Sociedad

Mamás estrechan vínculos con sus hijos a través de Facebook

En pleno boom de las redes sociales por internet, hay mamás que hallaron en el Facebook un espacio para estrechar vínculos con sus hijos y entenderlos mejor. Esta herramienta les permite tenerlos como contacto con ese fin, a la vez de protegerlos de los peligros del ciberespacio.

Relación. Una madre observa el perfil de Facebook de su hija adolescente. Producción de La Razón.

Relación. Una madre observa el perfil de Facebook de su hija adolescente. Producción de La Razón.

La Razón / Guiomara Calle / La Paz

00:00 / 27 de mayo de 2012

La Razón consultó con un grupo de mamás sobre el uso que le dan a las redes sociales. De 25 entrevistadas, 18 aseguraron tener una cuenta en Facebook y todas ellas tienen a sus hijos agregados. Otras tres optaron por prohibirles crear una cuenta pues consideran que así no se exponen a peligros; y cuatro afirmaron no tener acceso ni cuenta a dicha red social.

“Tengo siete hijos, la mayor tiene 31 y el menor 13 años, todos tienen cuenta en Facebook y yo los tengo agregados en la mía. Lo usamos para comunicarnos, porque mis hijas mayores no viven conmigo, incluso una de ellas radica en Llallagua (Potosí), pero con la red social podemos acortar las distancias y no pierdo casi nada de su vida”, expresó Lidia Castro.

Otras 12 mamás que usan Facebook comparten el criterio de Lidia y coinciden en que no se trata de controlar a los hijos, sino de contar con un recurso más para acercarse a ellos y entender el mundo en el que viven.

Uno de estos casos es el de Rocío Flores, que tiene dos hijos adolescentes: Esthefany y Johan, con quienes muchas veces no puede compartir actividades por su trabajo, sin embargo, afirma que los tres encontraron un espacio en Facebook para “ponerse al día, aconsejarse y reír un poco”.

Utilidad. “Un boletín informativo de primera mano” así define a la popular red social Eliana Pérez, madre de Walquiria de 23 años. Ambas tienen contacto a través de sus cuentas además de llevar una buena relación, por lo que esta mamá no considera que sea una herramienta de control, sino una forma de acercarse.

Pero no todas piensan igual, las otras cinco mamás que están en Facebook y que tienen agregados a sus hijos, admitieron, por separado, que lo hacen únicamente para controlarlos y saber sobre las actividades que realizan y qué amistades tienen agregadas.

“No se les puede prohibir que abran una cuenta, es peor, lo quieren hacer con más ganas, así que es mejor que lo hagan pero con la condición de que nos agreguen para protegerlos”, señaló María Calderón. Un especialista reflexionó al respecto en sentido de que las mamás deben “acompañar” a sus hijos en las redes, no “controlarlos”.

Tres de las 25 madres consultadas aseguran que la red social representa un serio peligro para sus hijos, por los casos de tráfico de personas que comenzaron como un “inocente” contacto a través de diversas herramientas digitales. Una de ellas es Paola Arteaga, que tiene una hija de 11 años a la que le tiene prohibido abrir una cuenta en cualquier red social para protegerla, incluso cuida de no colgar fotos de su familia en alguna página pública. “Mi hija no tiene una edad prudente para estas cosas, así que no la dejo, me parece muy peligroso”, dijo.

Los hijos las agregan

De las 18 mamás que tienen como contactos a sus hijos, 12 afirman que ellos las agregaron; en los otros seis casos, ellas tomaron la iniciativa.

‘Deben acompañar al hijo, no controlarlo’

El ciberactivista y experto en redes sociales Mario Durán  sostuvo que es necesario que las madres estén conectadas con sus hijos a través del Facebook u otra red, pero no con el afán de controlarlos, sino de acompañarlos.  “Las mamás no deben usar las redes sociales para controlar a su hijos porque aumentan en muchos casos la rebeldía propia de la juventud, lo mejor es fomentar como familia la comunicación y si pueden contactarse a través del Facebook, que lo hagan”, dijo.

Durán sostuvo que por temor a este aspecto, muchos jóvenes se resisten a aceptar a sus madres en el Facebook o Twitter, porque lo consideran un espacio privado. No obstante, mencionó que hay muchos peligros latentes en las redes sociales, como el caso de proxenetas que se contactan por ese medio o clanes de trata y tráfico que actúan de la misma manera, una razón más para estar cerca de los hijos en la red social.

“Si el hijo tiene cuenta en Facebook, la madre también debe tenerla para que los acompañen y superen la brecha digital que muchas veces separa a ambos, pero debe ser con mucho tacto y no generar un ambiente de control porque terminarán siendo bloqueadas por sus hijos”, sugirió.

Por ello, recomendó a las madres que aún no comprenden las redes sociales, aprender a utilizarlas y tomar cursos para el propósito si es necesario, de tal forma que entiendan el mundo del internet en el que viven sus hijos. Durán sostuvo que es un aspecto positivo que las mamás de hoy se acerquen a sus hijos por Facebook.

Es mejor esperar a que el hijo agregue a la madre

El portal “Mamás de más de 40 años en el Facebook” recomienda a las progenitoras no enviar las solicitudes a sus hijos adolescentes o universitarios para que se hagan amigos de ellas en el Facebook, sino comentarles que ya tienen una cuenta en la red social y dejar que sean ellos los que decidan si se quieren conectar o no a su madre.

Una mamá no debe ofenderse si la invitación es ignorada

Si la madre es la que agrega a su hijo como amigo en Facebook y éste ignora su invitación, el portal recomienda no ofenderse y considerar que ellos tienen derecho a decidir quién forma parte o no de su lista de amigos. “Recuerden que Facebook comenzó como un espacio para jóvenes y muchos aún sienten que los adultos invaden su espacio”.

Se debe evitar hacer comentarios en los muros

Si las mamás ya están conectadas con sus hijos en alguna red social, se sugiere evitar marcar todo lo que escriben ellos en su muro con “me gusta”, procurar no escribir mensajes en ese espacio o “darles toques”. En caso de que ella quiera decirle algo a su hijo, es mejor hacerlo en persona, llamarlo por teléfono o enviarle un e-mail o inbox.

Sugieren no subir fotos de ellos sin su permiso

El portal recomienda a las mamás no subir fotos de cuando sus hijos eran pequeños sin su permiso. Tal vez a la madre y a sus amigas esto les pueda parecer tierno, pero a ellos les puede parecer “aterrador”. Señalan también que tampoco es bueno enviar solicitudes de amistad a los amigos de los hijos, es mejor que ellos decidan.

‘Le comparto enlaces’: Omayra dice que la red social es muy útil

Omayra Montecinos tiene un hijo de 13 años, Manuel, ambos sostienen una buena relación familiar y para ella el Facebook es muy útil porque los acercó más. Detalles y muestras de cariño caracterizan a este dúo contactado por medio de la red social desde hace algunos meses; él fue quien la agregó. A Omayra le gusta compartirle a Manuel mensajes positivos y algunos “conceptos de vida”, y lo que más le agrada es que él responde siempre con un “me gusta”, una de las opciones del Facebook.

“Principalmente utilizamos la red social para comunicarnos, le comparto enlaces con mensajes positivos y de aliento, también tarjetas de cariño para recordarle cuánto lo quiero”, expresó Omayra. Ella, al igual que muchas mamás, debe trabajar durante el día para ofrecerle mejores días a su hijo. Omayra es una de las funcionarias de la Alcaldía de La Paz.

Contacto. A pesar del día ajetreado que tiene, casi rutinario, se da modos para mantener el contacto con su hijo mediante las redes sociales y darle algunos detalles que tal vez le gustaría compartir en persona. “El Facebook ayuda bastante; muchas veces, por falta de tiempo con el trabajo, no puedo comprarle una tarjeta física y con la red le envío una virtual”, manifestó.

Omayra no comparte la idea de que esta herramienta sea un medio de control de las madres a los hijos, al contrario, asegura que es un aspecto que refleja la confianza que existe en la familia. “Nos une más, siento que estoy al pendiente de lo que él necesita”, indicó.

‘El colegio lo recomienda’: La condición es aceptar a la madre en la red

Viviana Balderrama dejó que sus hijos tengan una cuenta en Facebook y se hizo amiga de ellos por la red social porque los profesores del colegio donde ellos estudian se lo recomendaron. La familia estableció dos condiciones para que los dos hijos accedan a la red social, la primera fue, precisamente, que agreguen a su mamá; la segunda, que ella no se inmiscuya ni opine en sus muros.

“En el mismo colegio nos aconsejaron que nos contactemos con ellos, de esta manera ninguno se molesta al tenerme como contacto, porque además ése fue el trato para que abran sus propias cuentas y también que yo no ponga cosas ridículas en su muros”, contó Viviana.

Control. Viviana reconoce que también utiliza este acercamiento para estar al pendiente de sus dos hijos, ver qué tipo de amigos tienen agregados y qué actividades realizan, pero lo hace sólo por seguridad.  “Últimamente se han dado muchos casos de bullying (maltrato escolar) en el Facebook y cuido que mis hijos no sean víctimas ni agresores de esto”, relató.

Gracias al trato que hizo esta mamá con sus hijos, llevan una relación armónica en la red social, incluso esta herramienta les ayuda bastante en las horas de trabajo de Viviana, quien a través del chat puede ayudar a sus hijos en las tareas.

La clave para ello es el respeto, dijo Viviana, quien aseguró que nunca haría algo que avergüence o incomode a sus hijos; citó como ejemplo una experiencia de un compañero de la escuela donde estudian ellos. “Cuido mucho lo que hago, no quiero hacer lo que una vez sucedió con un compañero de mi hijo, él viajó por más de un mes con su papá, y la mamá del niño lo invadió de mensajes en el muro; yo sé que a mis hijos no les gusta”.

‘Estamos más cerca’: Rocío utiliza la red para chatear con sus hijos

Una forma de estar más conectados y tratar de aminorar el tiempo que no pueden estar juntos por el trabajo de mamá, es lo que significa para esta familia la red social Facebook. Rocío es viuda, saca adelante a sus tres hijos ella sola, por lo que debe trabajar bastante para ofrecer el bienestar a su familia.

Sus dos hijos mayores, Esthefany de 11 años y Johan de 14, ya tienen una cuenta en Facebook y ambos agregaron a su mamá para estar cerca de ella mientras trabaja, según su relato. “Utilizamos el Facebook para estar contactados todo el tiempo posible, por eso decidí instalar internet ya que yo no puedo estar mucho tiempo con mis hijos por trabajo”, dijo Rocío. Este trío incluso aprovecha la red social para las tareas escolares, pues Rocío casi siempre los ayuda mediante el chat del Facebook.

Diversión. Además de las tareas, ella puede compartir con sus hijos sobre las actividades que realizaron durante el día, las experiencias del colegio. “Las bromas y las risas son indispensables para una tarde en la red”, indicó Rocío.

A pesar de los beneficios, esta mamá está consciente de que la red también implica peligro para sus hijos, por los clanes de trata y tráfico de personas que muchas veces contactan a sus víctimas por esa vía. Por esta razón, tiene mucho cuidado con las amistades que aceptan Johan y Esthefany, quienes normalmente consultan si tienen alguna duda, debido a la confianza que se tienen.

“Ellos saben de los peligros de la red social, les expliqué y por eso me preguntan cuando una persona que no conocen los quiere agregar, así es mejor para mi tranquilidad y la de ellos mismos”, expresó.

‘Acortamos la distancia’: María Eugenia y Laura ‘se ven’ a diario

Cada vez que María Eugenia y Laura, madre e hija, se conectan por el Facebook, los kilómetros entre Florida (Estados Unidos) y La Paz se reducen a cero. Ambas sostienen charlas extensas a diario y mediante las fotografías pueden enterarse de las cosas que realizan. En 2008, cuando Facebook empezó a posicionarse en el medio, Laura ayudó a su madre a abrir una cuenta en la red social para que puedan estar en contacto sin imaginar, tal vez, que cinco años después ése sería su principal medio de comunicación.

No importa el horario, al menos una vez cada día ambas se conectan y se cuentan todo en detalle. Las llamadas telefónicas pasaron a un segundo plano porque son más para concertar los encuentros en la red, contó Laura. María Eugenia no sólo puede enterarse de las actividades que su hija realiza, también mantiene contacto con su otro hijo, que vive en La Paz y está casado; ella puede ver cómo sus dos nietos crecen y enterarse de las travesuras que realizan.

Muro. En el muro de Laura, María Eugenia es más que un contacto, porque las actualizaciones de la hija son como en la vida real, las imágenes se convierten en escenas como si sucedieran en vivo. Por esta razón es que ambas aprovechan los beneficios de la red social al máximo, que incluye la parte gráfica en el muro de cada una de ellas. “Me encanta porque me hace sentir que estoy presente en su vida y ella en mi vida, mantenemos una relación íntima, como cuando vivíamos juntas”, asegura María Eugenia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia