Sociedad

Salud encuestará a bolivianos para prevenir diabetes

Estrategia. El trabajo comenzará en 2016 con apoyo de médicos, universitarios y otros.

Es una afección crónica en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Se desencadena cuando el organismo pierde capacidad de producir insulina.

Es una afección crónica en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Se desencadena cuando el organismo pierde capacidad de producir insulina.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:00 / 06 de diciembre de 2015

El Ministerio de Salud realizará en 2016 una encuesta masiva a los bolivianos, especialmente a los que viven en ciudades, para identificar casos de diabetes y personas en riesgo de padecerla. El encuestado conocerá en ese mismo instante los resultados. El tratamiento será gratuito.

“El test será el instrumento principal para que el personal de salud, universitarios y voluntarios capacitados en la encuesta vayan casa por casa para realizar las ocho preguntas. Los datos nos permitirán saber la cantidad de población que está afectada y los que están en riesgo, para ejecutar estrategias que permitan enfrentar y frenar el avance de la enfermedad”, informó a La Razón Rodolfo Rocabado, jefe nacional de Epidemiología.

Especificó que los encuestadores visitarán las casas y el test será entregado a cada miembro de la familia que tenga más de 18 años. Con los resultados inmediatos se identificará si hay riesgos; entonces, el personal le dará pautas para evitar la enfermedad y, si existe la sospecha de diabetes en el encuestado, le sugerirá acudir a un centro de salud para el examen respectivo de laboratorio.

Rocabado señaló que en la encuesta de ocho preguntas (ver infografía) se anotarán los datos de la persona (nombre completo, fecha de nacimiento, número de cédula de identidad, dirección y número de celular o teléfono) para que los salubristas del centro más cercano hagan el seguimiento del caso si se detectan posibles pacientes potenciales de diabetes Tipo 2. La fecha para iniciar el trabajo aún está en evaluación.

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por presentar niveles altos de azúcar en la sangre (glucemia). Existen tres tipos, pero los más recurrentes en Bolivia son el Tipo 1 y Tipo 2, sobre todo este último que se da por sedentarismo y obesidad causada por malos hábitos alimenticios.

La encuesta se realiza ante el incremento anual de casos que se reportan en el país; la mayoría cuando el mal está avanzado y los pacientes ya tienen complicaciones.

“Queremos enfrentar a la enfermedad en su estadio temprano y evitar que se agrave, puesto que representa el mayor porcentaje de desembolso económico y es la causa más importante de amputación de miembros inferiores o de la ceguera”, dijo.

Gratuidad. El responsable del programa de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud, Richard Guthrie, indicó que la encuesta también servirá para promocionar la gratuidad de los exámenes de laboratorio y el tratamiento, mismo que fue anunciado por la titular del área, Ariana Campero, en noviembre.

“La ministra ya anunció que desde 2016 el diagnóstico médico y el examen de laboratorio para detectar pacientes con diabetes serán gratuitos. Los que requieran un tratamiento también accederán a los medicamentos de forma gratuita”, sostuvo.

Guthrie agregó que además se fortalecerán todos los centros de salud de primer nivel que cuenten con laboratorios, para que la población pueda acceder a ese servicio.

Rocabado recordó que desde 2013 a la fecha se ha provisto de insumos a los Servicios Departamentales de Salud para la detección precoz de la diabetes, como glucómetros, tiras reactivas, lancetas y otros por un total de 277.000 bolivianos. Una vez que se termine la encuesta se ejecutará una prueba piloto de verificación en Oruro, Tarija y Pando, donde se revalidarán los casos de diabetes detectados por medio del glucómetro —equipo que mide al instante la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre—. Luego se hará en el eje central.

Por día se reportan 232 casos

En Bolivia se detecta cada día 232 casos nuevos de diabetes, según el último informe del Programa Nacional de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud. Santa Cruz tiene casi el 50% de los nuevos diagnósticos.

“Los datos nos muestran que cada año aumentan los casos: en 2012 se registraron 76.384 casos nuevos, en 2013 fueron 81.219 y el año pasado subimos a 84.701. Cabe aclarar que estas personas acudieron a un centro de salud, pero hay otra cantidad que ignora su situación”, indicó el jefe de Epidemiología, Rodolfo Rocabado.

El médico explicó que la población diagnosticada con la enfermedad oscila entre los 20 y 65 años, y más del 50% tienen entre 40 y 55 años.

Según la prevalencia del mal, el año pasado Santa Cruz reportó 37. 771 pacientes nuevos, seguido de La Paz con 12.949. Luego está Cochabamba, que registró a 9.457 pacientes con diabetes, y Beni es el cuarto con 7.735.

La región con menos casos es Pando, con 769. Se estima que por año existen 150.000 casos no diagnosticados.

Michael Hirst: ‘Deberían elevar el impuesto a la comida no sana’

El presidente de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), Michael Hirst, llegó por primera vez a Bolivia en noviembre. Se reunió con autoridades del Gobierno, asambleístas y activistas en el tema de diabetes. El experto  británico y exmiembro del Parlamento de su país, en entrevista con La Razón, recomendó a gobernantes implementar estrategias para frenar la pandemia de la diabetes, entre ellas elevar impuestos a la comida chatarra y gaseosas.

Wilma Pérez

— ¿Cómo se involucró en el activismo contra la diabetes?

— Cuando mi hija menor fue diagnosticada con diabetes, a los cuatro años, yo era miembro del Parlamento y pude ver que no se brindaba un cuidado ni la atención adecuada a los pacientes con la enfermedad. Entonces solicité mejorar la atención, que haya por ejemplo jeringas descartables para la insulina; todo fue muy difícil. Cuando me reuní con el Primer Ministro de mi país, le solicité hacer algo y fue el inicio de algunos cambios favorables para la lucha contra la diabetes.

— Sin ser médico es presidente de la Federación Internacional de Diabetes (IDF, siglas en inglés). ¿Cómo llegó al cargo?

— Los miembros de la sociedad civil, que hoy se llama Diabetes del Reino Unido, se dieron cuenta de que el rol de representación que ellos tenían ante el gobierno e instancias internacionales no era suficiente y me pidieron que sea parte de su directorio, lo hice sin ser médico de profesión.En los cinco años que presidí el directorio, la Federación Internacional de Diabetes trató de que las Naciones Unidas emita una resolución sobre la enfermedad y buscaron a alguien con experiencia en el manejo gubernamental. Me pidieron que los ayude y llegue a ser vicepresidente, ahora soy el presidente de la entidad y estamos en el proceso de sensibilizar a autoridades de varios países.

— ¿Cómo se puede sensibilizar a las autoridades?

— El tema es identificar cuáles son los mensajes correctos y luego planificar una campaña que vaya a unir en una sola mesa a todos los actores bajo la temática de diabetes: los enfermos que no saben su diagnóstico, los que siguen un tratamiento, el sector privado, los fabricantes de las medicinas y en la medida de lo posible a quienes denominamos campeones del activismo, gente que se compromete y hace del tema su causa, ellos trasmiten mensajes al gobierno e identifican todas las razones para actuar.

— Como activista internacional y presidente de la IDF, ¿cómo podría ayudar a Bolivia?

— La IDF es una organización paraguas con 244 asociaciones miembros en 174 países. En Bolivia tenemos dos asociaciones: Vivir con Diabetes y la Sociedad Boliviana de Nutrición y Diabetes, y a través de estas organizaciones podemos proveer toda la información que se necesite para hacer campañas para la gente con diabetes a fin de sensibilizarlos más en la lucha contra el mal, y también para especialistas.

Luego se debe involucrar a voluntarios, gente del Gobierno, legisladores, diferentes organizaciones del país y medios de comunicación con el único objetivo de lograr un consenso nacional para que cada habitante esté consciente de que la diabetes es una enfermedad costosa, que va a dañar el futuro de Bolivia, va a dañar su desarrollo y la salud de la gente.

— ¿Qué debe hacer el Gobierno para prevenir y frenar el incremento de diabéticos?

— El Gobierno es el que tiene que dar las pautas para la prevención de la enfermedad. Puede actuar de muchas maneras, por ejemplo se debería elevar los impuestos a la comida no sana o escasamente sana, es decir, poner mayores impuestos y gravámenes. Nosotros apoyaríamos que suban los impuestos a estas comidas siempre y cuando los recursos se reinviertan en campañas para vivir bien.

Las gaseosas y la comida rápida son los principales causantes de la diabetes; si bien no se puede prohibir el consumo, el Gobierno debe hacer que su adquisición sea poco accesible y, contrario a eso, facilitar la compra y provisión de frutas, verduras y leche.

También puede determinar que en los colegios los niños tengan ejercicios regulares y alimentación nutritiva, prohibiendo la venta de comida nada nutritiva y gaseosas. Con esta política, a la larga, los niños influirán en la dieta de sus padres. El Gobierno además debe promover la difusión de mensajes saludables.

— ¿Cómo se puede sensibilizar a la gente que, a pesar de tener la enfermedad, no se cuida?

— Primero, las organizaciones involucradas, voluntarios y médicos tienen que entender que la diabetes es una carga pesada para el enfermo y su entorno. Entendiendo a profundidad el tema se deben elaborar mensajes claros para que el paciente comprenda que si no se cuida puede desarrollar complicaciones funestas y fatales, como los accidentes vasculares, ataques cardiacos, ceguera, amputación de algún miembro de su cuerpo o una embolia que puede dejarlo en condición de vegetal.

La diabetes no es una condición simple y pasajera, te puede matar, es un asesino silencioso si la gente no cambia su dieta alimentaria y sedentarismo, se requiere cambiar el estilo de vida.

— ¿Qué acciones globales realiza la IDF actualmente?

— En la federación nosotros apoyamos con la realización del lobby en el ámbito regional. Nos aliamos con la OPS y la OMS en el ámbito mundial, también con las Naciones Unidas para que se implementen acciones duras en la lucha contra el mal en los diferentes países. Ayudamos con material educativo para doctores, enfermeras, pacientes diabéticos y todos los que se involucran en el tema para crear la conciencia en la prevención de la enfermedad.

Perfil:

Nombre: Michael Hirst 

Profesión: Abogado y contador público

Cargo: Presidente  de la IDF

Activista contra la diabetes

Nació en Reino Unido y fue exmiembro del Parlamento británico, presidente del partido conservador escocés. No tiene diabetes, pero se involucró en la temática cuando a su hija le detectaron la enfermedad a los cuatro años. Como parlamentario influyó para que el gobierno ejecute políticas públicas de prevención. Fue miembro de organizaciones benéficas de su país. De 2006 a 2012 fue vicepresidente de la Federación Internacional de Diabetes y desde 2013 ocupa el puesto de presidente.ac

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia