Sociedad

Sexualidad en la adolescencia

La Psicóloga Bitia Vargas da algunso consejos sobre el tema.

La Razón / Bitia Vargas / La Paz

13:29 / 07 de diciembre de 2011

Esta columna sobre sicología, escrita por la licenciada en sicología, Bitia Vargas, abordará diversos temas para orientar a los lectores. La profesional también responderá las consultas que se realicen vía email.

La primera entrega trata sobre la sexualidad en la adolescencia. La pregunta la realiza Patricia, de 44 años.

 ¿Cómo debo abordar el tema de sexo con mi hija?,¿Quién debe hacerlo?¿sobre qué debo hablar?

Estimada Patricia:

Al hablar de sexualidad nos referimos a todos los comportamientos, conductas y aspectos tanto fisiológicos, psicológicos y emocionales que definen  a cada sexo e identifican a cada persona. La sexualidad implica todas nuestras vivencias y formas de vivir y no se reduce  al acto sexual en sí, como erróneamente se maneja; aunque claro, esto último resulta lo más preocupante para los padres, sobre todo cuando se sabe que es necesario hablar de ello.

Lo ideal es que sean los padres los primeros en brindar una educación sexual apropiada a los hijos, confiando en que la información que les provean será la apropiada;  sin embargo, no todos los padres quieren hablar sobre sexualidad y sexo con sus hijos, ya sea por vergüenza o por otros muchos factores de diferente índole, dejando esta conversación de lado. De esta manera, los adolescentes buscan respuestas en otros sitios y personas (generalmente los amigos) que no siempre brindarán la información adecuada o estará sujeta a  mitos que sólo empeoran una determinada situación.

Por ejemplo, el mito de que “en la primera relación sexual coital no se puede quedar embarazada” o el mito fundamentado en el miedo “por eso hay que ponerse doble condón”. Si a los padres les resulta casi imposible hablar sobre sexo con sus hijos, lo recomendable es recurrir a una orientación profesional, ya sea en la escuela o por otro agente externo especializado en sexualidad. En nuestro país, este tipo de orientación es gratuita en algunos centros se salud y es bueno acudir a ellos o  hacerles saber a nuestros hijos que existen lugares así, donde la información que reciban será la apropiada.

 

¿Cómo abordar la temática?

Los adolescentes no siempre están de lo más receptivos a hablar sobre sexo con sus padres, por lo cual no es aconsejable (a no ser que el adolescente lo solicite) una conversación “oficial” sobre esto, con el típico comienzo de “sentémonos a hablar” “o ya es hora de que hablemos sobre…”, lo cual en sí resulta tortuoso para el adolecente.

Conviene  “aprovechar” ciertas situaciones para entablar una conversación que incluya orientación acerca del sexo, aprovechar por ejemplo el inicio de la menstruación en las adolescentes, donde se puede hablar abiertamente sobre la posibilidad de quedar embarazada de existir una relación sexual sin protección, ahora que ya es fisiológicamente madura, haciendo una connotación en que si bien es madura a nivel fisiológico todavía no es madura a nivel emocional, y el acto sexual debe implicar una maduraciónemocional en la cual se incluya un lazo de afectividad, es decir que exista amor no solo de un lado, sino de ambos.

¿Sobre qué hablar? En sexualidad el tema es demasiado extenso; sin embargo, en el campo de la educación sexual se manejan tres acciones importantes:

La información: que debe ser lo más clara posible: Hablar sobre las posibles consecuencias de una relación sexual sin protección: Enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, decepción sobre las relaciones sexuales debido a que el mito que tiene el adolescente en su cabeza no es comparable a la realidad, los métodos anticonceptivos y la explicación de los mitos más comunes.

La importancia de nuestras decisiones  : debemos lograr que nuestro hijo sea consciente de que solo él puede tomar decisiones acerca de su cuerpo (no por presión del grupo o por presión de la pareja) porque de haber consecuencias solo él o ella las afrontara en su totalidad.

La adquisición de un método anticonceptivo: para esto es de suma importancia que sea un profesional en salud  el que aconseje el método anticonceptivo de acuerdo a la edad y necesidad de nuestro hijo.

 

Algunos consejos:

Tenemos que estar conscientes como padres que nuestros hijos pueden estar pensando en la posibilidad de tener relaciones sexuales, en cualquier caso podemos enseñarles a interiorizar y hacer una reflexión consciente sobre esta decisión tan importante a través de un ejercicio de preguntas: ¿Quiero tener relaciones sexuales por propia voluntad o alguien más me está presionando? ¿Por qué quiero tener relaciones sexuales? ¿Son importantes estas razones? ¿De darse la posibilidad de un embarazo, soy lo suficientemente madura/o para hacerme cargo? ¿De contagiarme alguna enfermedad soy lo suficientemente fuerte para enfrentarlo? ¿Cómo afectará mi futuro el hecho de que todas estas consecuencias puedan darse?

 

Bitia Vargas es sicóloga

hadhess@hotmail.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia