Sociedad

Cuba cambia de estatus a los hospitales de segundo nivel

Al centro de salud de Chacaltaya llegan a diario entre 400 y 500 pacientes

Equipo. Un grupo de especialistas cubanos del hospital Chacaltaya.

Equipo. Un grupo de especialistas cubanos del hospital Chacaltaya. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:00 / 20 de marzo de 2016

Después de deambular durante meses por los centros de salud de El Alto, hace semanas los dolores por la vesícula biliar y malestar de Esperanza Mollericona (64 años) fueron aliviados; bastaron dos consultas para que los especialistas cubanos del hospital Chacaltaya encuentren una solución.

“Me atendieron rápido, sin preguntar si tenía dinero. Estoy muy agradecida con los especialistas del hospital. Nunca me gustó ir al médico, pero da gusto llegar aquí porque todos me tratan con cariño”, expresó Mollericona.

El Hospital Integral Comunitario Chacaltaya está catalogado como un centro de segundo nivel, pero los 22 servicios que prestan los especialistas cubanos le cambió de estatus porque en el lugar atienden enfermedades que son tratadas en los nosocomios de tercer nivel de La Paz.  El subdirector del hospital, Óscar Manuel Díaz, quien es especialista en gastroenterología, explicó que casi todos los médicos y enfermeras destinados al centro tienen alguna especialidad.

Servicios. “Tenemos un nivel científico alto, pues nos especializamos en institutos (hospitales de cuarto nivel). Este centro ya es de tercer nivel porque contamos con neurocirujanos, pediatras, ginecólogos, gastroenterólogos, neurólogos, cirujanos angiólogos, endocrinólogos, obstetras, neonatólogos, cardiólogos y traumatólogos”, dijo.

En julio de 2006, la antigua infraestructura de la Organización No Gubernamental Pro Salud fue inaugurada como el nuevo hospital Chacaltaya, después que albañiles —junto con los primeros médicos cubanos llegados a Bolivia— ampliaron y refaccionaron durante dos meses la infraestructura.  De ahí a la fecha, el trabajo del nosocomio no se interrumpió y cada día atienden entre 400 a 500 pacientes con diferentes dolencias.

Pero el centro Chacaltaya no es el único catalogado como establecimiento de salud de segundo nivel con especialistas de alta complejidad, pues en el centro Integral Comunitario Valle Hermoso, de la ciudad de Cochabamba, trabajan más de una veintena de profesionales en salud que tienen diferentes especialidades.

En el nosocomio, la atención diaria sobrepasa los 300 pacientes, se realizan entre seis a 10 cirugías diarias en un solo quirófano. Las enfermedades más comunes son los parásitos intestinales y las infecciones respiratorias en los niños y en personas adultas.

Lo mismo sucede con sus similares de Tarabuco (Chuquisaca), en Vallegrande (Santa Cruz) o el centro Integral Comunitario de Yacuiba (Tarija). En todos estos nosocomios prestan servicios médicos con diferentes especialidades y hasta subespecialidades.

El contingente de médicos de la isla labora en los centros de salud durante ocho horas, de lunes a sábado, y la atención es gratuita. El subdirector del hospital Chacaltaya aclaró que los establecimientos no cierran sus puertas. “El servicio de Emergencia atiende las 24 horas y si se requiere de un especialista por la noche o madrugada, en menos de media hora el médico se presenta en el centro para dar la atención necesaria al paciente”, señaló.

Un equipo hace vigilia eterna en La Higuera

Una brigada de médicos de Cuba realiza, desde hace 10 años, vigilia permanente en el pequeño centro de salud de La Higuera, ubicado en el municipio cruceño de Vallegrande. Ellos aseguraron que “es un honor ser parte de los colaboradores de salud en la zona donde murió el Che Guevara”.

“Por la trascendencia que tiene el lugar para nosotros, se decidió crear el centro de salud en La Higuera, ahí trabaja un equipo de médicos, laboratorista y chofer. Ellos, además de dar sus servicios a la población del lugar, cuidan y conservan todo lo que está ahí hasta que les toca el intercambio, después de meses o un año”, explicó Elisabeth Gonzales, coordinadora de los profesionales cubanos en salud en La Paz.

Ubicado a 60 km de Vallegrande, en el pequeño poblado habitan unas 25 familias. Los médicos, además de dar el servicio en salud a la gente, pintan, cortan el césped y se ocupan del mantenimiento de los memoriales dedicados al hombre, quien después de hacer la revolución en Cuba, llegó al país. “Por la importancia que tiene para nosotros, todos los médicos que llegan a Bolivia visitan La Higuera”, mencionó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia