Sociedad

Salvador Romero Pittari es recordado como un humanista

Pérdida. Se va un hombre íntegro, coinciden las opiniones de quienes cultivaron su amistad

Romero. El sociólogo boliviano será enterrado hoy a las 11.00.

Romero. El sociólogo boliviano será enterrado hoy a las 11.00.

La Razón / Mabel Franco / La Paz

03:24 / 05 de abril de 2012

Salvador Romero Pittari estaba recuperándose de una complicada operación que le habían practicado en Lima, para aliviar una hernia de hiato. Se veía tan activo y conversador como siempre. Por eso su muerte duele más, si cabe, dicen sus amigos.

Los días recientes asistió, junto a su esposa Florencia Ballivián, a algunas funciones del Festival Internacional de Teatro de La Paz (Fitaz) y el viernes estuvo en una comida en la casa de Alfredo La Placa y Rita del Solar. “Le falló el corazón”, lamentaba ayer ella, que no recuerda desde cuándo es que son amigos, “pues creo que es desde siempre, de toda la vida”.

“Salvador significa un ser aparte, una persona de cultura amplia, rico en sugerencias, un hombre ponderado, como cada vez es más raro”, dijo el pintor La Placa. “Lo que había que defender lo defendía y combatía lo combatible, en todos los campos”.

Carlos Rosso, director del Departamento de Cultura y Arte de la Universidad Católica Boliviana, recordó que Romero fue uno de los fundadores de la universidad y el primer vicerrector nacional; pero además “un sociólogo de los más connotados en Bolivia, dueño de una cultura humanista que le permitía abordar muchos temas de la cultura universal”.

Conversador ameno, hombre honesto, un cultivador de la amistad, como pocos. Dueño de un sentido del humor característico de su inteligencia. Un maestro al que le encantaba enseñar y que era capaz de fascinar a sus estudiantes. La lista de cualidades que la gente le reconoce es larga y se repitió una y otra vez ayer, día del velorio en el domicilio del intelectual, donde se concentraron numerosas personalidades.

Intelectual. Romero era columnista de La Razón desde hace 15 años y “de los más exquisitos, capaz de tratar temas diversos y de poner los puntos sobre las íes, con una pluma envidiable”, apuntó Rosso. El sociólogo, hijo y nieto de abogados, fue embajador en París ante la Unesco. “Era además un gran conocedor de la historia de Bolivia, preocupado siempre por recuperar lo olvidado”, remarcó su amigo La Placa.

Coleccionista de relojes, rescatador de bibliotecas, lector de minibús (solía subirse a estos vehículos para poder leer en el trayecto), Romero Pittari tenía además una afición particular por las historietas. De esto, de su niñez como lector y dibujante, habló con la revista dominical Escape, de La Razón, a principios de marzo, charla que se reflejará en la edición del domingo 15 de abril.

El intelectual, que al morir tenía 73 años de edad, será sepultado hoy a las 11.00 en el Cementerio Alemán que está en la zona de Villa Copacabana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia