Así va la vida

Google Earth Y DRONES frenarán caza de elefantes

De pie en su camión, Marc Goss “despega” en su iPad 3 y un dron de $us 300 zumba en el aire como último remedio para luchar contra los cazadores furtivos de elefantes. Los paquidermos, con pulseras GPS, son seguidos para que no vayan a zonas peligrosas.

Emplean tecnología para proteger animales del Masái Mara. Foto: Efe.

Emplean tecnología para proteger animales del Masái Mara. Foto: Efe.

La Razón (Edición impresa) / El País / kenia

00:00 / 13 de octubre de 2013

De pie en su camión, Marc Goss “despega” en su iPad 3 y un dron de $us 300 zumba en el aire como último remedio para luchar contra los cazadores furtivos de elefantes. Los paquidermos, con pulseras GPS, son seguidos para que no vayan a zonas peligrosas.

“Estamos observando un mayor número de cazadores furtivos”, dice Goss, cuya ropa se camufla entre las ramas de las acacias espinosas de las 30.000 hectáreas de sabana que protege en la Reserva Nacional de Masái Mara en Kenia.

Además del avioncito no tripulado de dos metros de largo, Goss y otros conservacionistas utilizan gafas de visión nocturna y Google Earth para detener el declive de la fauna de Kenia, que atrae un turismo valorado en $us 1.000 millones.

Mientras el marfil de elefante se vende hasta por $us 1.000 el kilo en Hong Kong, Kenia se enfrenta a las mayor amenaza de la caza furtiva en el último cuarto de siglo, según las Naciones Unidas. Al menos 232 elefantes han muerto en el año hasta el 30 de septiembre, más 384 el año pasado de una población de 40.000 .

Amenaza. La demanda de marfil ilícito de las economías en expansión, como China y Tailandia, se ha duplicado desde 2007, según la ONU. Cuando Goos comenzó a usar drones, pensó que iban a ayudar principalmente a tomar imágenes aéreas de los cazadores furtivos y de los masái, que a veces matan a los animales si interfieren el pastoreo de sus vacas; pero pronto descubrió que podían ayudar a ahuyentar a los elefantes para alejarlos del peligro.

“Los elefantes odiaban el ruido de los drones”, explica Goss, que junto a su equipo colocaron collares con GPS en 15 elefantes para vigilarlos a través de Google Earth. De esta manera, los animales se pueden seguir para ver si entran en las zonas de riesgo de la caza furtiva o de conflictos tribales.

“Los drones son el futuro de la conservación; un avión no tripulado puede hacer el trabajo de 50 guardas”, explica James Hardy, un hotelero keniano de cuarta generación. “Llegará un momento en el que los drones estarán en la vanguardia de la lucha contra la caza furtiva. Por la noche se podrían utilizar para recoger fuentes de calor de los cazadores furtivos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia