Así va la vida

Famoso chino mintió en el ‘reto del cubo de hielo’

Tardó más de medio año en admitirlo, pero finalmente el millonario chino Chen Guangbiao, una de las celebridades más excéntricas del país asiático, admitió que hizo trampa el pasado verano al unirse al “reto del cubo de hielo”, ya que usó agua tibia.

Chen Guangbiao en el recipiente con agua. Foto: YTIMG

Chen Guangbiao en el recipiente con agua. Foto: YTIMG

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Pekín

00:00 / 22 de marzo de 2015

Tardó más de medio año en admitirlo, pero finalmente el millonario chino Chen Guangbiao, una de las celebridades más excéntricas del país asiático, admitió que hizo trampa el pasado verano al unirse al “reto del cubo de hielo”, ya que usó agua tibia.

En declaraciones a periodistas que hoy reproduce el diario Global Times, Chen reconoció que el cubo de basura en el que se metió en agosto de 2014 para unirse al famoso reto de sensibilización contra la esclerosis estaba lleno de agua a 50 grados, a la que se le añadieron cubitos de hielo en el último momento, lo que templó el agua hasta unos 25 grados.

“Si hubiera sido agua helada no hubiera aguantado”, señaló Chen, quien pasó media hora dentro del recipiente y ya entonces fue ampliamente acusado en redes sociales chinas de hacer trampa, aunque los internautas sospechaban más bien que los cubitos de hielo eran de plástico, algo que el millonario siempre ha negado.

En su particular Ice Bucket Challenge, Chen afirmó que donaría un millón de yuanes (unos $us 160.000) para la investigación médica contra la esclerosis lateral amiotrófica (ALS) y aseguró que si alguien demostraba ser capaz de resistir como él 30 minutos sumergido en agua y hielo, donaría otro millón.

En aquel entonces, cuando ya recibió muchas críticas de los más escépticos, el millonario se defendió señalando que en el pasado estudió kung fu en el mismísimo monasterio de Shaolin, cuna del arte marcial, lo que le permitía resistir mejor al dolor.

Chen, también conocido por su labor filantrópica, es un gran aficionado a protagonizar espectáculos polémicos para llamar la atención y ganar fama, como hizo en septiembre de 2011, cuando para conmemorar el “día sin automóviles” se subió a una excavadora y destruyó públicamente con ella su lujoso Mercedes S600.

A principios del año pasado, también “amenazó” con comprar el periódico The New York Times, lo que causó gran alarma en el medio neoyorquino, donde publicó en alguna ocasión caros anuncios a toda página defendiendo a China o criticando a Japón.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia