Así va la vida

Centenario estudio revela crueldad en los pingüinos

Observaciones hechas en 1911 dan cuenta de los hábitos de estas aves

ANSA / Roma

00:49 / 11 de agosto de 2012

Los pingüinos Adelaida tienen sexo entre machos, violan a las hembras, matan a las crías y practican necrofilia, se supo ahora, 100 años después de esos descubrimientos del explorador inglés George Marray, que ocultó sus observaciones para proteger a otros del horror de los detalles de esas revelaciones.

Levick realizó descubrimientos en las conductas sexuales de esa especie de pingüino durante la expedición de Robert Scott al Polo Sur, que transcurrió en la Antártida largos periodos entre 1911 y 1913.

Fue por la impresión que le produjeron sus observaciones que decidió tomar notas en griego antiguo, en la esperanza de que sólo un puñado de sabios, acaso en condiciones de resistir las imágenes de sus descripciones, tuviera acceso a ese saber revelado ante su mirada.

Tratado. Esa “terrible verdad”, que un hombre de la época eduardiana no estaba en condiciones de divulgar, salió ahora a la luz, a través de las “cartas secretas” que contienen esas “depravaciones” sexuales de estos pingüinos y que sólo fue conocida entonces por un puñado de privilegiados allegados al explorador.

Es una copia de ese tratado, hallada por el curador de la sección de aves del Museo de Historia Natural de Londres, Douglas Russell. “El folleto observa y comenta la frecuencia de las actividades sexuales de los pingüinos y la conducta aparentemente aberrante de jóvenes pingüinos, machos y hembras, que incluye la necrofilia, la coerción sexual, el abuso de crías y actitudes homosexuales”, dijo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia