Sociedad

Morales ratifica un incremento salarial acorde a la inflación

El mandatario Evo Morales afirmó que el incremento salarial para esta gestión será mayor a la tasa de inflación de 2011 (6,9%), pero no “mucho” debido a que el Gobierno realizará inversiones en la industrialización de hidrocarburos. La COB anuncia paros y huelgas.

Conflicto. Los estudiantes de Medicina, en vigilia en el Hospital de Clínicas ante posibles intervenciones.

Conflicto. Los estudiantes de Medicina, en vigilia en el Hospital de Clínicas ante posibles intervenciones.

La Razón / Christian Galindo / La Paz

03:00 / 13 de abril de 2012

“Los incrementos salariales siempre van a ser por encima de la tasa de inflación, jamás ha sido menos en nuestra gestión. Yo quisiera aumentar mucho, pero también tenemos que invertir y tenemos dos inversiones grandes que hacer como Gobierno nacional”, dijo Morales ayer en El Alto, en el acto de entrega de computadoras portátiles a los maestros.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación acumulada a diciembre de 2011 llegó a 6,9% y el Ejecutivo ofreció hace 13 días 7% de alza salarial con base en ese dato. Sin embargo, el ente matriz de los trabajadores exige un salario de 8.300 bolivianos, que en su criterio equivale a una canasta familiar básica.

Las inversiones a las que se refirió el gobernante consisten en la industrialización de hidrocarburos. La idea, dijo, es generar mayores ingresos que luego serán distribuidos entre los gobiernos subnacionales y los salarios.

“En la planta de separación de líquidos de Río Grande, en Santa Cruz, estamos invirtiendo 160 millones de dólares y cuando esté terminado, al año, va a rentar 350 millones de dólares, que se van a democratizar mediante la distribución en  salarios”, aseveró.

Otro de los proyectos es la planta de separación de líquidos de Yacuiba (Tarija), con una inversión de 600 millones de dólares. “Cuando esté instalada, generará a favor del Tesoro General de la Nación (TGN) cerca de 1.000 millones de dólares año”, refirió el dignatario.

Pliego. El 22 de marzo, la Central Obrera Boliviana (COB) hizo llegar al Ejecutivo su pliego único de peticiones con ocho puntos, entre ellos, el salario de 8.309 bolivianos y la reactivación del aparato productivo, además de la abrogación del Decreto Supremo 1126, que amplía a ocho horas la jornada laboral de los trabajadores en salud.

Días después, el Gobierno respondió con una propuesta que consiste en el incremento de 7% a la masa salarial y el 15% al salario mínimo nacional. El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, señaló que entregaron un documento explicativo de 37 páginas con los detalles de la oferta.

De inmediato, la COB rechazó la propuesta gubernamental y convocó a un paro nacional de 24 horas que se cumplió el miércoles de forma parcial. Ese día, el Ejecutivo llamó a una reunión que no tuvo avances por el condicionamiento de los dirigentes de solucionar primero el conflicto de salud, que ya lleva medio mes.

En el acto de ayer, el presidente Morales sostuvo que el país ya no se encuentra en la etapa de reactivación del aparato productivo, sino en la fase de diversificación del mismo, “en el proceso de potenciar el aparato productivo para que haya más ingresos en beneficio del pueblo y una adecuada distribución económica”.

Queja. En ese marco, el Jefe del Estado lamentó que “algunos grupos” se opongan al ingreso del progreso con la industrialización de los hidrocarburos, bajo pretextos de consulta previa y beneficios sectoriales, según reportó la agencia ABI.

La respuesta fue contundente. “Si el Gobierno y el presidente Evo Morales no modifican su posición en torno al incremento miserable del 7%, los trabajadores le contestaremos con paros, huelgas de hambre”, indicó Simer Huacota, secretario de Conflictos de la Central Obrera Boliviana, a Fides. El dirigente cobista agregó que las movilizaciones serán definidas en el ampliado del 18 de abril, como se acordó en el último encuentro de los trabajadores.

Personal trabaja 207 de 261 días hábiles

En los hospitales públicos de tercer nivel del país existe la necesidad de una “reingeniería organizacional en la oferta de recursos humanos”, tal es la conclusión de un estudio realizado en diciembre de 2011.

El informe “Análisis de la dotación de recursos humanos médicos y producción”, realizado por el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud, se efectuó en los hospitales Santa Bárbara (Sucre), Clínicas (La Paz), Santa Bárbara (Potosí) y Germán Busch (Trinidad), y establece que los médicos y enfermeras sólo llegan a trabajar, en promedio, 207 de los 261 días hábiles del año y que su productividad es del 50%.

El técnico que elaboró el estudio explicó que se analizó la capacidad de la oferta esperada, el total de horas disponibles en oferta y el rendimiento productivo, entre otros aspectos. El 10 de marzo, La Razón publicó un avance de la investigación. El viceministro Martín Maturano dijo que el resultado fue revelador “porque se buscaba encontrar la brecha en recursos humanos de cuánto tenemos y cuánto necesitamos. La conclusión respalda la restitución de ocho horas de trabajo”.

Defensor vuelve a convocar al diálogo

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, volvió a convocar al Gobierno, médicos y trabajadores en salud a reanudar el diálogo y solucionar el conflicto de la paralización de la atención de los servicios en los hospitales, “porque atenta a la salud y la vida de la población, sobre todo de la más empobrecida”. La autoridad incluso ofreció las instalaciones de la Defensoría para un posible encuentro entre los representantes de las partes en conflicto.

El 3 de abril, la Defensoría medió la firma de un acuerdo entre los sectores enfrentados, que los médicos no acataron. Desde el 10 de abril empezó la vigencia de la jornada de ocho horas laborales, lo que es rechazado por los galenos, en tanto que los trabajadores administrativos exigen ser incluidos en la Ley General del Trabajo para acceder a beneficios sociales.

Las representaciones defensoriales visitaron 43 centros de salud en el país, para verificar si existe o no atención, y se evidenció que sólo en casos “muy graves” funcionan los servicios de laboratorio y rayos X. Sobre la situación de pacientes hospitalizados, se verificó, según el reporte, que existe personal mínimo para atender casos graves, como en el hospital San Juan de Dios de Santa Cruz. En el Hospital Obrero de Cochabamba la atención está a cargo de residentes internos.

El titular del área, Juan Carlos Calvimontes, dijo que existe predisposición para el diálogo, que ya habría iniciado con los trabajadores. “Las puertas de este ministerio están abiertas e invitamos a dialogar”, dijo. En tanto, hasta ayer el paro médico continuaba y cuatro personas cumplían el segundo día de ayuno en demanda de la derogación del decreto de las ocho horas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia