Sociedad

Muerte de peces fue causada por el lodo de un turbión

Abapó. Los acuáticos no pudieron respirar por la arcilla, según un estudio

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

02:16 / 18 de diciembre de 2014

Un informe preliminar de la Gobernación cruceña reveló que la mortandad de cientos de peces registrada en Río Grande, en el municipio de Abapó, a 147 kilómetros de Santa Cruz, fue causada por lodo y arcilla removidos por el último turbión.

El pasado domingo, el río de Abapó amaneció manchado de peces muertos. Alarmada, la población se movilizó en busca de una respuesta a lo sucedido. Algunos comunarios adelantaban que se trataba de “una borrachera producto del lodo”.  

El secretario de Medio Ambiente de la Gobernación, Manlio Roca, confirmó ayer que las pruebas de campo levantadas en ese afluente muestran que el agua tiene el PH normal, pero revelan una gran cantidad de arcilla y lodo disuelto en el líquido. “Esto fue la causa de la mortandad de cientos de peces”.

“Hay saturación de lodo y partículas de arcillas en el agua que impidieron la respiración normal de los peces, lo que les provocó la muerte. Esto se debe a las intensas lluvias que lavaron terrazas aluviales”, indicó Roca. 

La autoridad medioambiental explicó que las agallas de los peces estaban saturadas de limo y arcilla, elementos que impidieron la respiración normal del animal, lo que a su vez provocó la gran mortandad de los acuáticos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia