Sociedad

Una libreta con teléfonos vincula a un hospital con el caso de medicamentos truchos

El 29 de marzo pasado la Policía intervino un negocio en la localidad de Desaguadero, frontera con Perú, que luego destapó el caso de una red que comercializaba medicamentos ilegales. Ahí se encontró una  libreta con una gran cantidad de números telefónicos.

El Alto. Allanamiento a una fábrica clandestina de medicamentos en la zona Villa Bolívar F.

El Alto. Allanamiento a una fábrica clandestina de medicamentos en la zona Villa Bolívar F.

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

11:07 / 19 de junio de 2019

Una larga lista de números de teléfono contenidos en una libreta incautada en Desaguadero, cuyos propietarios fueron identificados a través del cruce de llamadas mediante una georreferenciación de la señal, es el principal indicio que vincula al hospital privado Agramont con el caso de los medicamentos truchos. Hay un aprehendido.

El 29 de marzo pasado la Policía intervino un negocio en la localidad de Desaguadero, frontera con Perú, que luego destapó el caso de una red que comercializaba medicamentos truchos. Ahí se encontró una  libreta con una gran cantidad de números telefónicos que Inteligencia ahora indaga.

La Policía aún investiga los documentos secuestrados en esa localidad para determinar “qué personas han adquirido esos medicamentos para ponerlos en circulación nacional, la lista es bastante amplia y no es rápido, estamos analizando teléfono por teléfono”, sostuvo el jefe de la División de Corrupción Pública de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Luis Fernando Guarachi, en una entrevista con la red Uno.

El jefe de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), teniente coronel Pablo Blanco, contó al mismo medio que las empresas telefónicas que operan en el país certificaron el flujo de llamadas entre Desaguadero y la clínica de El Alto.  

“No lo decimos nosotros, lo dicen las empresas a través de un trabajo técnico científico es que estas llamadas procedente y a la vez de La Paz hacia Desaguadero salían y rebotaban a la clínica mencionada y lo que nos llama la atención es que estos teléfonos eran los teléfonos corporativos de esta clínica que ayer se intervino”, informó.

El martes, los agentes de la Policía allanaron dos viviendas en las cuales se encontró “productos que tienen relación con Desaguadero”, insistió Blanco sobre el operativo por el cual la Fiscalía aprehendió a un supuesto familiar del dueño de la clínica y dos cajas, una caja con el rótulo “Desaguadero” que los personeros de la clínica no supieron explicar.

¿Medicamentos de contrabando o falsificados?

“Son los mismos medicamentos que estaban registrados en un libro en Desaguadero y además no son fáciles de encontrar en ningún lugar, sino son medicamentos quirúrgicos que estaban inscritos o registrados en un libro en Desaguadero”, afirmó Blanco.

Por su lado, Guarachi explicó que tras las pesquisas para establecer la identidad de los propietarios de las líneas, se pudo establecer que pertenecían “a dos personas que trabajan en este centro hospitalario y además (uno) es hermano del dueño de este hospital”.

Esa afirmación fue rebatida por el propietario Fortino Jaime Agramont en otra entrevista con la red ATB en la que además denunció “abuso de poder y de derecho” de la Fiscalía y del mayor Guarachi por “dañar la imagen” de la institución.

Sobre el procesado, dijo que es un familiar, pero no de primer grado como afirma la Policía.

“El Ministerio Público se frustró al quererme incriminar relación parenteral de primer grado con uno de los investigados y al no haber encontrado ningún medicamento sin registro sanitario en el hospital, pese a ello cometieron la arbitrariedad de secuestrar dos productos con registro y tiene las facturas obtenidas de instituciones legalmente establecidas en el país”, reclamó.

Los funcionarios del centro médico que se ubica en la zona Villa Dolores de El Alto presentaron el martes como descargo dos facturas que, para Guarachi, “no guardan relación con el nombre de las cajas que estaban almacenadas, (las facturas) decían otra cosa”.

“Llamando al encargado de recepción él indica que no tenía conocimiento por qué decía ‘Desaguadero’ y por qué ha ingresado con otro registro, esto también lo verifica personal de Sedes y Agemed que estaban en ese momento y les indica que el procedimiento de almacenamiento, recepción no era el correcto, es en ese sentido que el fiscal determina el secuestro y es otro de los elementos que está siendo analizado en el área investigativa para poder determinar la participación o no de personal de esta clínica esta empresas”, dijo Guarachi. (19/06/2019)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia