Sociedad

Feria navideña ofrece el Niño Jesús potosino y tarabuqueño

Tradición. Hay ropas de colores, con encajes, perlas e hilos de oro

Novedad. El Niño Dios con la indumentaria tradicional de Tarabuco (Chuquisaca) y de Potosí.

Novedad. El Niño Dios con la indumentaria tradicional de Tarabuco (Chuquisaca) y de Potosí. Ignacio Prudencio.

La Razón (Edición Impresa) / Aleja Cuevas / La Paz

01:14 / 10 de diciembre de 2015

El Niño Jesús con la indumentaria tradicional de Tarabuco (Chuquisaca) y Potosí son algunas de las novedades que ofrece este año la Feria Navideña del Parque Urbano Central (PUC), a dos semanas de la Nochebuena. Los feriantes venden hace dos años al Niño zambo.

“Hay clientes que les gusta la originalidad, por eso cada año innovamos, sobre todo en la ropa del Niño Jesús”, expresó Betty Quisberth, vendedora de la imagen del Niño Dios con diferentes trajes autóctonos. 

Contó que su padre inventó hace tres años al Niño Dios árabe y hace dos, al Niño Franciscano. Este año puso a la venta el Niño campesino, potosino, tarabuqueño y al Niño Papa. De este último vendió unas 300 piezas en menos de un mes.

Precios. Cada Niño cuesta entre Bs 25 y 45, dependiendo del tamaño de la figura. El precio se debe a la originalidad de las vestimentas, aseguró Quisberth. Por ejemplo, el Niño Jesús tarabuqueño luce un traje hecho de bayeta y un casco característico elaborado de cuero.

“Todo está hecho a la medida del Niñito, desde la ropa hasta los accesorios”, comentó la vendedora de la feria navideña, que exhibe sus productos en la sección Maruja.

Según Eva Calderón, otra comerciante y artesana, los católicos acostumbran a comprar la imagen del Niño Jesús en la segunda quincena de diciembre, junto al pesebre y los adornos tradicionales. Agregó que desde que aparecieron las variedades en telas, gasas y adornos chinos y panameños hay la posibilidad de hacer mejores vestimentas para el Niño.

Calderón ofrece desde hace dos años el Niño zambo, una imagen con la piel oscura. “Este Niño es muy vendido, la gente lo lleva porque dice que es tierno. Es que el rostro de este zambito es muy lindo”.  Pero además ofrece cinco tipos de Niño: el francés, el español, el cusqueño (cabello rizado y pestañas largas), el gateador (por la pose de la imagen) y el chupón (con un dedo a la boca). “Cada uno tiene un rostro e indumentaria diferente. El francés, por ejemplo, tiene rasgos más finos”.

Si bien hace años no había esta variedad, los artesanos empezaron a  imitar estos modelos extranjeros, incluso agregándole un estilo propio y mejorado, comentó Calderón. El precio va desde Bs 15 hasta 180, cada uno.

En cuanto a la ropa, en la feria hay una variedad de colores. Algunas incluso llevan hilos de oro, encajes y perlas. Si se trata de originalidad en pesebres, Trinidad Flores vende artesanía rústica elaborada en madera y recubierta con ladrillo molido, piedra mármol, arena, piedras y barniz. El precio varía de acuerdo con el tamaño y los adornos. Hay desde Bs 25 hasta 150.

Exposición de pesebres

Miniatura

Hoy, a las 19.00, el museo Tambo Quirquincho abre una muestra de nacimientos tradicionales de México, además de 46 pesebres de colección privada y en miniatura de Ecuador, Perú, China, Colombia y Ecuador, y uno del siglo XVIII.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia