Sociedad

Teddy Rodríguez, el boliviano que combate en Afganistán

Guerra. Forma parte de una Unidad de Montaña del Regimiento 66 de España

La Razón / Juan Mejía / Oruro

00:00 / 24 de enero de 2012

“A veces nuestros hijos se van al extranjero y retornan sin un centavo y sin gloria, como partieron. En cambio mi hijo, si no tiene el gran billete, tiene gloria y honor”, afirmó Heriberto Rodríguez, padre del soldado boliviano que presta servicios de pacificación en Afganistán.

A sus 28 años, Teddy Rodríguez Mamani, orureño de nacionalidad boliviano-española, ya tiene una medalla y un certificado firmado por el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, por prestar servicios en Afganistán como soldado del Ejército español. Está en la unidad Cazadores de Montaña Regimiento América 66 de Pamplona.

Un permiso de 29 días, que fenece el 13 de febrero, permitió al soldado visitar su tierra natal, Oruro. El recibimiento de su padre y hermanos fue como el de un héroe. “Eso es para nosotros”, afirmaron con alegría.

Hace 10 años, en 2002, el destino de Teddy cambió. Su hermana fue la “punta de flecha” porque le abrió paso para ingresar a España, un nuevo mundo para él, al que le costó acostumbrarse. Se desenvolvió en diferentes oficios antes de decidirse por la vida castrense. Estudió mantenimiento de computadoras y tomó un curso de barman, luego empezó a trabajar en Pamplona.

“Pero me cansé y buscaba otra cosa”, comentó y surgió la oportunidad de ingresar a la vida militar en España. No obstante que las plazas eran limitadas, logró un espacio. Antes, en Bolivia hizo el servicio militar en la población orureña de Huachacalla, en el Regimiento Mejillones 22 de Infantería y de Montaña. “Era mi vocación, de eso estoy seguro”, dijo.

Pasó todas las pruebas selectivas (física, psicotécnica y entrevista con el psicólogo) y logró entrar a la Academia Militar de España (26 de octubre) y formarse como infante en los Cazadores de Montaña.

“Allá todos hacen el mismo grado de instrucción hasta la primera revista y luego eres marino, infante o la Fuerza Aérea. Terminada la primera revista, te destinan a otro lado para realizar la especialidad en un mes”, detalló.

Tras cuatro meses de instrucción, obtuvo la boina gris de la infantería ligera e ingresó a la unidad de Cazadores de Montaña Regimiento América 66 de Pamplona. Tuvo instrucciones duras en montaña en invierno, otoño, primavera y verano, maniobras de 10 a 12 días, simulación de combates y reconocimiento de terreno en área urbana y rural.

“Antes de entrar al Ejército quería ir de misión al extranjero, Cascos Azules. Al ingresar pregunté si habría la posibilidad de que fuese al extranjero, me dijeron que sí. ‘Si a tu unidad le dan la orden de que vaya, tú irás’. Y firmé el contrato, primero por dos años y luego por tres”, aseveró.

Combate. En la incursión a territorio afgano aplicó la preparación que le dieron. “Como somos de montaña, dormimos en iglú, caminamos toda una semana y comemos raciones o lo que pillamos”, agregó.

Describió que la población está muy diezmada. Hasta que la fuerza desplegada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) enfrentó a los talibanes, ellos tenían el poder y la gente estaba muy mal.

“España es miembro de la OTAN y envía soldados a Afganistán para buscar la paz. He estado en el frente 141 días”, puntualizó. Por razones de seguridad y respeto, no dio detalles de acciones militares o de combates.

Relató que en Afganistán hay mucha pobreza, la mayoría son pastores de cabras y ovejas, y el ingreso de la OTAN “mejoró la vida”; ya hay policías, un ejército y ciudades seguras.

“Soy el único boliviano en esta zona, aunque en retaguardia creo que vi a uno, no me acerqué a preguntar, pero la fisonomía del boliviano es característica”, indicó.

Sostuvo que en campaña se suda día a día, pero hay muchas satisfacciones personales y para la familia. “En España, el boliviano es valorado por el trabajo que realiza, por su responsabilidad y la calidad de persona que es”,  aseguró.

La familia Rodríguez Mamani

PadresHeriberto Rodríguez Viza (61), padre, es transportista, fue subprefecto y consejero departamental por la provincia Litoral, en dos gestiones.  Andrea Mamani es la madre, vive en España.

HermanosIván (33), ingeniero comercial; Roly (30), actual alcalde de Yunguyo Litoral (uno de los municipios más pequeños de Bolivia); Edith (35) está en Argentina; Karina (32) retornó de España, y el hermano menor de 18 años sale bachiller este año.

FamiliaTodos los hijos de la familia Rodríguez Mamani nacieron en el municipio orureño de Yunguyo Litoral y aseguran ser fieles devotos del Santo Patrono Santiago de Yunguyo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia