Sociedad

Temen que la droga Krokodil se popularice

La desmorfina produce gangrenas en los sitios en los que es inyectada

La Razón / J. R. C.

02:57 / 05 de octubre de 2013

El Krokodil, o también conocido por su nombre más formal “desmorfina”, es una droga que si bien no es muy conocida en Occidente, ha afectado a gran parte de la población rusa en los últimos años, informó La Tercera.

Ahora existen dos casos en Estados Unidos y los expertos están preocupados porque comience a propagarse en la población de manera rápida.

Su bajo costo y sus efectos similares a la heroína la hacen una droga muy atractiva, pero sus consecuencias pueden costarle a alguien un brazo o una pierna. Al inyectarse, el Krokodil provoca una profunda gangrena que afecta la piel del drogadicto, pudriéndola hasta llegar a amputaciones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia