Sociedad

Investigarán a represas brasileñas por inundación

La ayuda internacional continúa llegando al país. La Fuerza Binacional de Ingenieros eleva un metro más el dique en Trinidad. Son 60.000 las familias afectadas por las lluvias

Sobrevuelo. Vista aérea del dique y el agua que rodea a Trinidad.

Sobrevuelo. Vista aérea del dique y el agua que rodea a Trinidad. ABI.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

01:56 / 19 de febrero de 2014

El 80% de la región de Cachuela Esperanza está inundado por las aguas del río Beni. Ante esa situación, el presidente Evo Morales instruyó ayer la indagación del efecto de las represas construidas por Brasil. Mientras, en Trinidad disminuye el riesgo del golpe de agua.

“He pedido que se haga una investigación, un estudio correspondiente de si estas represas de la zona de Brasil están afectando (a Cachuela Esperanza)”, informó el Jefe del Estado en la capital beniana, donde hizo un recuento de las labores de ayuda y socorro a favor de los damnificados.

Según un informe del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), las represas brasileñas Jirau y San Antonio provocarían inundaciones más prolongadas que derivarán en la pérdida de áreas de cultivo agrícola, sistemas agroforestales, ganadería vacuna y bosques.

“Hay algo raro”, dijo Morales y no brindó más detalles, según la agencia ANF. Luego, tras sobrevolar por las zonas afectadas de la región, verificó en tierra las obras que realiza la Fuerza Binacional de Ingeniería Bolivia-Venezuela para reforzar y elevar en un metro el dique deflector que protege a la ciudad de Trinidad de la inundación.

“Las torrenciales lluvias no han vuelto a Trinidad durante casi cinco días y los golpes de agua por el desborde de ríos pierden fuerza cuando llegan desde el occidente hasta las tierras bajas del oriente”, indicó el Mandatario.

De acuerdo con datos del Viceministerio de Defensa Civil, ya suman 60.000 las familias afectadas por las intensas precipitaciones. En Trinidad se empezaron a instalar los campamentos para las familias afectadas, informó el titular del Comando Conjunto Soldado Solidario III, Gustavo Adolfo Rivera. En las próximas horas se enviará 100 carpas a la localidad de Santa Ana de Yacuma.

En tanto, la ayuda internacional continúa llegando al país. El Gobierno del Perú envió un helicóptero de carga de tres toneladas. Otros dos helicópteros rusos alquilados por el Gobierno ya realizan labores de ayuda.  España enviará 20 toneladas de artículos para cobijo, saneamiento, higiene y kits de cocina.

En el resto del país

Guanay, en desastre

La plataforma central de la vía a Guanay, en el norte de La Paz, se desplomó, por lo que la única manera para trasladarse es por agua. Los productores perdieron todo por las inundaciones; las personas no tienen comida y sufren penurias. 50 familias fueron evacuadas ayer.

Niños afectados

Aproximadamente 70.000 niños, niñas y adolescentes sufren las consecuencias de las lluvias, riadas e inundaciones, y necesitan de atención adecuada para el abrigo, alimentación, salud y educación. Unicef planifica efectuar la evaluación del daño psico-afectivo para trabajar en su readaptación ante la pérdida de sus juguetes, mascotas y otras  de sus propiedades.

Deslizamiento

El deslizamiento de una quebrada destruyó 15 viviendas de la comunidad de Mosoj Llajta, municipio de Tarvita, en la provincia Azurduy, ubicada en el centro del departamento de Chuquisaca. Los daños materiales son de consideración; sin embargo, no se registraron pérdidas humanas.

La Paz

El número de las familias afectadas por las lluvias en el departamento de La Paz subió a 8.000, mientras que los cultivos, a 9.500 hectáreas. Las familias damnificadas se encuentran en al menos 50 municipios de las 20 provincias del departamento paceño.

La polémica por declaratoria genera amenazas

C.G.

La polémica por la declaratoria de zona de desastre para el departamento del Beni provocó ayer amenazas de protestas y boicot a la reunión del G77+China, aparte de advertencias sobre actos de corrupción en el manejo de la ayuda internacional por parte de gobernaciones. Desde la anterior semana, el gobernador del Beni, Carmelo Lens, pidió la declaratoria del Gobierno central para que la ayuda internacional llegue directamente a la región.

El presidente Evo Morales reiteró ayer que no existe la necesidad de dicha acción, porque el Estado puede atender a los afectados. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó que la Gobernación y municipios benianos tienen Bs 500 millones sin ejecución.

Los senadores por el MAS René Martínez y David Sánchez señalaron, a su turno, que se oponen a la declaratoria de desastre, porque generaría la corrupción en el manejo de los recursos de la cooperación internacional, según Erbol Digital. Incluso surgió la versión de que el MAS buscaría modificar la Ley 2140, referida a la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres, para centralizar en el Órgano Ejecutivo la administración de dichos recursos.

En tanto, el diputado opositor Tomás Monasterio (CN) amenazó al Gobierno con boicotear la realización de la cumbre del G77+China, si es que no realiza la declaración. “Vamos a presionar boicoteando y paralizando la cumbre del G77+China hasta que el presidente Morales declare zona de desastre a este departamento”, dijo, según ANF. Asimismo, cívicos del Beni anunciaron para este jueves la realización de una marcha de protesta.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia