Sociedad

Sedes verifica que la lepra blanca afecta más a las mujeres y niños

De 46 casos detectados con lepra blanca (leishmaniasis) en comunidades de los Yungas, más del 60% corresponde a mujeres y niños que fueron infectados en sus hogares, sin haber ingresado a la selva, según el reporte de la brigada del Sedes La Paz.

Info lepra blanca.

Info lepra blanca.

La Razón / Wilma Pérez / La Paz

00:09 / 23 de agosto de 2012

El director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), René Barrientos, informó ayer a La Razón que el vector (el mosquito hembra Flebótomo) ahora se encuentra cerca de las viviendas y no sólo en la zona selvática, donde se registraban las picaduras del insecto.

“Sabemos que la enfermedad es selvática y afecta más a la gente adulta que ingresa al monte y es picada en los pies, pero en el caso de La Asunta (municipio paceño) detectamos a gente con lesiones en la cara, cuello y manos. Además, las mujeres y niños indicaron que no entraron al monte y verificamos que el vector está al borde de las casas”, explicó. La lepra blanca se manifiesta con ulceraciones en la piel, de tipo cutánea y visceral; puede causar cicatrices permanentes e incluso derivar en la muerte.

Reporte. El 16 de agosto, una brigada de médicos y personal técnico de 20 personas ingresó a la región de los Yungas para captar casos de lepra blanca, someterlos a tratamiento gratuito y realizar la eliminación de los criaderos del mosquito al igual que de los reservorios (animales salvajes como ratas, chancho de monte, entre otros).

El experto relató que la primera intervención se efectuó en diez comunidades del municipio de Caranavi. Allí se detectó 16 nuevos casos de leishmaniasis. “De todos ellos, un 40% corresponde a mujeres y un 30%, a niños”, señaló. Después de derivarlos al hospital para que se sometan al tratamiento, el equipo procedió al rociado de insecticida dentro y fuera de las viviendas, acotó la autoridad.

Barrientos indicó que, desde el martes, la brigada se encuentra en el municipio de La Asunta, donde alarmó el número de casos reportados. No sólo son las personas las que presentan la enfermedad, sino también los animales domésticos.

Manifestó que en La Asunta la situación es algo más delicada porque se captaron 40 nuevos casos. De éstos, más del 50% son niños y mujeres, quienes indicaron a los técnicos que no van al monte y que fueron picados en su casa o alrededores.

“Esta mañana (ayer) logramos capturar al vector en los domicilios y ahí también detectamos que gallinas y perros tenían heridas producto de la leishmaniasis. Lo que vemos es que la enfermedad se está dispersando rápidamente. Lo bueno es que las comunidades que intervenimos en 2011 no volvieron a reportar nuevos casos hasta la fecha”, sostuvo.

El trabajo de la brigada en las 13 comunidades endémicas de la lepra blanca, de los dos municipios, culmina este viernes. El objetivo es llegar a atender a 2.500 personas y disminuir la transmisión de la enfermedad. El experto declaró que el trabajo en La Asunta es el más moroso debido a que en las comunidades, las viviendas de los pobladores están muy dispersas.

“Tuvimos que caminar bastante porque en más de una hectárea se establece una familia. Las viviendas son rústicas, de adobe, y las familias viven con los animales. Esto hace que se propague la enfermedad con facilidad”, dijo.

Síntomas y cura para el mal

Signos

Para la cutánea, los síntomas son úlceras en la cara, brazos y piernas; pueden dejar cicatrices permanentes. La visceral es la más grave y es mortal casi en todos los casos; los síntomas incluyen accesos de fiebre, pigmentación de la piel, pérdida de peso y otros.

Tratamiento

El Glucantime es apto para tratar la patología. La terapia es de seis meses y los enfermos tienen una recuperación ambulatoria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia