Sociedad

Mago escapista logra récord en el lago Titicaca

Hazaña. Bajo el agua, con 50 kg de lastre, se libró de unas cadenas en 32 segundos

Ilusionista. Logró su objetivo en menos tiempo del previsto. Foto: Eduardo Schwartzberg

Ilusionista. Logró su objetivo en menos tiempo del previsto. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Gemma Candela - Huatajata

00:00 / 13 de enero de 2013

Jesús Ardiles, paceño de 18 años, se sumergió ayer en la zona de Huatajata, donde el agua estaba a 16°C, para registrar una nueva marca en el mundo de la magia extrema.

“Si logro esta hazaña, sería el escape a mayor altura del mundo, no hay mago que haya hecho esto antes”, aseguró el joven en el pequeño puerto del hotel Inca Utama de Huatajata, minutos antes de zambullirse.

Tres buzos de la Fuerza Naval de Bolivia, encabezados por el comandante del Centro de Instrucción de Buceo en Altura, Hernán Crespo, se lanzaron también al agua, antes de que Jesús lo hiciera, para rescatarlo en caso de que tuviera problemas para lograr su cometido. Además, el equipo de expertos delimitó la zona con boyas rojas y midió la profundidad del área, que llegaba  a los siete metros.

Dos magos ayudaron al joven poniéndole un par de esposas de policía reglamentarias y una cadena alrededor de las muñecas, a la que añadieron un candado. Después, lo ayudaron a sentarse al borde del agua, rodearon sus pies con otra cadena, a la que amarraron dos lastres, de 25 kg cada uno, para que el mago se hundiera hasta el fondo del lago, plagado de algas, que aumentaban la dificultad de la maniobra, explicó Crespo.

Segundos antes de que Jesús se metiera al agua, su maestro de magia, Dardo Vilar, lanzó las llaves de las esposas y de los candados de las cadenas a pocos centímetros del escapista.

Una vez en el agua, la corriente y el traje de neopreno impidieron que Jesús se hundiera. Aun así, permaneció con el cuerpo y la cabeza en el agua y, en tan sólo 32 segundos, salió a la superficie, con la respiración agitada, sin cadenas y con las esposas colgando de su muñeca izquierda. Superó el tiempo estimado para realizar el “truco”, que era de 45 segundos.

“Para haberse hundido, tendrían que haberle atado el lastre a la cintura, no a los pies”, explicó el comandante Crespo.Logro. Antes de realizar la prueba final, Jesús sólo había ensayado una vez en Huatajata, y “tres o cuatro” en una piscina, en La Paz. Pero nunca había hecho la prueba con los 50 kilos de más enganchados a sus pies. “Lo he añadido porque quería hacer esta hazaña más complicada”, explicó.

El evento fue auspiciado por la empresa importadora y exportadora de alimentos y bebidas San Jorge, en la que Jesús trabaja como asistente de ventas. Hace dos años empezó a practicar magia, y se animó a hacer esta actividad en el lago Titicaca, uno de los más altos del mundo, para batir un récord. Ahora, satisfecho, piensa repetir su actuación y ya está pensando en nuevos ideas para otros shows.

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia