Así va la vida

Conmemoran 30 años de la tragedia del Challenger

EEUU. Siete personas murieron en el transbordador de la NASA

Los tripulantes de la nave.

Los tripulantes de la nave. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Washington

01:13 / 29 de enero de 2016

Estados Unidos conmemoró el 30 aniversario de la explosión del transbordador Challenger con siete personas a bordo, una tragedia que quedó grabada en las retinas de millones de personas que seguían el lanzamiento frente al televisor en el mundo.

El director de la agencia espacial estadounidense (NASA), Charles Bolden, presidió la tradicional ofrenda floral en el cementerio nacional de Arlington (Virginia), mientras que el Kennedy (Florida) y otros centros espaciales celebraron homenajes a las víctimas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió en un comunicado “no olvidar nunca a los valientes que hicieron el sacrificio de explorar las fronteras del entendimiento” a pesar de conocer los riesgos que eso entrañaba.

Obama también recordó las palabras dichas por el entonces presidente Ronald Reagan tras la tragedia del Challenger: “El futuro no pertenece a los pusilánimes, pertenece a los valientes”.

Reagan tenía que pronunciar en la noche de la tragedia el discurso anual sobre el estado de la Unión, pero en su lugar dio un emotivo mensaje a la nación, sobre todo a los millones de niños ilusionados con el lanzamiento.

En el momento del despegue eran las 11:39 hora local (mientras que en Bolivia, 07.39) del 28 de enero de 1986 en la costa este de Estados Unidos, y los colegios habían parado sus clases para que los pequeños vieran en directo cómo viajaba al espacio la primera ciudadana común, la profesora Christa McAuliffe.

El lanzamiento del Challenger se había retrasado y hasta se llegó a pensar que no podría efectuarse. La temperatura en el momento del despegue era de dos grados centígrados, la más baja a la que había salido nunca un transbordador de la NASA.

Los ingenieros, como se supo después en la comisión de investigación de la tragedia, habían advertido que no debía lanzarse a menos de 11,7 grados centígrados.  Apenas un minuto después del despegue, pudo verse en directo cómo el Challenger se convertía en una bola de fuego. En el centro de control, en las redacciones y en miles de hogares se frotaban los ojos, no podían dar crédito a lo que estaba pasando.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia