Sociedad

Desde el 22, aguas negras anegan 5 casas en Huayllani

Vecinos se quejan de que ni EPSAS ni la Alcaldía de La Paz dieron solución oportuna   al problema. La DEGIR aseguró que no recibió ninguna llamada de los damnificados

Enfangado. Luisa Quispe protesta por el daño causado por el taponamiento del alcantarillado.

Enfangado. Luisa Quispe protesta por el daño causado por el taponamiento del alcantarillado. Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

03:06 / 11 de febrero de 2014

Desde el 22 de enero, el alcantarillado sanitario está tapado en el barrio paceño de Huayllani y cinco inmuebles están afectados debido al desborde de aguas servidas que salen a presión de canaletas e inodoros. Las casas están humedecidas y sus moradores deben sobrellevar la fetidez que dejan las aguas negras.

El problema está en la calle 5, entre la avenida Huayllani, que está al lado del río del mismo nombre, y la avenida A. Vecinos denunciaron que alertaron del percance a la Alcaldía de La Paz y a la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), pero nadie atendió la emergencia, pese a los 20 días transcurridos desde que éste se produjo. Vladimir Toro, de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR), aseguró que no recibieron solicitudes de auxilio del sector.

El funcionario explicó que el sistema de alcantarillado que se utiliza en la zona fue construido por los mismos vecinos y tiene serias deficiencias. “Esa estructura está en mal estado y todo el tiempo se anda taponando. Nosotros no tenemos injerencia en ese sistema”, recalcó.

Seleny Humérez, gerente de Operaciones de EPSAS, informó que tras una inspección se constató que el alcantarillado sanitario se tapó con el material de arrastre (piedra y tierra)  que ingresó a la alcantarilla por los mismos domicilios.  “Hay un colector que se taponó y perjudicó el alcantarillado. Para mañana (hoy) estamos programando el cambio del colector o, en el mejor de los casos, tratar de reparar el anterior si es que no tiene daños”.

Penurias. Valeria Mamani contó que la noche del viernes y domingo ingresó agua a sus domicilios por las canaletas del alcantarillado. “El baño se ha destrozado, las cañerías, todo ha reventado”, manifestó la vecina.

Luis Quispe mostró a La Razón el patio de su casa completamente humedecido y relató que el agua de alcantarilla afectó a predios vecinos. “Parece que hay filtraciones. Hemos pedido apoyo a la Alcaldía hace tiempo, pero hasta la fecha no se realiza ningún trabajo”, protestó otra, quien no quiso ser identificada. 

Como están situadas en la parte baja, las viviendas también son afectadas por el ingreso de agua del río Umaperuani, que desciende por la avenida A y desemboca en la calle 5, a sus casas por la calle. Para evitarlo, los vecinos llenaron saquillos con arena y armaron defensivos. 

Respecto al río, Toro reconoció que éste provoca problemas; sin embargo, informó que se coordinó la construcción de una bóveda, con una inversión de Bs 1,5 millones. La Alcaldía prevé terminarla hasta abril.

Reconstruir 5 puentes

Degir

Para mejorar la circulación del caudal del agua que baja por el río Achumani se deben reconstruir al menos cinco puentes, informó ayer el jefe de la DEGIR, Vladimir Toro.

Tras 19 días, limpian talud caído en Achumani

Luego de 19 días, la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgo (DEGIR) de la Alcaldía paceña procedió ayer a habilitar la avenida Omar Torrijos, Achumani, la cual  quedó cortada al paso desde el 22 de enero debido al desprendimiento de un talud.

Susana Ariñez, gerente general del Club Alemán, contó que durante todo este tiempo la institución que administra invirtió sus propios recursos y contrató maquinaria para quitar la tierra y piedras de la plataforma vial. Esta arteria también permite el acceso al Colegio Alemán.

Sin embargo, la mañana de ayer, debido a las intensas lluvias, la vía quedó nuevamente intransitable y tuvo que ser cerrada a causa del material de arrastre (piedra y tierra) acumulado.  “Hoy (ayer) 10 de febrero, la avenida se cerró completamente y los autos con alumnos se enfangaron. Tal el caso de un vehículo que después de dos horas de intentar salir del fango, finalmente tuvo que recurrir a la ayuda de una grúa”, relató Ariñez en el transcurso de la mañana.

Vladimir Toro, cabeza de la DEGIR, informó que si bien el deslizamiento se produjo en la fecha indicada, cuando sucedió el desborde del río Achumani, personal edil efectuó las primeras intervenciones de limpieza, pero reconoció que no concluyeron el trabajo.

“El problema se produjo en un predio particular, donde hicieron movimiento de tierras. El lodo que ha ingresado al lugar ha generado que evidentemente se quede mucho material de arrastre. Sin embargo, comenzamos a trabajar a partir de hoy y esperamos concluir esta labor en las siguientes horas”, apuntó el funcionario municipal. Ariñez confirmó por la tarde que un equipo de la Alcaldía hacía la limpieza de la arteria.

Testimonios de los afectados

‘Por el baño ha salido lodo sucio’: Valeria Mamani, vecina calle 5

Cada vez que llueve es un pesar, porque sabemos que nos va a entrar agua. Anoche hemos tenido que salir para ver alguna forma de evitar que el agua entre por afuera y por dentro. Por el baño ha salido lodo, sucio, con mal olor, así como de la tubería.

‘Desde la riada se ha tapado’: Luisa Quispe, vecina calle 5

Desde que se ha producido la riada se ha tapado la cámara del alcantarillado. Las cinco casas que están en la parte de abajo se han perjudicado, porque rebalsa el agua que no sigue su curso. Mi patio ayer estaba lleno de lodo, apenas pudimos hacer la limpieza.

‘No se puede caminar’: Mario Churqui, vecino calle 5

En octubre han empezado a construir el embovedado del río Umaperuani, pero han avanzado poco. La idea era que esté listo antes de la temporada de lluvia, pero les ha ganado el tiempo. Toda la avenida A está llena de material de arrastre y no se puede caminar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia