Sociedad

Gobierno reubicará y construirá casas para afectados en Pando

El Gobierno, Gobernación y Alcaldía trabajarán en conjunto para reubicar y construir nuevas casas, en lugares altos, para las familias afectadas por el desborde del río Acre en Pando, informó ayer el presidente Evo Morales.

La Razón / Christian Galindo, Édgar Toro y ANF / La Paz

03:38 / 27 de febrero de 2012

“Vamos a reconstruir todas las casas que se inundaron en Bolpebra en otro lugar; y también las de Cobija, tras un registro de los damnificados”, dijo el Mandatario, en una transmisión de Bolivia Tv,  que mostró su visita a las zonas afectadas en la capital pandina, para coordinar las labores de reconstrucción con autoridades de la Gobernación y la Alcaldía.

El jueves 23, La Razón publicó una nota desde Bolpebra, donde los habitantes anunciaban la decisión de construir otro pueblo en una zona más alta. “Por experiencia les digo que las construcciones deben ser en lugares altos y alejados de las orillas del río”, explicó el Jefe del Estado.

Morales se reunió ayer con los afectados en los barrios cobijeños, quienes le expresaron sus necesidades. El sábado 18 de febrero, las intensas lluvias provocaron el desborde del río Acre, que afectó a cerca de 1.500 familias en los municipios de Cobija y Bolpebra, inicialmente, pero después se sumaron Filadelfia, Porvenir y El Sena.

El gobernador Luis Adolfo Flores confirmó que se realizará un censo “casa por casa, familia por familia, para determinar la cantidad de familias que deben salir del lugar en orillas del río y ser parte del nuevo programa”. El gobierno se haría cargo del 70% del financiamiento.

En cuanto, a las acciones postinundación, la autoridad informó que primero se asistirá y ayudará a los afectados, luego se iniciará un trabajo de limpieza para evitar enfermedades. “Luego viene la reconstrucción de las viviendas en un 100%. Se formó una comisión del Gobierno nacional, del Ministerio de Obras Públicas y la Gobernación para ese efecto”.

En una conferencia de prensa junto al gobernador Flores y la alcaldesa de Cobija, Ana Lucía du Reis, el Presidente pidió a las entidades financieras “la tolerancia de al menos un mes en el pago de los créditos de las personas damnificadas”. Puso como antecedente la disposición de la banca  en favor de los afectados por el megadeslizamiento en La Paz, hace un año.

CAMBIO. Entre otras determinaciones, la alcaldesa Reis señaló que los sectores que fueron inundados por el desborde de los ríos Acre y Tahuamanu se convertirán en áreas verdes y de forestación. “Todos (las familias) deben salir de los sitios inundados y deben ser áreas verdes, de forestación o costanera”, expresó en una entrevista con medios estatales.

Reis reportó que muchas viviendas fueron destruidas por el ingreso de agua, barro y lodo. “Es imposible que las familias retornen a habitarlas”, recalcó.Las cerca a 1.500 familias viven en 19 albergues atendidos por Defensa Civil y reciben asistencia al día de una brigada de 80 médicos.

 El 22 de febrero, el Órgano Ejecutivo declaró Emergencia Nacional para movilizar recursos para una pronta ayuda a los damnificados por las lluvias. En esa oportunidad se informó que el Tesoro General de la Nación (TGN) dispone de Bs 51 millones para ta-reas de ayuda y reconstrucción.

Entregan 3 potabilizadores de agua, alimentos y colchones

El Gobierno central, a través de los ministerios de Defensa y Salud continuaron ayer las labores de ayuda a las familias damnificadas por la crecida del río Acre en Pando.

En la mañana, el presidente Evo Morales entregó uno de los tres potabilizadores de agua en la ciudad de Cobija. El primer tanque está en el barrio Villamontes; el segundo, en Mapajo; y el tercero en Cataratas.

El Primer Mandatario efectuó la entrega en inmediaciones del coliseo Ernesto Ishikawa de la ciudad de Cobija, donde se encuentran alrededor de 235 familias albergadas de los barrios de Mapojo, Villamontes, Cataratas y Puerto Alto de la capital pandina.

Los potabilizadores cuentan con los respectivos tanques de almacenamiento cuya capacidad oscila entre 2.000 y 5.000 litros de agua.

En la oportunidad, el Jefe del Estado destacó  que a la fecha Defensa Civil envió ocho vuelos Hércules con ayuda humanitaria a Pando, la que a momento sobrepasa las 40 toneladas de insumos en alimentos, agua, medicamentos, carpas, colchones y enseres domésticos.

Ayer se envió una nueva dotación de ayuda en un avión Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana. “La cooperación consistente en 400 colchones, un tanque de agua de 5.000 litros de capacidad, 3,4 toneladas de medicamentos esenciales, en   coordinación con el Ministerio de Salud y una tonelada de frijoles, que serán entregados a las familias afectadas por el desborde del río Acre”, informó el Ministerio de Defensa.

Desborde de ríos afecta al ganado

Comunidades de los municipios de Toledo y El Choro del departamento de Oruro padecen por los desbordes de los ríos Desaguadero, Lauca, y Comibol. Su ganado quedó en medio del agua y requieren forrajes para su alimentación.

En un recorrido realizado el fin de semana por La Razón, se pudo constatar las necesidades de las familias de las comunidades de Challacollo, Santo Tomás y Uvito de los municipios Toledo y El Choro  donde las inundaciones destruyeron todo el pastizal.

La subalcaldesa de la comunidad de Challacollo, Norah Callisaya, explicó que les queda poco alimento para el ganado, el mismo que fue financiado por el proyecto de San Pedro de Challacollo y pide ayuda a la Gobernación de Oruro, para una mayor dotación de forraje y vitaminas para alivianar a los productores del lugar.

A su vez, la comunaria Betty dijo que tiene ganado vacuno a orillas del río Comibol, cerca del puente España, sufre por la falta de forraje. Dos de sus vacas sufrieron abortos, sin saber las causas de la pérdida.

Por su parte, Asunta, otra comunaria del municipio de Toledo, camina todos los días, desde la madrugada, unos cinco kilómetros por medio de las aguas llevando alimento a sus animales. “Saco mis ovejas para pastear, pero se entran a las aguas porque no hay dónde puedan comer”, manifestó.

  La familia de Narciso Tapia, autoridad originaria del municipio de El Choro, también sufre las consecuencias del fenómeno de La Niña. Todo su ganado se encuentra cubierto por el agua hasta la mitad del cuerpo. Narciso, ayudado por una pequeña balsa, navega por las aguas para arrear a sus vacas hasta donde pueda encontrar un poco de totora para alimentar a sus animales.  Pide un muro de contención para que se proteja la comunidad de Santo Tomás y forraje para el ganado porque se encuentra deshidratado por falta de pastizales.

La Gobernación de Oruro  iniciará hoy una visita por todas estas comunidades para evaluar los daños, según  Ramiro Cáceres, responsable de Riesgos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia