Así va la vida

Centro de Rescate Amazónico en Ecuador logra recuperar flora y fauna perdidas

Nelson Omar Tello es el responsable del trabajo de recuperación de todas esas especies, gracias a su labor durante casi cuatro décadas para la creación del Centro de Rescate de la Flora Amazónica - Jardín Botánico 'Las Orquídeas' en Puyo, suroeste.

Centro de Rescate de la Flora Amazónica - Jardín Botánico 'Las Orquídeas' en Puyo, Ecuador.

Centro de Rescate de la Flora Amazónica - Jardín Botánico 'Las Orquídeas' en Puyo, Ecuador. Foto: Jardín Botánico Las Orquídeas

La Razón Digital / EFE / Lourdes Uquillas / Madrid

12:20 / 03 de marzo de 2017

Observar especies de flora y fauna, prácticamente desaparecidas en la Amazonía de Ecuador, es posible actualmente en un centro de recuperación de la biodiversidad donde se encuentran ejemplares de los legendarios caoba, guayacán, cedros, y variedades de arañas, ranas y aves que se daban por desaparecidas.

Nelson Omar Tello es el responsable del trabajo de recuperación de todas esas especies, gracias a su labor durante casi cuatro décadas para la creación del Centro de Rescate de la Flora Amazónica - Jardín Botánico 'Las Orquídeas' en Puyo, suroeste.

Tello, un contable de banca pero naturista apasionado, recuerda en entrevista con Efe y en el marco del Día Mundial de la Naturaleza, cómo a los cuatro años podía ver en su natal Puyo -entrada a la Amazonía-, la "maravilla de la perfección con aves, animales, mariposas, ranas, árboles gigantes y ríos con aguas muy limpias".

Sin embargo, un paulatino proceso de colonización, le convirtió en triste observador de la "destrucción" de la selva.

Tello decidió en 1980 abandonar su trabajo en una oficina bancaria, donde se sentía "atrapado" para dedicarse a la recuperación de la biodiversidad de la zona.

"Siempre me gustó vivir en la selva", asegura, y añade que con el apoyo incondicional de su familia, compró una finca de cerca de siete hectáreas a las afueras de Puyo donde inició su proyecto.

Para ello recurrió a los indígenas, dueños ancestrales de esas tierras, quienes le narraron sus recuerdos sobre muchas de las especies que habían desaparecido: árboles gigantescos, aves, animales, hasta la famosa anaconda -fuente medicinal para su cultura-.

Poco a poco fue retirando el pasto, y por medio de la elaboración de un compost biológico elaborado con serrín, lombrices y guabas (árbol frutal), convirtió el espacio en un laboratorio para el estudio del suelo y el cultivo de especies como la caoba, el guayacán (madera muy dura, hoy desaparecida), cedros, roble, bálsamo, bambú, entre otros.

Tello vive hoy rodeado de "kilómetros y kilómetros de destrucción", pero orgulloso de su "isla" de biodiversidad recuperada, para la que recibió una única aportación, la de la fundación alemana 'Ayuda concreta para el Ecuador' del doctor Ernesto Seebass y su esposa Hanne Seebass con la que construyó además un centro de educación ambiental.

Según cálculos de la FAO, mediante un muestreo estratificado con el soporte técnico de la organización, la tasa de deforestación en Ecuador en 2012 fue de 65.880 hectáreas.

Durante un recorrido de dos horas por el Centro de Rescate Amazónico, el visitante puede observar una amplia variedad de animales y plantas.

Recuerda que para conseguir los primeros ejemplares de caoba, tuvo que "recorrer tres provincias", y añade que durante 33 años se dedicó a elaborar un registro de las plantas que logró recuperar, que se puede consultar en su web.

Asegura que actualmente conviven entre otros animales, unas 400 variedades de arañas, 50 de ranas, y entre las aves, los tucanes, de los que ha "avistado cuatro ejemplares", asegura, y sostiene que es una especie que se daba por desaparecida en la provincia de Pastaza, cuya capital es Puyo.

En noviembre de 2015, con estudiantes de la Universidad Estatal de Puyo, llegó a contabilizar 134 especies de aves, casi el doble que las 76 que pudo observar once años antes con alumnos de la Universidad del Chimborazo, o de las cien que vio con jóvenes belgas en 2010.

Estas cifras refuerzan su trabajo en la creación de las cadenas de restauración biológica, sin embargo, lamenta la pérdida la anaconda, el oso perezoso, el tigrillo, el caimán, las ardillas, el cusumbo, las guantas, entre otros.

Sostiene que todo este proceso confirma que la recuperación de la biodiversidad es posible en espacios como este "mejor que en bosques primarios", y solo se necesita "la concienciación" por parte de las autoridades y la elaboración de una legislación ambiental adecuada.

"Seguimos esperando que las autoridades capten la dimensión del problema y se adhieran a las soluciones", ha concluido. (03/03/2017)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia