que el oficialismo “debería tener voluntad política para escuchar a este sector y promover no sólo cambios de forma en esta ley, como ya lo han dicho, sino verdaderos cambios de fondo, que beneficien a este sector”.

LEY. En ese marco, la ministra de Justicia, Cecilia Ayllón, afirmó ayer que el proyecto de ley para el sector, que será tratado desde mañana, “es un proyecto consensuado, fue firmado por personas con discapacidad y los dirigentes”. Con lo  que cerró el paso a modificaciones como piden los dirigentes.

Para el senador y jefe de la bancada del MAS, Eugenio Rojas, el anteproyecto de ley para las personas con diversas capacidades no será cambiado en su esencia. “Ya no tiene sentido hacer modificaciones”, aseveró.

La senadora oficialista, Rhina Aguirre, fue más directa. “Lo único que se debe hacer es revisarla (la ley) en la Comisión de Constitución y luego pasará a la plenaria del Senado para su posterior aprobación”, expresó.

En cuanto a los actos que se produjeron el jueves 23, Romero insistió en que en la marcha hay infiltrados, que aprovechan la situación, para generar violencia y pidió pruebas, fotos o imágenes de la “supuesta represión policial” contra los discapacitados.

A los marchistas les hace falta letrinas

Una de las principales necesidades de las personas con discapacidad que realizan una vigilia en La Paz, es contar “por lo menos con tres letrinas”, según Camilo Bianchi, uno de los dirigentes de la marcha.

“Estamos agradecidos con muchas personas que se acercan aquí para darnos alimentos, agua y mucho cariño de manera desinteresada”, dijo el dirigente.

Ayer, este medio pudo comprobar que la vigilia cuenta con atención médica que les proporciona la Unidad de Bomberos. Son aproximadamente, 70 personas con discapacidad y 30 niños quienes conviven en 10 carpas instaladas entre las calles Ingavi y Yanacocha.

Varias personas les entregan bolsas de ropa, botellas de agua mineral, gaseosas, y en una olla grande, les sirven ají de fideo o sopa de maní. “Han dejado la huelga de hambre por razones obvias; sólo los dirigentes no comemos”, señaló  Bianchi.

Por otra parte, representantes departamentales de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDHB) del todo el país se reunirán hoy “para evaluar cómo pueden intervenir en un posible acercamiento entre los discapacitados y el Gobierno”, informó Juan Carlos Campos, representante de Pando.

Ante rumores de una posible intervención policial, la presidenta de la APDHB de Bolivia, Yolanda Herrera, comunicó anoche que, en la Policía, le confirmaron que no se efectuará dicha acción. Este medio intentó, sin suerte comunicarse con la comandancia departamental de la Policía.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia