Sociedad

Informe La Razón devela la piratería de ropas de marca

Investigación. Mañana, los lectores conocerán también el negocio del software y de los libros falsificados

Portada del suplemento

Portada del suplemento

La Razón / Miguel E. Gómez Balboa / La Paz

03:46 / 22 de abril de 2012

La prendas con marcas falsificadas elaboradas por costureros bolivianos no sólo son apetecidas en el mercado local, sino que su fama ha traspasado fronteras, por su calidad, y copan la oferta de una de las más grandes ferias piratas del mundo en la capital argentina Buenos Aires, La Salada. 

Informe La Razón, el suplemento quincenal de investigación y documentos de este medio, llegó a este centro comercial y devela en su edición de mañana la cadena que permite el engranaje de este sitio que es dominado por bolivianos y que es observado por Estados Unidos, la Unión Europea y los empresarios argentinos.

La segunda parte de las pesquisas sobre los productos “truchos” en el país trae ésta y otras revelaciones más, luego de la primera publicación del 12 de marzo, que desnudó los entretelones de la piratería y comercialización de discos compactos con películas nacionales y extranjeras, de bebidas alcohólicas y de artefactos electrónicos.

Cadenas. En la edición de mañana, los lectores también se enterarán cómo funciona la cadena ilícita en la costura de vestimenta con marcas falsificadas en el país. Además, la multinacional Microsoft brinda su investigación sobre quiénes están detrás de la venta de programas informáticos plagiados en Bolivia y Latinoamérica.

Eso no es todo. La empresa Discolandia explica los efectos devastadores de la proliferación de la piratería en la industria discográfica. Más aún, Informe La Razón también se sumerge en las entrañas del plagio de libros en las ciudades de La Paz y El Alto, un negocio que comenzó en Perú y que ahora es impulsado por mayoristas e imprentas clandestinas a nivel local.

Aparte, el intendente municipal paceño, Mauricio Ruiz, brinda los descargos de su entidad sobre el escaso control a este flagelo prohibido por la Ley de Derechos de Autor y el artículo 362 del Código Penal, que lo castiga con la prisión de entre dos meses y dos años para los involucrados. Los lectores del periódico, y este suplemento en particular, tendrán a su disposición otro material periodístico de calidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia