Sociedad

Rezos, misas y picana son infaltables en Nochebuena

Las familias bolivianas celebran la Navidad con tradiciones que aún perduran en el tiempo. La Intendencia Municipal recomienda tener cuidado a la hora de comprar

Celebración. Un grupo de personas en la misa del Niño Jesús, en la Basílica de San Francisco.

Celebración. Un grupo de personas en la misa del Niño Jesús, en la Basílica de San Francisco. La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Aleja Cuevas / La Paz

02:46 / 24 de diciembre de 2014

Misas cerca de la medianoche del 24, rezos alrededor del nacimiento de Jesús y compartir un plato de picana son los componentes que no deben faltar en esta Nochebuena. Historiadores resaltan que la comida navideña trasciende desde la Colonia. “De acuerdo con la tradición, en la mayor parte de las familias lo infaltable es la picana”, mencionó ayer el historiador y promotor cultural Fernando Cajías, a tiempo de resaltar que es fundamental esperar hasta la medianoche del 24, porque el nacimiento de Jesús es el 25.

Según el historiador Randy Chávez, horas antes de este día las familias asisten a la Misa de Gallo (rito previo a la medianoche), en la que el párroco recuerda la historia del Niño Jesús.

Chávez agregó que en otras familias se realizan rezos alrededor del Nacimiento, como una forma de adoración. Antes, este tipo de veneraciones lo hacían los niños al son de villancicos, una costumbre que va desapareciendo. “Ellos visitaban a las familias que tenían armado un pesebre y se les daba una taza se chocolate con buñuelos”, recordó Chávez.

Costumbre. Estas masas también eran compartidas por las familias que retornaban de las misas. El historiador Fernando Cajías señaló que la picana es un plato tradicional de la Colonia, que tiene una mezcla de lo español y lo indígena, y creatividad, ya que incluye varios productos.

El chef Óscar Mora afirmó que el secreto de este caldo es la mezcla de tres a cuatro carnes (res, pollo, cerdo y cordero), pero además el ingrediente principal es el vino. “En el valle cochabambino optan por la chicha”, detalló. Añadió que esta comida incluye alimentos de cada región como la tunta, la papa, el choclo y las frutas secas, como pasas, y en ocasiones manzanas frescas.

Según Cajías, “la mayoría no halla la Navidad sin picana”, a propósito de algunas familias que optan por comer pavo, que es más una costumbre estadounidense. Chávez explicó que la picana incluía ajíes en la época de la Colonia, pero después tuvo variaciones. No obstante, a pesar de ello, es una comida especial que se comparte con toda la familia.

Tigo agasajó a más de 1.000 niños de El Alto

En su quinta versión, la telefónica Tigo realizó ayer el agasajo navideño a más de 1.000 niños de escasos recursos y en situación de calle de El Alto, quienes participaron del “Desayuno solidario” y recibieron regalos en la sucursal de la zona 16 de Julio.  Bajo el lema “Mil sonrisas conectadas en Navidad”, los más de  1.000 niños recibieron panetón y un vaso caliente de chocolate.

La gerente de Comunicación y Responsabilidad Corporativa de Tigo, Nadia Eid, dijo que el desayuno y los regalos forman parte de las actividades anuales de la telefónica, que busca reunir a tantos niños como sea posible para verlos sonreír en la época navideña.

Durante el agasajo, los Ekusitos, educadores viales de El Alto, divirtieron a los niños. Además hubo un show de acrobacias de perros policías del Centro de Adiestramiento de Canes de la Academia Nacional de Policías y música de la Sinfónica de la ciudad.  A pesar del mal clima, los niños se alegraron también con la presencia de Papanoeles.

Piden verificar productos navideños

A horas de la Nochebuena, la Intendencia Municipal pide a los consumidores, al momento de comprar productos navideños, verificar el registro sanitario y examinar el estado de la carne de pollo y cerdo, el panetón y la sidra. El intendente Óscar Guillén explicó que un pollo fresco no debe presentar olor desagradable, líquido flemoso ni color “blanquecino”. “Algunos comerciantes utilizan químicos para eliminar el color y el olor del pollo guardado, y usan colorante o lavandina”.

En el caso de la carne de cerdo, la Intendencia sugirió comprar ejemplares de La Cabaña, que presenta un color rojo cereza, lo que no pasa con un cerdo criollo. Si la carne tiene un tono verde oscuro es señal de que está en proceso de descomposición. En caso de que la textura sea flemosa, es signo de que las bacterias se multiplicaron, explicó Guillén.

Cuidado. Otro de los productos con los que se dede tener cuidado es la sidra, una bebida que se consume habitualmente a medianoche del 24. Ésta debe poseer el precinto de seguridad de la tapa y se debe verificar que esté bien unida con las ranuras de la botella.

En el caso del panetón, Guillén resaltó que debe llevar un registro sanitario. “La masa del producto no debe ser húmeda, ni desprender un olor a licor; de ser así, es señal de que la masa está en proceso de descomposición”. La Intendencia desplegará hoy a todos sus funcionarios para reforzar el control en la venta de productos navideños y su estado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia