Así va la vida

Certificar las piedras preciosas es una aventura

Los gemólogos viajan hasta los yacimientos en diferentes países

EFE / Bangkok

00:27 / 03 de febrero de 2012

Para poder certificar que una piedra preciosa es genuina, hace falta que gemólogos como Vincent Pardieu exploren las minas de procedencia, aunque éstas se encuentren en áreas remotas y peligrosas.

El francés Pardieu, jefe de investigación del Instituto Americano de Gemología, y su compañero de expediciones, el suizo Stephane Jacquat, también gemólogo y experimentado escalador, son avezados exploradores que a menudo afrontan aventuras para llegar hasta los yacimientos de gemas.

“Nuestra misión es localizar y catalogar las gemas para poder cotejarlas más adelante con otras piedras en el laboratorio y certificar su origen”, explica a EFE Pardieu, que en su último viaje se aventuró en las montañas del Himalaya en el salvaje norte de Pakistán.

El francés, que también ha explorado minas de gemas en Afganistán, Camboya, Mozambique, Kenia y otros muchos países, considera que su trabajo no es peligroso, aunque reconoce que a veces la orografía y la tensión belicosa plantean ciertos riesgos.

Junto a Jacquat, el francés examinó en agosto, en automóvil y a pie, varias minas de rubíes, esmeraldas y zafiros de las montañas del norte de Pakistán situadas a 2.500 y hasta a 4.500 metros de altura.

El viaje comenzó en los rústicos yacimientos de rubíes ubicados en Hunza y Basil y, tras recorrer el escarpado camino que conduce hasta Karakoram, tomaron muestras y recogieron información técnica de las explotaciones de rubíes y zafiros en Batakundi.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia