Sociedad

San Borja está aislada y reportan escasez de alimento, carburantes y racionamiento de electricidad

Las carreteras que conectan al municipio de San Borja con Trinidad y La Paz quedaron intransitables por la época de lluvias, lo que cerró el paso para el abastecimiento. Comunidades de indigenas tsimane son las principales afectadas porque se encuentran asentadas a orillas de río.

La Razón Digital / Miriam Chávez / La Paz

19:06 / 10 de febrero de 2014

El municipio de San Borja, en el departamento de Beni, quedó incomunicado por tierra y enfrenta escasez de alimentos de la canasta básica y de carburantes como el Gas Licuado de Petróleo (GLP). Además sufre racionamiento de energía eléctrica, todo debido al desborde del río Maniqui y las lluvias que dejaron intransitables las vías hacia Trinidad y La Paz.

El jefe de Unidad de Gestión de Riesgos y Atención Emergencia por Desastres Naturales de la Alcaldía, José Alberto Vaca, informó a La Razón Digital que la situación es "delicada" y que hay riesgos potenciales de mayores inundaciones porque no deja de llover. “La crecida del caudal del río cualquier rato puede ocasionar una catástrofe seria”, advirtió.

Dijo que las torrenciales lluvias dejaron intransitables varios tramos de las carreteras que conectan con Trinidad y La Paz. “Desde el viernes está seriamente afectada a causa de los derrumbes,” dijo al referirse a vía hacia La Paz, por donde llega el abastecimiento de alimentos y carburantes para los pobladores de San Borja. En tanto, la carretera hacia Trinidad, que podría ser otra alternativa de abastecimiento, se encuentra cerrada desde hace más de un mes.

Vaca reportó que la incomunicación ya provocó desabastecimiento de productos de primera necesidad en la ciudad de San Borja, mientras que varias comunidades tsimane "están inundadas y los indígenas tuvieron que ir monte adentro, hacia tierras altas". Contó que la ayuda humanitaria es distribuida por río debido a la imposibilidad de llegar por tierra y dijo que la Alcaldía necesita un helicóptero para socorrer a los damnificados.

Otro de los efectos de las lluvias es el racionamiento de energía eléctrica provocado por una falla en la planta de generación hidroeléctrica de Caranavi. “Se está racionando energía y se nos brinda por hora o por barrios”, explicó.

Hay comunidades a las que solo se llega por aire. “La única forma de llevarles dotación de ayuda humanitaria es mediante helicópteros, por eso el alcalde (Jorge Añez) está solicitando al Gobierno uno para nuestra disposición”.

Los últimos reportes desde la Alcaldía dan cuenta que en el área rural hay más de 230 familias afectadas, en las comunidades indígenas tsimane 136  y en el sector campesino 325 personas. Aún no se conoce el número de habitsntes que hasta ahora fueron evacuados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia