Sociedad

Siamesas fueron intervenidas otra vez; una está más delicada

Salud. Damaris está estable y Danitza podría volver a ser operada

Médicos. En la clínica Belga, una parte del equipo de especialistas que operó a las siamesas, el domingo, por espacio de ocho horas.

Médicos. En la clínica Belga, una parte del equipo de especialistas que operó a las siamesas, el domingo, por espacio de ocho horas. Fernando Cartagena.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

01:06 / 17 de septiembre de 2013

Tras la intervención quirúrgica que separó a las siamesas Damaris y Danitza, los médicos tuvieron que abrir nuevamente las suturas del tórax de ambas para posibilitar la oxigenación. La salud de una de ellas es estable, pero la otra bebé presenta un cuadro clínico complicado.

Las gemelas que nacieron unidas por el tórax y el abdomen, el 16 de mayo, fueron operadas el domingo para su separación y a las pocas horas transcurridas, los médicos tuvieron que intervenirlas nuevamente, porque presentaban problemas para respirar, informó ayer Carlos Brockman, cirujano cardiovascular de la clínica Belga de la ciudad de Cochabamba.

El tórax de ambas no es convexo como del resto, sino plano, como consecuencia de haber nacido unidas por esta parte del cuerpo y ello complica que todos los órganos quepan a cabalidad. Además, presentan el síndrome compartimental, que es una afección que aumenta la presión muscular y crea problemas con el flujo sanguíneo, lo que les dificulta respirar.

  La salud de Damaris aún es delicada pero se estabiliza de forma paulatina y su herida logró ser cerrada. Sin embargo, el panorama es diferente para Danitza, quien aún permanece con el tórax y abdomen abiertos, porque todavía no puede respirar bien, su estado es motivo de preocupación para el equipo de 29 especialistas que separaron a las niñas en ocho horas.

Complicación. “Danitza podría ser operada nuevamente mañana (hoy) para intentar cerrarle las heridas, ella tiene parálisis en el intestino y esto le restringe la ventilación (respiración), también presenta una cardiopatía compleja y el síndrome Dandy Wolker. De salir adelante no va a poder tener un corazón normal”, explicó Brockman. Dicho síndrome se refiere a una deformidad cerebral y la presencia de quistes en la parte inferior de su cerebro. La evolución de la bebé se complica con su hipertensión pulmonar.

La operación de separación de las siamesas fue precisamente adelantada en una semana por el delicado estado de salud de Danitza. La Razón publicó ayer que se trata de la primera cirugía, de separación de siamesas, realizada en el país. Los galenos aseguraron que fue “un gran paso”.

El costo de la cirugía y estadía de las menores es incierto, según Rosalía Sejas, directora del pediátrico Manuel Ascencio Villarroel. Aunque señaló que el Seguro Universal Materno Infantil (SUMI) debe cubrir todo. “Las bebés fueron llevadas al Belga, porque este hospital no cuenta con los equipos necesarios y el retorno dependerá de su evolución, esperaremos”.

A pesar de los pronósticos, los padres están contentos con la separación. David Mita, el papá, dijo que tiene la esperanza de ver bien a sus hijas y que esperará la ayuda del Gobierno.

Más datos sobre las dos niñas

Padres

Los padres son jóvenes y de escasos recursos. Tienen dos hijos: uno de cinco y otro de tres años.

Ayuda

El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, comprometió la ayuda en equipamiento para separar a las siamesas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia