Así va la vida

Hologramas revolucionarán la medicina y la informática

Aplicación. Investigan las imágenes tridimensionales

La Razón (Edición Impresa) / El País / Madrid

00:00 / 29 de octubre de 2014

La holografía es una técnica de fotografía que, gracias a un rayo láser que graba una película fotosensible, crea imágenes en tres dimensiones parecidas a las que ya conocemos por Star Wars, Prometheus, Iron Man y otras cintas de ciencia ficción.

La tecnología holográfica vive un momento dulce y promete que pronto simplificará el trabajo de los médicos. Un dispositivo holográfico desarrollado por la Universidad de Cambridge acelera el diagnóstico. No es mayor que la yema de un dedo, pero es capaz de analizar un fluido —la orina del paciente, por ejemplo— y crear en tres minutos un holograma que cambia de color cuando entra en contacto con la sustancia que se desee medir, la glucosa en el caso de esta investigación. Esto es posible porque los rayos láser de alta energía, recientemente desarrollados, permiten ahorrar mucho tiempo en crear un holograma. “Si antes llevaba unos diez pasos, nosotros podemos hacerlo ahora tan solo en un par”, dice el responsable del estudio.

Mientras seguimos esperando a que lleguen las computadoras cuánticas, la holografía puede ofrecer también una revolución para la memoria informática. Al contrario que el almacenamiento magnético y óptico, que guardan los datos en una superficie, esta técnica permite guardar los datos en un volumen y ahorrar mucho espacio.

Un equipo de investigación de la Universidad de California ha encontrado una manera de combinar el almacenamiento magnético y holográfico. “Si conseguimos refinar la técnica, seremos capaces de meter un terabyte en un centímetro cuadrado”, afirma Alexander Khitun, líder de este estudio. Comparado con un disco duro portátil actual, esta capacidad multiplicaría por 31 la tecnología existente.

El trabajo con ambos sistemas logra, según Khitun, múltiples aplicaciones: “Por ejemplo, el reconocimiento facial es algo que, por el volumen de datos que maneja, le cuesta mucho a los ordenadores convencionales. Una computadora que tuviera integrado un sistema holográfico podría dedicarlo a esas tareas”.

Michael Bove, investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), es más conservador sobre la viabilidad económica e industrial de este tipo de investigación. “El problema de la memoria holográfica es que, en esos cinco o diez años en que se consiga refinar un modelo experimental, la tecnología convencional puede haber evolucionado hasta hacerla obsoleta o inviable por los costes de fabricación. Hemos logrado hologramas para una pantalla del tamaño de un smartphone, pero de ahí a una televisión holográfica para usar en casa queda mucho. Tal vez diez años para las primeras aplicaciones comerciales”, indica Bove.

Así que por el momento todo holograma se tiene que proyectar desde una pantalla. El sueño de ver una imagen flotando en el aire desde cualquier ángulo todavía no se puede realizar, pero los investigadores avanzan muy rápido.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia