Sociedad

Sube la cifra de pacientes TB que incumplen el tratamiento

Evaluación. Hoy se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis

cochabamba. Dramatización del pulmón y el bacilo en una campaña del 26 de marzo de 2012. Foto: Fernando Cartagena

cochabamba. Dramatización del pulmón y el bacilo en una campaña del 26 de marzo de 2012. Foto: Fernando Cartagena

La Razón Digital / Mariana Pérez - La Paz

00:38 / 24 de marzo de 2013

Si un paciente con tuberculosis (TB) cumple a cabalidad el tratamiento encargado por el personal de salud, estará curado en seis meses. En cambio, si abandona el proceso de medicación, su recuperación demandará dos años y se volverá multidrogorresistente.            

Mucha voluntad y amplio apoyo familiar son indispensables para que el paciente con tuberculosis concluya con éxito el tratamiento de primera línea en un plazo de seis meses.

Sin embargo, la presencia creciente de enfermos que abandonan el proceso de medicación por distintos motivos, entre los que destacan dejadez, discriminación o vergüenza, preocupa a las autoridades nacionales que trabajan en esa área.

En 2004 el Programa Nacional de Control de Tuberculosis comenzó el seguimiento a estas personas que por entonces eran menos de diez. En los siguientes años, con la mejora del registro, se identificaron a 41 en 2011 y la cifra subió a 44 en 2012.

“Debería preocuparnos a todos y cada uno ya que la Tuberculosis Multidrogorresistente (TB-MDR) está difundiéndose a nivel internacional”, resaltó la responsable clínica de TB-MDR y RAFA, Magna Olarte.

La tuberculosis, una enfermedad infecciosa y contagiosa que ataca a los pulmones, requiere para su curación de al menos cinco medicamentos que son de primera línea. De forma paralela, el personal en salud verifica que se cumplan con las dosis y además realiza controles de flema para asegurarse que los bacilos desaparezcan.

Cuando el procedimiento es incompleto, los bacilos se vuelven más resistentes. Detectado este problema, el personal de salud administra medicinas de segunda línea e inicia un tratamiento “más fuerte, más caro, probablemente más tóxico y por más tiempo (24 meses)”, según el cuadernillo informativo del programa.

“Se necesita mayor apoyo de las autoridades locales y departamentales. Mucha gente no le da importancia, debería haber instrucción sobre esta temática”, manifestó Olarte y agregó que se creó un plan de expansión que opera en los nueve departamentos.cifras. Al celebrarse hoy el Día Mundial de la Tuberculosis, se puede mencionar que el número de casos registrados en Bolivia, en 2012, fue de 8.484, mientras que en 2011 la cifra llegó 8.710, según datos preliminares.

Aún no se tiene el registro de las personas curadas en 2012 porque los datos se levantan después de finalizado el periodo de tratamiento, explicó Valeria Almanza, responsable del programa. Añadió que el Gobierno financia todos los gastos de la persona enferma desde la prueba de laboratorio hasta la hospitalización, si es que es necesaria.

Cuando el caso es de extrema complejidad por enfermedades de base, o mala alimentación durante la recuperación, se corre el riesgo de que la muerte sea inminente. Solamente en la anterior gestión se registraron 190 fallecidos.

A la fecha, los casos de pacientes multidrogorresistente se encuentran en las áreas urbanas, con mayor predominancia en las ciudades de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, lugares donde se brinda mayor atención.

“A veces el paciente deja el tratamiento porque la sociedad lo aisla, en otros casos es una persona que se dedica a consumir bebidas alcohólicas... se necesita bastante apoyo de la familia”, comentó Almanza.

Los datos sobre la enfermedad

principalEl paciente tiene tos y expectoración por más de 15 días, sangrado y malestar en general.pruebaTras el primer diagnóstico, se debe realizar en laboratorio una prueba de baciloscopia para verificar al bacilo de Koch.

Dejó de ser una enfermedad ‘de pobres’

“Nadie está exento de esta enfermedad, se decía que estaba ligada a la pobreza pero ya no está, aunque aún tiene un estigma de discriminación”, mencionó la responsable del Programa Nacional de Control de Tuberculosis, Valeria Almanza.

La tuberculosis, además de ser considerara una enfermedad infecciosa y contagiosa, es social porque guarda relación con el lugar donde habita el enfermo y con las condiciones en las que vive.

Por esta razón, se la consideraba como una enfermedad propia de los sectores más pobres que vivían en condiciones de precariedad. Sin embargo, de acuerdo con los últimos registros, se identificaron a personas citadinas y de clase media que se vieron afectadas por el mal, contó Almanza.

De una u otra manera, señaló la funcionaria, todas las personas son portadoras del bacilo de Koch en los pulmones y éstos se activan cuando bajan las defensas.

Las viviendas ventiladas, limpias y so-leadas; una alimentación nutritiva en carnes, frutas, leguminosas, verduras y cereales; y buena higiene al momento de estornudar ayudarán a prevenir este mal.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia