Sociedad

Rosa se reencontró con sus familiares

Salir de Collana (Aroma, La Paz) no fue un viaje más para Flora H. y su hijo Basilio P. Significó ir hasta Buenos Aires en busca de Rosa, quien fue víctima de vejaciones por un sujeto y su esposa, dueños de un taller textil. La joven fue rescatada el 17 de abril.

La Razón (Edición Impresa) / Lilia Camacho / Buenos Aires

00:00 / 26 de abril de 2015

Salir de Collana (Aroma, La Paz) no fue un viaje más para Flora H. y su hijo Basilio P. Significó ir hasta Buenos Aires en busca de Rosa, quien fue víctima de vejaciones por un sujeto y su esposa, dueños de un taller textil. La joven fue rescatada el 17 de abril.

Aunque los tratantes —ahora detenidos en una comisaría de Buenos Aires— le habían asegurado que su hija no la quería ver más, Flora narró a este medio que solía llamar y preguntar por Rosa: “¿Cómo está mi hija, me lo estás pagando su sueldo?, les decía”.

La acusada de los vejámenes, Eliana P. —imputada por trata de personas— le respondía: “Debería darte vergüenza preguntar por la plata de tu hija, eres joven, vos puedes trabajar”. Así recordó Flora los malos tratos mientras viajaba hasta el hospital donde Rosa se recupera de las heridas que Eliana P. y Abdón T. le causaron.

Luego, Flora no supo más de su hija, llamó a varios celulares que le dieron, acudió a la familia de los imputados y solo le decían que Rosa, de 20 años, estaba bien.

Al lado de Flora, de 53 años, viaja su hijo Basilio: “No entiendo por qué le hicieron esto a mi hermana, le tenían bronca, querían vengarse”, se lamentó el muchacho.

Finalmente, tras horas de recorrido, el encuentro sucedió. “Mamita me has venido a ver, hace dos años y medio que no te veo”, dijo Rosa al ver a su mamá, quien le respondió en aymara que eran cinco años de ausencia. Por lo dramático del caso hubo el apoyo de un equipo médico. La joven fue preparada por los profesionales para el encuentro, en el que las lágrimas asomaron a sus rostros.

En efecto, hace cinco años Rosa salió de Collana hacia Viacha para acompañar a una de sus hermanas en su parto. Para entonces, Rosa tenía 15 años y ni bien nació su sobrino viajó con la familia de Eliana P. y Abdón T. a Argentina. Ella quería trabajar para comprar una prótesis dental que le prometió a su progenitora.

Allí comenzó el periodo de tortura, fruto de los abusos de Abdón y los celos de Eliana.

Tras conocerse el caso, las radios de la comunidad boliviana entre capital y provincia de Buenos Aires se unieron en campaña para juntar dinero y brindar ayuda a la familia de la víctima. La suma recaudada el viernes fue de 150.000 pesos argentinos ($us 11.538); aún no se informó cuánto se reunió ayer. La jornada radial de la comunidad boliviana fue aprovechada para difundir la línea gratuita para denunciar trata.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia