Sociedad

Hace un año el papa Francisco visitó Bolivia y pidió diálogo para solucionar el tema marítimo

En su primer día en suelo boliviano visitó a Evo Morales en Palacio de Gobierno, le regaló una hoz y un martillo y luego ofreció una eucaristía en la Catedral, desde donde lanzó la frase: "Estoy pensando en el mar. Diálogo. El diálogo es indispensable". De noche partió a la capital oriental de Santa Cruz de la Sierra donde permaneció dos días.

La Razón Digital / Paulo Cuiza / La Paz

07:52 / 08 de julio de 2016

Este viernes 8 de julio Bolivia recuerda un año de la visita del papa Francisco, en un periplo por Sudamérica que incluyó Ecuador y Paraguay. En su primer día en suelo boliviano, el Pontífice sorprendió: “Estoy pensando en el mar. Diálogo. El diálogo es indispensable”, dijo en la Catedral Metropolitana de La Paz en alusión al litigio que enfrentan Bolivia y Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por una salida con soberanía al mar.

El Papa llegó a El Alto la tarde del 8 de julio de 2015 a las 17.15, procedente de Ecuador, en un avión de la estatal Boliviana de Aviación (BoA) bautizado como Pastoral 930 y acondicionado especialmente para el histórico acontecimiento. Bajó las escalinatas y saludó a los cientos de fieles y un enjambre de niños lo rodeó mientras el presidente Evo Morales llegó hasta él para saludarlo.

"Papa Francisco, Bolivia está contigo", gritaron los miles de asistentes que desde muy temprano se congregaron en el campus papal. Un callejón humano acompañó su descenso de El Alto a La Paz en un vehículo descubierto, que paró unos minutos en Ciudadela Ferroviaria, en cuyo lugar murió el padre jesuita Luis Espinal en 1981; elevó unas oraciones y continuó hacia el centro de la ciudad en medio de aplausos, llanto y el ondear de banderas tricolores y blancas.

Tres horas y 45 minutos permaneció en La Paz. Visitó a Morales en Palacio de Gobierno, le regaló una hoz y un martillo y luego ofreció una eucaristía en la Catedral, desde donde lanzó la frase: “Estoy pensando en el mar. Diálogo. El diálogo es indispensable”. Ya de noche partió a la capital oriental de Santa Cruz de la Sierra.

A las 22.44, Francisco llegó a tierra cruceña bajo los sones de la Orquesta de San José de Chiquitos, que lo recibió con un popurrí de chobenas. Morales le regaló un ramo de patujú.

Ante aproximadamente 2 millones de personas, un día después el papa Francisco celebró una misa. “Frente a tantas situaciones de hambre en el mundo podemos ‘no nos dan los números’. Hay una lógica que busca descartar a aquellos que no producen. No es necesario excluir a nadie. Basta de descartes. Denles ustedes de comer”, dijo el Pontífice.

"La riqueza más plena de una sociedad se mide en la vida de su gente. Jesús nunca se saltea la dignidad de nadie por más apariencia de no tener nada para aportar y compartir. Toda vida es fruto del amor misericordioso. Nuestro Padre no nos quita nada, todo lo multiplica", continuó.

En sus últimas horas en suelo boliviano, Francisco visitó a los reclusos del penal de máxima seguridad de Palmasola, en Santa Cruz, donde pidió a los administradores de los recintos penitenciarios dejar “la lógica de buenos y malos” e instó a los reclusos a no perder la esperanza y apoyarse en la oración para volver a empezar.

"Tienen una importante tarea en este proceso de reinserción. Tarea de levantar y no rebajar; de dignificar y no humillar; de animar y no afligir", dijo el Papa. “No podía dejar Bolivia sin venir a verles, sin dejar de compartir la fe y la esperanza que nace del amor entregado en la cruz. Gracias por recibirme”, sostuvo Francisco al iniciar su discurso, en el que recordó que dos apóstoles, Pedro y Pablo, también estuvieron presos.

El papa Francisco dejó Bolivia el 10 de julio a las 13.00 rumbo a Paraguay.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia