Sociedad

Santa Cruz, con más modernidad en equipos médicos del eje troncal

Públicos. La Razón recorrió nueve hospitales de tercer nivel de tres departamentos

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

00:00 / 14 de junio de 2015

Equipos de última tecnología, instalados en hospitales de tercer nivel de Santa Cruz, como tomógrafos, ecógrafos, rayos X y otros contrastan con los del siglo anterior que aún conservan en los nosocomios de Cochabamba, pero sobre todo en La Paz.

Periodistas de La Razón en las ciudades capitales del eje troncal realizaron un recorrido esta semana por nueve hospitales del sistema público de salud: tres maternológicos, tres generales y tres de atención para niños.

Se evidenció que los equipos más antiguos datan de hace 50 años y la mayoría está en los nosocomios paceños. Los pocos aparatos modernos son mayormente por donación, tal como hace el Hospital del Niño.

El Hospital de la Mujer y el de Clínicas tratan de renovar las máquinas con recursos propios, aunque este último también recurre a donaciones para Oncología. En cuanto a infraestructura, ésta data de principios del siglo XX.

Cochabamba se encuentra en el punto intermedio en cuanto a equipamiento; la falta de especialistas e infraestructura es su mayor problema, incluso tiene dos nosocomios compartiendo un predio.

Solo Santa Cruz muestra un avance en cuanto a modernización en equipamiento tecnológico. La Gobernación apunta a convertir a sus hospitales públicos en referentes nacionales.

En 2012 el Gobierno instruyó vía decreto supremo que los municipios traspasen la administración, equipamiento, infraestructura y contratación de personal de los hospitales de tercer nivel a las gobernaciones. La normativa entró en vigencia en 2013.

Última tecnología sobresale en el oriente

Iván Condori - Santa Cruz 

Con la reciente incorporación de equipos de última tecnología, como angiógrafos (aparato de rayos X que permite obtener imágenes en tiempo real), microscopios quirúrgicos, tomógrafos y ecógrafos para hospitales de tercer nivel, Santa Cruz busca ser el departamento de referencia nacional del sistema de salud pública.

Por ejemplo, el hospital general San Juan de Dios cuenta con una sala de terapia intensiva con 19 unidades, cada una con su equipo de respirador, monitor cardiaco, bomba de infusión (que facilita la administración de medicamentos vía intravenosas y paneles de gases medicinales con oxígeno. “Se trata de la sala médica más grande de Santa Cruz”, señaló Marcelo Ríos, director del nosocomio.

En febrero, la maternidad Percy Boland recibió de la Gobernación 10 unidades para terapia intensiva, 30 ítems para licenciadas en Enfermería y 6 médicos especialistas en Neonatología.

El Hospital del Niño cuenta con máquinas que datan de hace 10 años. Su director, Arturo Galarza, detalló que su mayor necesidad era un tomógrafo, equipo que recientemente les fue entregado. “Ahora ya no tenemos que deambular por diferentes centros asistenciales, ya lo tenemos”.

Óscar Urenda, secretario de Salud y Políticas Sociales de la Gobernación, dijo que en los últimos cinco años se marcó la diferencia en el mejoramiento de hospitales, con relación al resto del país.  “Hasta ahora son Bs 1.100 millones que la Gobernación ha invertido en los hospitales de tercer nivel y 430 nuevos ítems para provincias”.

La autoridad sostuvo que la inversión que realiza la Gobernación superó a la Alcaldía cruceña y al Gobierno nacional.

El dirigente de la Federación Departamental de Trabajadores de Salud, Robert Hurtado, corroboró a Urenda e indicó que antes los equipos eran obsoletos, pero que la situación cambió con las medidas de protesta.

“Tenemos casi todo nuevo. La finalidad es mejorar la salud de la población”.

Urenda indicó que el próximo paso es ampliar las infraestructuras y crear un banco de sangre. La Paz tiene los hospitales más antiguos y con equipos viejos

Lavandería. En el Hospital de la Mujer la ropa se lava a mano porque las máquinas no funcionan. Foto: Wara Vargas

Wilma Pérez

Pese a que los hospitales de tercer nivel de La Paz son de referencia nacional y tienen alta demanda para la atención, las infraestructuras y los equipos son los más antiguos del país, pocos fueron renovados. Hay autoclaves (esterilizadores) de hace 45 años y una bomba de cobalto, que data de hace 50 años, para el tratamiento del cáncer con riesgos de secuelas severas y hasta mortales.

Precisamente fueron los enfermos con cáncer del Hospital de Clínicas los que hicieron conocer, con movilizaciones, cómo son atendidos con un equipo fabricado en los años 50, que además no fue adquirido por ningún gobierno sino por donación de la Organización de Energía Atómica.

El director del nosocomio, Jorge Juaniquina, reconoció que en los 17 servicios que tiene el hospital hay equipos vetustos que ya cumplieron su vida útil, pero por necesidad son adecuados con repuestos de otros equipos, puesto que los originales ya no se fabrican por la antigüedad.

“Estamos atendiendo a los pacientes con equipos muy antiguos y éste no es el único problema; lamentablemente las lavanderas refriegan la ropa de forma manual, en bateones porque las planchadoras y lavadoras se averiaron hace años, después de cumplir su ciclo”, indicó.

Por similar situación pasa el Hospital de la Mujer, su director, Gustavo Marconi, dijo que los equipos son de hace 15 años y muchos dejaron de funcionar.

“Tenemos que rezar para que haga sol, si llueve no seca la ropa de quirófano y debemos suspender algunas cirugías programadas”.

Una parte de la infraestructura del nosocomio es antigua, de mediados de los 60, y la otra es moderna, pero no abastece para la demanda que tiene. Si bien algunos servicios comienzan a tener equipos nuevos por las inversiones que realiza el propio hospital, otros aún trabajan con aparatos que datan de los años 80.

El gran salto que dará el nosocomio será dentro de unas dos semanas, cuando inaugure la Unidad de Terapia Intensiva con equipos de última generación. Marconi dijo que la inversión para ese proyecto proviene de recursos propios del nosocomio.

El Hospital del Niño tiene bastante demanda por ser referente nacional. Aunque países amigos y fundaciones tratan de evitar que falten equipos modernos y recursos para nuevas adquisiciones, la unidad de quirófanos tiene varias deficiencias.

Fernando Orozco, jefe de Cirugía y Anestesiología del centro infantil, señaló que los requerimientos más urgentes para la atención se refieren a mesas quirúrgicas, lámparas cialíticas y una torre de laparoscopia.

“Todos los equipos son de donación, las mesas ya están deterioradas, las lámparas son de España, tienen varias reparaciones y ya no funcionan. La torre fue entregada por Estados Unidos, tiene 12 años pero ya no encontramos repuestos porque ya no se fabrican”, mencionó el galeno.

El valle enfrenta la falta de espacios

A. Melgarejo- Cochabamba

El Complejo Hospitalario Viedma de Cochabamba, que acoge a cuatro nosocomios de tercer nivel, enfrenta problemas sobre todo por la falta de infraestructura y especialistas. El caso más crítico es del hospital infantil, que carece de un edificio propio.

La directora de dicho nosocomio, Rosalía Sejas, explicó que comparten los servicios de farmacia, Rayos X, laboratorio, quirófanos, emergencias y consulta externa con el maternológico, lo que satura la atención y la entrega de resultados.

Hace cinco años la Alcaldía de Cochabamba proyectó la construcción del Hospital del Niño, se concluyó la obra gruesa y antes de realizar la obra fina se detectaron fallas. En enero, una auditoría recomendó demoler el sitio que costó Bs 8 millones.

El hospital infantil atiende actualmente a 97 niños, pero solo tiene seis camas de internación. El pabellón de niños quemados tiene carencia de agua, el autoclave (máquina esterilizadora de instrumental) y el equipo de anestesiología averiados.

En el hospital Francisco Viedma, de diferentes especialidades, los problemas son menores; si bien la estructura quedó pequeña y el personal es insuficiente, el equipamiento fue renovado.

“Este hospital tiene 15 años, los equipos tienen la misma edad y estamos en el límite para renovar. Pero en terapia intensiva faltan ventiladores y monitores”, dijo Gastón Osorio, director del nosocomio.

Por lo demás, el centro tiene equipos de última tecnología, aunque no cuenta con los aparatos para tratar el cáncer. En el hospital materno infantil Germán Urquidi el principal problema es la falta de personal y espacio para la atención de pacientes. En cuanto a máquinas, “es el mejor hospital equipado del país”, aseguró su director Rubén Arandia.

Informó que tienen un equipo de enfriamiento cerebral, monitor transcraneal, ventilador de alta frecuencia y otros. “Tenemos  equipos para cirugía laparoscópica, Rayos X portátil, mamógrafo, electrocardíografo, electroencefalograma, y todo funciona bien”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia