Sociedad

Traslado de ayuda se intensifica e inician evacuaciones en Beni

Helicópteros que llevan ayuda humanitaria sacan a enfermos y ancianos

Riesgo. Las precipitaciones pluviales y el desborde de ríos anegaron el municipio de San Borja.

Riesgo. Las precipitaciones pluviales y el desborde de ríos anegaron el municipio de San Borja. Foto: Afka

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Corz / La Paz

00:00 / 16 de febrero de 2014

El tiempo mejoró en Beni y permitió ayer intensificar los operativos aéreos y fluviales para el traslado de ayuda humanitaria y la evacuación de ancianos y enfermos de poblaciones como San Borja, Reyes, Rurrenabaque y Santa Ana de Yacuma.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó que una flotilla de cinco helicópteros fue hasta Reyes y que, desde hoy, otros dos serán sumados a las labores de apoyo y rescate, que se organizan desde el centro de operaciones instalado en Trinidad.

Beni es una de las regiones más afectadas por el desborde de ríos como consecuencia de las intensas lluvias. El conjunto de helicópteros traslada cerca de dos toneladas de ayuda por viaje, precisó la responsable de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf) en Beni, Susana Rivero.

La situación es particularmente compleja en Reyes, ya que parte de la población está inundada y sin energía eléctrica. “Hay mucha gente a la que no hemos entregado comida”, informó el alcalde José Roca. Añadió que para concretar un contacto telefónico con la red Unitel recurrió a un motor generador de electricidad.

Once comunidades de ese municipio aún no reciben auxilio por la distancia y la dificultad de llegar hasta el lugar, relató el burgomaestre. Desde San Ana de Yacuma se informó que el 100% de la población de la comunidad San Lorenzo fue evacuada a albergues, porque las aguas prácticamente llegaron hasta el techo de las viviendas.Quintana informó en una conferencia de prensa en la terminal aérea de la capital beniana que están en curso acciones de evacuación. “Vamos a hacer operativos de salvataje de familias que viven en situaciones precarias y en riesgo”, aseguró el ministro, quien coordina las tareas en esa región.

Al menos 30 personas resultaron evacuadas por helicóptero hoy desde Reyes a Trinidad. También arribó a la capital el barco hospital que llevó víveres y enseres a 25 comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Volverá a viajar por el río Mamoré con el objetivo de prestar atención y socorro a 30 comunidades asentadas a lo largo del afluente. Ocho embarcaciones de la Armada Boliviana recorren otras rutas, explicó Rivero, quien añadió que aviones Casa y de Transportes Aéreos Bolivianos (TAB) trasladarán ayuda desde La Paz al centro de operaciones.

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, informó a Patria Nueva que fueron entregadas en la población de Reyes dos toneladas de alimentos, medicamentos y enseres. En otro operativo, dijo que un avión del Ejército boliviano trasladó una tonelada y media de enseres hasta la población de Rurrenabaque, de donde se evacuó hasta Trinidad aproximadamente 20 personas.

A partir de mañana serán sumados dos helicópteros con capacidad de carga de dos y media toneladas y mayor autonomía de vuelo para llegar a zonas más distantes de la capital. En Santa Ana de Yacuma fueron entregadas 15 toneladas de ayuda, de las que diez serán llevadas por río a Santa Rosa, explicó Quintana.

Rivero explicó que la frecuencia de vuelos con ayuda está sujeta a los requerimientos de las autoridades locales y a las condiciones climatológicas.

Irán al norte paceño

Los dos helicópteros que alquila el Gobierno empezarán a llevar ayuda a partir de mañana a poblaciones del norte de La Paz, informó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

“Pedir un poco de paciencia a nuestros compatriotas”, sostuvo a canal 4. Los aparatos tienen mayor autonomía de vuelo y capacidad de carga, y llegarán a San Buenaventura, Palos Blancos, Guanay e Ixiamas. 

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, explicó a la estatal ABI que las aeronaves alquiladas son de Perú y que dependerán de la Fuerza Aérea Boliviana.

Hay 55.345 familias afectadas  en el país

Las inundaciones producto del desborde de ríos en diferentes regiones de Bolivia dejaron 55.345 familias damnificadas y al menos 40.000 hectáreas de cultivo afectadas, según datos difundidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU). La Paz, Cochabamba y Beni se encuentran entre las zonas más dañadas por el temporal.

Las cifras muestran un crecimiento respecto a las proporcionadas el miércoles y jueves por el presidente Evo Morales y el ministro de Defensa Rubén Saavedra: 55.000 familias damnificadas en 130 municipios, 36.762 hectáreas cultivadas anegadas, además de 54 personas fallecidas, cerca de seis veces la cifra de 2012.

El organismo internacional detalló ayer, a partir de datos oficiales, que las 55.345 familias afectadas están en 133 municipios. También se habrían perdido 40.000 hectáreas de cultivo y 42.000 cabezas de ganado.

La directora de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf) en Beni, Susana Rivero, señaló que en Trinidad fueron anegados cinco barrios y que fueron instalados ocho albergues para los afectados.

Desde Potosí se informó que los ríos Pilcomayo y Millares anegaron diferentes áreas en Betanzos, afectando cultivos y provocando la muerte de ganado. En la población cruceña de Santa Rosa del Sara fueron reportadas 1.000 familias damnificadas.

Morales aseguró el viernes que el Estado tiene la capacidad para atender los desastres ocasionados por las intensas precipitaciones pluviales y el desborde de ríos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia