Así va la vida

África se instala en Quebec

Atracción. El parque Hemmingforsd reúne a 250 animales de ese continente

Parque Hemmingforsd

Parque Hemmingforsd Foto: AFP

AFP / Quebec (cANADÁ)

00:00 / 12 de febrero de 2012

Las patas del león blanco resbalan un poco en el hielo, pero eso no impide a este gran felino jugar con un bidón de plástico como un gatito: este carnívoro africano se ha adaptado bien al duro invierno canadiense.

En la jaula vecina, una hermosa hiena manchada intenta, como un personaje de dibujos animados, subirse a un podio cubierto de nieve, donde hay carne escondida en una caja.

El Hemmingford, a 70 km de Montreal, el inmenso Parque Safari ofrece cerca de 400 hectáreas de “África en el corazón de Quebec”. Allí se pueden ver leones, hienas, elefantes, camellos... 520 animales.

La institución sigue un “concepto estilo Disney”, dice su propietario, Jean-Pierre Ranger. La idea es “atraer a los visitantes en un mundo de entretenimiento más que de zoología pura”. Por eso, al margen de la visita al parque, los niños pueden no solamente pasear en un pony, sino también... en un elefante.

El parque está cerrado en invierno, pero sus habitantes salen de sus jaulas incluso en temperaturas muy frías.

Varias especies de animales africanos se están adaptando bien y pasan horas en la nieve y el hielo, explica Sophie Robidoux, directora zoológica del Parque Safari.

“Los dejamos adentro si está realmente demasiado frío. O cuando hay una gran nevada”, explica. “Dio mucho trabajo sacarlos al exterior”.

Pero los animales nunca están resfriados o con dolor de garganta. “No les damos antibióticos para problemas respiratorios”, señala Robidoux.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia