Así va la vida

Albania combate con peluches al mal de ojo

Los animales peludos defienden al propietario, o así lo cree el pueblo.

Han recibido aceptación

Han recibido aceptación

La Razón / EFE / Tirana

01:59 / 07 de marzo de 2012

Ni medallas ni escapularios ni cruces. En Albania, único país europeo con mayoría musulmana, el remedio es mucho más llamativo. Los albaneses creen que ositos, perros, elefantes y hasta monos de peluche que cuelgan de los balcones sirven para proteger a las casas de la envidia.

Esta peculiar forma de protegerse del syri i keq, como se llama al mal de ojo en albanés, comenzó a usarse hace veinte años. Precisamente, con la caída del régimen comunista del líder vitalicio Enver Hoxha.

Eurasia. Como tantos otros pueblos eurasiáticos, los albaneses habían recurrido tradicionalmente al ajo, las herraduras de caballo o los espantapájaros para protegerse de maleficios y hechizos.

Durante los 47 años de opresión comunista, Enver Hoxha convirtió Albania, de población mayoritariamente musulmana, en el primer país ateo del mundo, donde los clérigos fueron fusilados, encarcelados y enviados a campos de trabajo forzado.

   Las supersticiones fueron igualmente consideradas retrógradas y eliminadas a la fuerza de entre las costumbres populares, explicó a EFE la antropóloga Armanda Hysa.

   El único vestigio de esos amuletos que se siguió empleando abiertamente fue el dordoleci, un monigote feo y vestido con harapos que se empleaba para espantar a los pájaros de las huertas y los cultivos. El fin de tanta opresión permitió el regreso de la superstición y el ingreso de las importaciones de peluches.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia