Sociedad

Enfermeros obstetras: tabú sexual se rompe de a poco en el campo

Salud. El principal objetivo de salubristas es orientar y reducir la mortalidad materna

Paciente. Una enfermera obstetra atiende a un bebé recién nacido en el área rural de Potosí.

Paciente. Una enfermera obstetra atiende a un bebé recién nacido en el área rural de Potosí. UNFPA.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:00 / 03 de abril de 2016

El desconocimiento de idiomas nativos no es un obstáculo para que enfermeros obstetras hablen en el campo sobre sexualidad. Ellos perciben que el tabú respecto al tema se rompe paulatinamente y que la clave es ganarse la confianza de los pacientes.

“Por ser hombre, las mujeres me tenían miedo; no querían escuchar ni hablar sobre educación sexual o planificación familiar, pero el quechua me acercó a ellas. De a poco me gané la confianza y comencé con el control de embarazos y ahora atiendo partos, tomo pruebas de Papanicolau”, contó Gróver Ibáñez, un enfermero obstetra de 27 años, quien trabaja en San Pablo de Lípez (Potosí).

A diferencia de sus compañeros, este joven enfermero domina el quechua. Él considera que su carácter jovial le ayudó a ganarse la confianza de sus pacientes y sus parejas, un aspecto que los salubristas consideran “clave” a la hora de hablar de sexualidad en el campo.

“Voy a pelear para que en San Pablo de Lípez disminuya la muerte de embarazadas y recién nacidos”, expresó Ibáñez, oriundo del municipio potosino de Pocoata. Él recorre a diario varios kilómetros, en vehículo o a pie, desde la capital del municipio hasta 12 comunidades dispersas, para atender o hacer seguimiento a pacientes.

Educación. Enfermeros detallaron que hay mujeres en el área rural que prefieren no ir al médico porque sienten vergüenza de que “un extraño” observe su cuerpo, peor aún si se trata de un ginecólogo. Tampoco acostumbran a hablar sobre temas de sexualidad.

Al sur del país, en el municipio tarijeño de Yacuiba, Ana Condo, hace lo propio para romper los tabúes sobre la educación sexual y reproductiva. Ella adecuó ambientes y abrió consultorios en las comunidades. Al igual que su colega potosino, tiene la meta de bajar los índices de mortalidad materna-infantil y promover la detección temprana del cáncer de útero.

“Además de la apertura de consultorios en varias comunidades, organizamos ferias de salud. Hemos avanzado bastante contra el tabú sexual en el campo; ojalá que otros municipios contraten a enfermeras obstetras para replicar el ejemplo y bajar los índices de mortalidad materna-infantil”, dijo.

La mortalidad materna es un problema de salud pública que afecta a los países en vías de desarrollo. Las complicaciones del embarazo y el parto son las causas principales de muerte entre mujeres en edad reproductiva. Bolivia ocupa el segundo lugar en mortalidad materna en América Latina porque fallecen 167 mujeres por cada 1.000 nacidos vivos.

El presidente Evo Morales, en su mensaje de gestión del 22 de enero de 2016, reconoció que el país está muy atrasado en la reducción de la mortalidad materna. La presidenta del Colegio de Enfermeras de Bolivia, Elba Olivera, recordó que el Mandatario pidió, en esa ocasión, que alguien le presente una propuesta para reducir esos índices de mortalidad.

“Nosotros elaboramos la propuesta y la hicimos llegar a la instancia correspondiente. Nuestra oferta es incluir a las enfermeras obstetras al sistema de salud y lograr con este contingente la reducción de la mortalidad materna e infantil, principalmente en los municipios pobres o considerados en riesgo”, indicó Olivera.

Gobierno. La docente y profesional del área, Loyda Huayta, aseguró que la viceministra de Salud, Carla Parada, se comprometió tras una reunión a “absorber” a las enfermeras obstetras en el sistema de salud de forma paulatina. “Hemos visto mucho interés de la viceministra y confiamos en que con este paso bajemos los índices de mortalidad materna y neonatal”.

La ministra de Salud, Ariana Campero, inauguró el martes el VI Congreso Científico Nacional e Internacional de Enfermeras de Bolivia, donde manifestó que “es necesario reforzar la formación educativa y práctica de todo el personal médico para asegurar que se atienda con calidad”.

Paola Cruz, enfermera obstetra del municipio de Tupiza (Potosí), tiene también el objetivo de bajar los índices de mortalidad en su distrito. Desde hace meses se dedicó a recopilar datos de los centros de salud para tener el número de fallecimientos de embarazadas y recién nacidos.

“Según datos recopilados de los centros de salud del municipio, en 2014 y 2015 no se reportó una sola muerte de embarazada o recién nacido, es un logro del que estoy orgullosa”, mencionó. Para cumplir su meta, la profesional conquistó a los pobladores con charlas en aymara y quechua, y juegos didácticos, sobre todo para atraer a las adolescentes.

Vivencias de los expertos en el área

‘Son un recurso fundamental’: María Lizondo, enfermera de Costa Rica

“Las enfermeras en obstetricia son un recurso fundamental para bajar los índices de mortalidad materno-infantil. Hacen el seguimiento desde la gestación y están en áreas pobres”.

‘79 países tienen profesionales’: Alberto Castro André, oficial nacional

“La enfermería obstetricia es una profesión muy importante en el mundo. Son 79 países los que incorporaron recurso humano calificado para atender a mujeres en etapa gestacional”.

‘Tres universidades, con el área’: Loyda Huayta, docente universitaria

“Desde 2008, las universidades San Francisco Xavier, Juan Misael Saracho y Siglo XX comenzaron a formar a enfermeros en obstetricia. A la fecha ya se titularon más de 160”.

‘El interés en el PAP se elevó’: Ana Condo, enfermera en Yacuiba, Tarija

“A las mujeres no les gustaba hablar sobre su sexualidad, pero se avanzó mucho con las ferias de salud. El interés en el Pap se elevó; de tres pruebas a la semana, se pasó a 30 en un día”.

‘Llego a pie a las comunidades’: Paola Cruz, salubrista en Tupiza, Potosí

“El municipio rural al que debo llegar está concentrado en 144 comunidades dispersas, a todas voy a pie. Doy atención en salud, y también educación sexual y planificación familiar”.

‘Se reduce la desigualdad’: Elba Olivera, presidenta Col. de Enfermeras

“Las enfermeras en obstetricia son un beneficio para el área rural porque se está reduciendo la brecha de la desigualdad. Ellas contribuyen a reducir la mortalidad materno-infantil”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia