Sociedad

Tres países comparten la ‘llegada de las almas’

Tradiciones. En las mesas de estas naciones hay similitudes

Cancillería.  Grupo autóctono que amenizó el armado de la mesa boliviana.

Cancillería. Grupo autóctono que amenizó el armado de la mesa boliviana. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores / La Paz

00:56 / 31 de octubre de 2015

Bolivia, Perú y México realizan similares festividades para recibir a las almas de sus difuntos cada 1 y 2 de noviembre. En el museo Tambo Quirquincho, en La Paz, se expone desde ayer los tipos de mesas que se arman en  estas naciones, según su tradición.

En el país, la fiesta de Todos Santos comienza mañana, al mediodía, cuando las almas llegan a los hogares, según las creencias, por un lapso de 24 horas para compartir con sus familias y luego, el lunes 2 de noviembre a las 12.00, despedirse. Como cada año, el Ministerio de Trabajo de Bolivia ratificó ayer el feriado del 2 de noviembre.

La principal costumbre en Bolivia es armar mesas con diferentes masas que representan a los fallecidos. Las t’antawawas (panes con careta de yeso), con forma de caballos, aves, escaleras y coronas, además de alimentos, frutas y bebidas que agradaban al difunto son infaltables en dichas mesas.  La Cancillería armó ayer una mesa para recordar a los personajes y políticos fallecidos, tanto en el país como en el extranjero.

Con música autóctona, chicha morada, ají de arveja y un ritual andino se adelantó la bienvenida a las almas. En el acto estuvieron representantes de delegaciones de diferentes naciones, quienes bailaron y compartieron las tradicionales masitas y la comida. 

Costumbre. Pero el armado de mesa también es característico en Perú y con bastante similitud a las costumbres bolivianas. Allí también instalan una mesa con masas, flores, alimentos y bebidas.  Miriam Salcedo, responsable del museo Tambo Quirquincho, explicó que la diferencia entre las tradiciones de ambos países está en el colocado de imágenes. En Perú, cuando la mesa es para un niño difunto, éste es representado con la imagen del Niño Jesús; si es una mujer, con la Virgen María; y si es un varón, con la figura de Cristo.

En Bolivia y Perú esta festividad es conocida como Todos Santos, pero en México se la llama Día de los Difuntos. En esta última nación se acostumbra armar una mesa con frutas, bastantes flores, velas y un pastel, que también es conocido como “pan dulce” o “pan de muerto”.

“Este pan tiene una forma cuadrada. También ponen calaveritas, que es más una tradición de la mesa antes de la llegada de los españoles”, detalló Salcedo.

Los mexicanos también acompañan la mesa con la imagen de los fallecidos, como en Bolivia. Ellos le agregan las pertenencias del difunto. En la muestra del Tambo Quirquincho se optó por colocar la imagen del Chavo del 8, un personaje representando por el conocido actor y comediante Roberto Gómez Bolaños, quien falleció el 28 de noviembre de 2014.

Los juguetes y un muñeco del Chavo del 8 fueron colocados en la mesa que recibirá su alma. La exhibición de mesas de los tres países en el museo, ubicado en la calle Evaristo Valle, estará abierta para el público hasta el lunes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia