Sociedad

Riada del Acre reduce en 80% la franja límite de Brasil con Bolivia

En la última inundación en Cobija y Brasileia, causada por aguas del Acre, desapareció la franja de tierra brasileña, alterando el curso del río, que es un límite natural entre ambos países.

El río Acre anega terrenos. Foto: Infografía La Razón

El río Acre anega terrenos. Foto: Infografía La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

04:39 / 03 de marzo de 2015

Las inundaciones de los últimos 20 años del río Acre, que delimita el territorio entre Brasil y Bolivia, disminuyeron en 80% la franja de tierra brasileña, que de desaparecer dejaría una isla de 3.000 habitantes en el lado boliviano, según advierte un estudio.

“Hace años se alertó a las autoridades de Brasil y Bolivia sobre la posibilidad de que pueda suceder este fenómeno. Antes había 70 metros de entrada y salida, que unían a dos barrios brasileños con la ciudad de Brasileia (Brasil), ahora solo quedan 15 metros”, sostuvo Óscar Soriano, un experto en hidráulica de ríos que investiga dicha división.

El profesional boliviano, que realizó un estudio del caudal del Acre y las consecuencias para las ciudades fronterizas, especificó que si bien las inundaciones del mes pasado dejaron secuelas, otro turbión podría convertir a dos barrios brasileños en una isla.

Este fenómeno alteraría el curso del río Acre y por ende el límite natural entre ambos Estados. Pero las zonas de Cobija, aledañas a la ribera, sentirían el embate de las aguas del Acre que llegarían a arrasar todo a su paso, advirtió Soriano.

El periódico brasileño 3 de Julho Noticias informó el 26 de febrero que cerca de 3.000 residentes de Brasileia, de los barrios de Leonardo Barbosa Samaúma y 28 de Mayo, “podrían anexarse al lado boliviano” tras la inundación del río Acre, que llegó a más de 15 metros de altura, el doble de lo normal.Inundación. El diputado por Pando de Unidad Demócrata, Miguel Ojopi, recordó la advertencia de Soria sobre esa posibilidad e indicó que si las autoridades no hacen nada, los dos barrios brasileños, con 3.000 habitantes, quedarían dentro de Bolivia (ver infografía).

“Hace 20 años este meandro (curva de tierra que sigue el curso del río) era ancho, pero se achicó por las inundaciones. En la última riada estos dos barrios brasileños quedaron como una isla y el límite natural de los dos países desapareció por unos días”, mencionó.

La madrugada del 21 de febrero, las aguas del río Acre se salieron de su curso natural e inundaron varios barrios en las ciudades de Brasileia (Brasil) y Cobija (Bolivia). En la capital de Pando unas 5.000 personas tuvieron que ser trasladadas a más de 20 albergues.

“El río Acre ya decidió cortar camino entre dos curvas eliminando el único vínculo con el resto de la ciudad, los barrios se convirtieron en una isla entre Brasil y Bolivia. (...) La nacionalidad futura del barrio Leonardo Barbosa, por ahora, está en manos de la naturaleza y la gente simplemente no puede hacer nada y sin saber lo que realmente va a suceder ya que está en la isla de la desesperación”, señaló el jueves el periódico brasileño.

Al respecto, el exdiputado por Pando del Movimiento Al Socialismo (MAS) Galo Bonifaz manifestó que el riesgo de que los dos barrios brasileños se conviertan en una isla es momentáneo, pues las autoridades verán cómo subsanarlo.

“No creo que pase este fenómeno porque si bien el río Acre va cortando o avanzando en el lado de Brasil y Bolivia, los dos gobiernos ya están pensando en parar esa situación; entonces, no tenemos que alarmar a esta población que se recupera de la riada”, señaló. Según Ojopi, el caudal del Acre bajó y las autoridades de Brasil comenzaron a construir un terraplén para unir a los dos barrios con la ciudad de Brasileia. “Hay bastante maquinaria y material de construcción en la franja inundada. Estimo que en unas semanas la gente volverá a la normalidad”.

Comienza la limpieza en barrios de Cobija

Los más de 20 albergues que cobijan a unas 5.000 personas damnificadas por las inundaciones del río Acre retornan a sus hogares paulatinamente después de que el caudal bajara en diez metros.

“Las familias están volviendo a sus casas de a poco. Como Alcaldía comenzamos con la limpieza de las calles porque después de la riada las zonas quedaron con más de medio metro de lodo y nos falta agua para realizar la limpieza”, informó ayer el alcalde de Cobija, Carmelo Vargas.

La autoridad edil especificó que el caudal de las aguas del Acre disminuyó en diez metros,  es decir de 17 a 7 metros. Por ello, las calles de los barrios afectados quedaron con bastante barro y escombros.

Los distritos más perjudicados fueron el 1 y parte del 3, donde todas las viviendas quedaron totalmente anegadas hasta el techo, de aquellas con un piso de altura.

“En el Distrito 1 están los barrios más antiguos de Cobija y la inversión de los propietarios es alta porque era una zona comercial con restaurantes y áreas de recreación. Por ello las tareas de limpieza empezaron en ese distrito y una vez que se limpie se procederá a la fumigación”, indicó.

Vargas agradeció las campañas de recolección de ayuda humanitaria que se realizaron en todo el país para las familias afectadas y sostuvo que llega de a poco a los damnificados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia