Así va la vida

Mítico burdel marroquí se convierte en hotel de lujo

Fue un sitio famoso en la Segunda Guerra Mundial

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Rabat

01:06 / 24 de febrero de 2016

El Hotel Sphynx, mítico prostíbulo que el músico Jacques Brel hizo famoso en su canción Jeff, ha reabierto sus puertas en la ciudad marroquí de Mohamedía (al norte de Casablanca) como hotel de lujo a pocos metros del océano Atlántico.

Dicen que fue el burdel francés más famoso del norte de África tras la Segunda Guerra Mundial, y que sirvió de inspiración a estos versos del cantante belga, que trataba de levantar la moral a su amigo Jeff.

“Y si todavía estás triste / nos iremos a ver a las chicas / de la Madame Andrée / Parece que han llegado las nuevas”, cantaba Brel, aludiendo a la célebre alcahueta de ese nombre que era conocida en toda la colonia.

Pese a haber sido prohibidos en Francia en 1946, los burdeles eran legales en las “posesiones africanas”, aunque algunos —como el Sphynx— estaban reservados solo a la colonia europea, y los “nativos” no tenían derecho a entrar. En realidad, el Sphynx no solo era un prostíbulo de lujo, sino que también atrajo a numerosas celebridades francesas de la época, como las cantantes Edith Piaf o Dalida, o la escritora Simone de Beauvoir.

Más allá de la turbulenta historia del lugar, el hotel es una referencia en el patrimonio de “art déco” que quedó en Marruecos en el eje Casablanca-Rabat del que forma parte Mohamedía. El Sphynx, que cerró sus puertas en los años 70, ya en el Marruecos poscolonial, ha reabierto tras tres años de obras y una inversión de 20 millones de dirhams (dos millones de dólares), según relata el diario L'Economiste.

Concebido actualmente como hotel de lujo y reposo, el renovado Sphynx ofrece todos los servicios de un hotel de su estilo, incluido un salón de bodas. Quien busque en el lugar aquel antro del pecado, solo encontrará un pequeño guiño en el restaurante, llamado “Madame Andrée”.

Asimismo, este hotel que está ubicado a los mismos pies de las pirámides de Giza y la Esfinge, ofrece a los huéspedes la oportunidad única de explorar uno de los más impresionantes enclaves arquitectónicos del mundo a placer. Un frondoso parque de palmeras rodea este gran hotel diseñado tanto para turistas, con abundantes instalaciones recreativas, como para viajeros de negocios con tres modernas salas de reuniones.

Desde los años 30 del siglo pasado, Casablanca siempre ha disfrutado de una vida nocturna muy activa. Un sentido de la diversión que se ha propagado actualmente a las estaciones balnearias de los alrededores. Mohammedía se encuentra a 28 km al norte de Casablanca y es muy frecuentada por una clientela constituida principalmente por hombres de negocios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia