Así va la vida

Muere Horst Brandstätter, los Playmobil están de luto

Innovador. El primer muñeco se presentó en 1974

Horst Brandstaetter, presidente de la compañía de los juguetes Playmobil.

Horst Brandstaetter, presidente de la compañía de los juguetes Playmobil. huffingtonpost.es

La Razón (Edición Impresa) / Marco Basualdo / La Paz

00:00 / 10 de junio de 2015

Fue el ingenioso fabricante de aquellas miniaturas que emulaban la vida real. A sus 81 años murió Horst Brandstätter, el padre de los Playmobil, juguetes que después del fallecimiento de su fabricante se pusieron de luto, según agencias.

A través de un comunicado, la compañía informó que el empresario alemán murió tras padecer una enfermedad “corta y grave”. Brandstätter comenzó a trabajar en el negocio familiar en 1952, a los 19 años, y dos décadas después dio un giro a la industria del juguete al dejar de trabajar con el metal y desarrollar los famosos muñecos de plástico.

Nació en Zirndorf el 27 de junio de 1933 y seguía en activo al frente de una compañía que cuenta con más de 4.000 trabajadores. Antes de sacar al mercado los Playmobil, el negocio que la familia Brandstätter fundó en 1876 ya había triunfado en el mercado de los juguetes fabricando los hula hoop.

Hacia 1971, la empresa empezó a trabajar en los muñecos de plástico, los clicks, llamados así por el ruido que hacen las piezas al encajarse. La crisis del petróleo y la necesidad de rebajar costes empujó a la juguetera a desarrollar la idea del diseñador alemán Hans Beck, que se encargó de crear una nueva gama de juguetes. Beck, fallecido en 2009, creó la figura de 7,5 centímetros que podrían personalizarse y ampliarse continuamente de forma cómoda y poco costosa.

El primer Playmobil se presentó en la Feria del Juguete de Nuremberg de 1974; aquellos primeros compañeros de juegos fueron un caballero, un obrero y un indio americano, figuras que tuvieron un gran éxito. Brandstätter era entonces el único dueño de la empresa, que administraba junto con dos gerentes.

Desde esa presentación, se fabricaron 2.700 millones de estos muñequitos. La idea les salvó entonces de la bancarrota, según admitió años más tarde Brandstätter, que seguía “sorprendido” por el éxito que los clicks aún tenían entre los niños. “A la gente que ve por primera vez una figura de Playmobil normalmente no les impresiona, en apariencia es muy simple. Su atractivo está en las historias que provocan en la imaginación de los niños”, dijo alguna vez Brandstätter. Los niños lo conocían como “señor. Playmobil”. Hasta el final, cuando estaba en su casa de Zirndorf en Bavaria, Horst Brandstätter acudía diariamente a la oficina.

“La familia Playmobil no solo ha perdido a su líder, propietario y patriarca, sino que la industria juguetera de Alemania ha perdido a una de sus personalidades más distinguidas”, aseguró la empresa tras el fallecimiento de su líder. Playmobil, que en 2014 facturó más de $us 600 millones, fabrica cada año 100 millones de muñecos en sus plantas de Alemania, Malta, la República Checa y España.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia