Sociedad

Artesano crea caretas con el rostro de los difuntos

Creatividad. Son cerca de 5.000 pedidos que entregará este año

Similitud. Retrato de la difunta Pasesa Espinosa, al lado de su careta.

Similitud. Retrato de la difunta Pasesa Espinosa, al lado de su careta. Luis Salazar.

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

01:31 / 30 de octubre de 2014

Cada detalle, en vida, del rostro de Pasesa Espinosa (las arrugas, el color plateado del cabello, los labios y otros aspectos) fue plasmado en una de las caretas creadas por Víctor Cruz, un artesano que por tercer año oferta sus productos a las familias que celebran Todos Santos.

“El año pasado le hice el pedido (a Cruz) para que me haga la careta de mi mamá. Al verla ahora casi lloro, está igualita, el maestro hace buenos trabajos y he venido para encomendarle otros rostros de mis familiares difuntos”, expresa Fidelia Sirpa, hija de la fallecida Pasesa Espinosa.

Sin un puesto fijo para ofertar sus creatividades, el artesano Cruz extiende una lona sobre la acera de la plaza Juana Azurduy de Padilla (El Alto) para ofrecer cada máscara.  “Para este año he creado casi 5.000 máscaras; la mayoría son pedidos que me hicieron el año pasado y el resto son trabajos realizados con rasgos que predominan en nuestra población”, indica a La Razón.

Los dos hijos y la esposa de Víctor Cruz ayudan a crear las caretas. El artesano, que tiene el oficio de carpintero, relata que la iniciativa para trabajar en estas máscaras surgió hace tres años, cuando preparaban la mesa de Todos Santos para su mamá.

“Yo tallé en madera el rostro de mi madre, le gustó tanto a mi esposa que me sugirió elaborar máscaras en yeso reforzado. Realizamos el año pasado una muestra y se vendió todo, además me hicieron varios pedidos”, cuenta.

Pero además de las máscaras a pedido, el artesano elaboró otras que se agotaron, como las figuras del Che Guevara, Hugo Chávez (expresidente de Venezuela), Carlos Palenque (conocido como el Compadre) y otros.

Al igual que Sirpa, otras personas llegan hasta la plaza de El Alto. La familia Guachalla Aruquipa entrega al artesano unas cinco fotografías de sus familiares difuntos para hacer el pedido de las caretas. “Quiero una para mi papá, otra para mis abuelos. Nos hablaron bien del artesano”, dice Eva M.

Más de un transeúnte se arrodilla en el puesto para elegir una careta que se parezca a algún familiar fallecido. Los precios de los productos varían de acuerdo con el tamaño, pues hay desde Bs 5 hasta Bs 40. “Para 2015 me pidieron caretas más grandes, creo que será más trabajo y el costo podría ser de Bs 70. Lo más moroso es elaborar la muestra maestra, tardo de dos a tres días, después todo es fácil”, indica.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia