Sociedad

El buen humor, la alegría y la fortaleza marcaron a Galindo

Semblanza. Trabajó en los diarios Hoy, Última Hora y La Razón

Velorio. La misa de cuerpo presente será hoy, a las 11.00, en la funeraria Santa María, avenida Busch.

Velorio. La misa de cuerpo presente será hoy, a las 11.00, en la funeraria Santa María, avenida Busch. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

01:34 / 20 de enero de 2016

Cuando el periodista Christian Galindo ingresaba a la redacción de La Razón, casi siempre lograba arrancar sonrisas con su peculiar forma de ser. “¿Qué novedades, penducas?”, “te vas a tunear (embellecer)”, “¿ya tienes gallo (novio)?”, eran frases propias de él.

La mayoría de sus amigos, colegas y compañeros de trabajo coincidieron en que hablar de Christian sin recordar su sentido del humor es no saber nada de él. Su capacidad humana y profesional era relacionarse y llevarse bien con todos, incluso así no sean de su equipo: The Strongest, el Tigre, como él decía.

Christian nació en La Paz el 14 de agosto. Salió bachiller del Instituto Domingo Savio, donde cultivó varias amistades, que hasta el día lunes se mantenían en contacto con él. Otro grupo cercano fue el de su exbarrio, San Pedro, con quienes organizaba hasta hace poco encuentros deportivos.

“Siempre estaba alegre y contagiaba su humor al resto de las personas. Fueron muchas las travesuras de jóvenes, será difícil no recordarlas”, rememoró Oswaldo Aguirre, su amigo de infancia y compañero de trabajo.

Obtuvo la licenciatura de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y trabajó en los diarios Hoy, Última Hora y La Razón. También fue responsable de Comunicación en la entonces Superintendencia de Transportes.

Jorge Asturizaga, Marcos Bonilla y Jaime Ayllón, periodistas de Marcas La Razón, indicaron que su amistad nació hace casi 20 años, durante las coberturas en deportes. “Siempre estaba bromeando, pero a la hora de escuchar, no reparaba con el tiempo y era muy solidario”, expresó Bonilla.

Sus amistades lo consideran un tigre, no solo por ser hincha de The Strongest, sino porque así vivía y lo demostró cuando superó las consecuencias del accidente de tránsito de marzo de 2014.

Con humor, él decía que en parte era de metal. Su esposa, Liliana Marañón, y sus hijos Luciano y Natalia eran su otra pasión, pues siempre estaban en sus conversaciones. Christian falleció la noche del lunes por problemas de salud. Sus restos serán enterrados hoy, a las 12.00, en el Cementerio Jardín, sector Prolongación Las Dalias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia