Sociedad

Abren en La Paz el primer centro de medicina tradicional de Bolivia

Cultura. La atención en los consultorios es de lunes a viernes y de forma gratuita

Consulta. El amauta Ricardo Casaca lee la mano de Beatriz Álvarez para ver qué enfermedad tiene.

Consulta. El amauta Ricardo Casaca lee la mano de Beatriz Álvarez para ver qué enfermedad tiene. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

01:50 / 25 de abril de 2014

La Casa de Curación o Qullañ Uta (en aymara) abrió ayer sus puertas para atender a la población con terapias naturales y curativas, además de tratar las afecciones orgánicas y espirituales. El municipio de La Paz es el primero de Bolivia en inaugurar un centro para la medicina tradicional.

“Es el primer centro de medicina tradicional de Bolivia. Aquí la población recibirá la atención e información de las diferentes especialidades milenarias. Lo más importante es que las atenciones serán de forma gratuita”, informó a La Razón Marcelo Fernández, delegado municipal para el Fomento de la Interculturalidad.

Representantes de más de 50 asociaciones de terapeutas naturales del departamento armaron ayer sus stands alrededor de la Casa de Curación para mostrar a la población los beneficios de esta práctica y los productos que ellos elaboran a base de plantas, hierbas y otros, en sus pequeños talleres.

Fernández informó que el centro de medicina natural atenderá de lunes a viernes en horarios de 08.30 a 12.00 y de 14.30 a 19.00. Los consultorios se encuentran en la plaza Alonso de Mendoza (centro de la ciudad) y cuentan con tres ambientes en los cuales los amautas podrán dar masajes, llamar el ánimo, aconsejar sobre una alimentación adecuada, entre otros.

El director de Gobernabilidad del municipio de La Paz, Pedro Susz, fue el encargado de inaugurar las instalaciones; previamente los amautas hicieron una ofrenda a la Pachamama y ch’allaron dos wak’as (piedras curativas) que fueron traídas de una de las apachetas, que son sitios ceremoniales para las culturas milenarias.

“La interculturalidad es que la población reciba toda la información necesaria para que pueda elegir de forma libre una alternativa para su curación y sin ninguna clase de imposiciones. La interculturalidad es democrática y plural”, afirmó Susz.

Agregó que la medicina natural no es ajena a la medicina académica, y que ambas se complementan de forma recíproca. “En el centro tendremos un permanente contacto con los hospitales, lo que nos demostrará que ambas medicinas son complementarias”.

Inauguración. Ataviado con ropa de lana de oveja y alpaca, el amauta Ricardo Casaca atendió a Beatriz Álvarez, la primera paciente del centro, a quien aconsejó evitar tomar gaseosas y alimentos con mucha grasa o la llamada comida chatarra.

“Me especializo en curar o tratar enfermedades con coca. Primero veo qué tipo de afección tiene la persona a través de la lectura en la hoja sagrada. Utilizo el poder de las plantas medicinales para las afecciones, también leo en la palma de la mano”, explicó el amauta que tiene su consultorio particular en la ciudad de El Alto.

María Quispe, naturista de la provincia Loayza, ofreció a la población en su puesto temporal una variedad de pomadas y jarabes para la tos, la anemia, úlcera y gastritis. El Delegado Municipal especificó que los médicos tradicionalistas no solo son de la cultura andina, pues también están los guaraníes y otros de las tierras bajas del país.

“La Paz es una ciudad especial que acoge a médicos tradicionales de todo el país y estamos aprovechando esta situación. Por ello, si una persona del oriente u otro pueblo quiere ser tratada, según su tradición, tendremos especialistas”, dijo Fernández.

Asimismo, indicó que los médicos naturistas y los tradicionales, además de las parteras, tienen su registro del Ministerio de Salud, lo que los avala como especialistas en sus áreas.

Atenciones en el centro

En el espacio se atenderán tres especialidades. En medicina tradicional: yatiris, amautas, kallawayas, quilliris y guías espirituales; en medicina naturista: nutricionistas, naturistas, terapeutas, herbolarios, hierberos y fitoterapeutas; en el área de parteras se contará con expertas.

Testimonios

Clara Montero: ‘Ya no seremos estafados por charlatanes’

“Era necesario tener un centro de medicina tradicional para  poder hacer consultas sin temor a ser estafados por charlatanes. Yo nací en la provincia y mis dolores siempre los he curado con plantas o medicina que nos daban los yatiris”. Es ama de casa de La Paz

Abdón Suntura: ‘Vamos a orientar a las embarazadas’

“Nuestro trabajo es orientar y aconsejar a las embarazadas sobre cómo seguir la etapa de gestación. La mayoría de las mujeres nos piden que vayamos a sus casas para el día del parto, para eso tenemos que hacer un seguimiento cercano”. Es presidente de las parteras

Morgan Paredes: ‘Es una buena apertura a la interculturalidad’

“No estoy contra la medicina tradicional y creo que dar a la gente una opción para elegir el tipo de medicina (tradicional o académica) es democratizar la salud. Este es un paso para la buena apertura a la interculturalidad”. Es médico general

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia